Sábado Agosto 19, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Venganzas

El cochinero de la Línea 12 no solo involucra a dos administraciones de gobierno del Distrito Federal, la de Marcelo Ebrard y la de Miguel Ángel Mancera, sino a políticos resentidos que utilizan sus cargos públicos y las informaciones confidenciales gracias a ellos obtenidas como armas de venganzas personales y de grupo.

Las que pudiesen ser pruebas judiciales de ilegalidades o abiertos delitos se convierten en meros elementos de desprestigio al enemigo, de escándalos mediáticos y de ataques políticos.

Hoy, nadie duda de que las fallas en la línea 12 son producto de errores técnicos pero también de decisiones político-administrativas equivocadas y presumiblemente interesadas en obtener beneficios económicos ilegales. Sin embargo el fondo del problema a nadie interesa, los sobre costos de la obra y los de su reparación que habrán de pagar todos los mexicanos tampoco y mucho menos el que medio millón de mexicanos se hayan quedado sin medio de transporte por la suspensión de la línea 12, hace ya casi un año.

Lo único que les importa es su permanencia política y la ventaja personal sobre el contrario. Así se comportan Mancera, Ebrard, Joel Ortega y demás funcionarios y exfuncionario involucrado en este gran escándalo, incluido el propio Presidente de la República que culpa a Marcelo de haber filtrado la información de la “casa blanca” de la Primera Dama. Lo cierto es que la reacción de Ebrard ha descompuesto aún más el ambiente político capitalino justo en el periodo de selección de candidatos a diputados locales y federales y a Jefes delegacionales. El abierto y público respaldo de Andrés Manuel López a Marcelo ha puesto a temblar a más de uno.

Mancera no sabe qué hacer ante la presión de más posiciones de parte de todas las tribus perredistas y al parecer sus relaciones con Andrés Manuel Obrador y su partido Morena se han enfriado tanto como un hielo, lo que tensa más el ambiente político defeño, pues nadie confía en nadie.

En Los Pinos y el Palacio de Covián tampoco parecen estar muy claros en qué hacer con Ebrard pero parecen dispuestos a todo con tal de evitar que el ex Jefe de Gobierno alcance una diputación federal que le dé mayor foro político a sus presiones al régimen.

Así las cosas.

Ambientes y barrios

Muy poco se ha hecho en la zona metropolitana de la Ciudad de México por mejorar las condiciones el transporte público, el padecer de los ciudadanos crece cada día en muchos pasan hasta cinco o seis horas diarias para trasladarse de sus hogares a sus trabajos y viceversas. Nada hacen los gobiernos de Eruviel en el Edomex o de Mancera en el D.F. Por lo que se ve todas las omisiones y fallas registradas en el seguimiento de los protocolos de seguridad en el caso del Hospital Materno Infantil de Contadero quedarán como siempre sin sanción alguna, la Procuraduría de Justicia capitalina nada hace porque se cumpla la ley.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar