Viernes Noviembre 24, 2017

rfvDiario Ejecutivo
 
·       Tras el sismo, algo va a cambiar en México
·       El temblor sacó lo mejor y lo peor del país
·       La tierra, cuando habla, nunca dice mentiras
 
Estoy seguro: algo va cambiar en México después del temblor de este nuevamente fatídico 19 de septiembre.
A través de su historia, algunos sismos han dejado mensajes de cambios en la estructura política, económica y social de nuestro país.
Algunos ejemplos son los siguientes:
 -En 1908 y 1909, se registraron varios sismos de alta magnitud (de 7.54 a 7.95 grados Richter). Fueron poco antes de que se iniciara la Revolución Mexicana, considerada a nivel mundial como el primer movimiento social del siglo XX. Estos temblores dejaron un número de víctimas que no se conoce actualmente con exactitud. El 7 de junio de 1911, precisamente el mismo día en que Francisco I. Madero entraba en la capital de la República Mexicana se presentó otro sismo. Se le conoció como el “temblor maderista”. Murieron más de 40 personas según las cifras oficiales y fueron afectados edificios icónicos como el Palacio Nacional, además de más de 250 edificaciones. Estos sismos anteriores y durante la entrada de Madero a la capital marcaron de alguna manera la urgencia de un cambio en la sociedad y el inicio de una guerra interna que duró por lo menos dos décadas.
-En 1957 se registró el temblor en el que se cayó el Ángel de la Independencia. Este movimiento telúrico tuvo un doble significado: por una parte gobernada el último presidente que había vivido la revolución, Adolfo Ruiz Cortines, y por el otro fue cuando la Independencia comenzó a mermarse y entró de lleno a México con toda su fuerza, la cultura de Estados Unidos que para la década los sesentas ya estaba en pleno apogeo en nuestro país. Prácticamente el sismo coincidió con el inicio de un periodo conocido como “Desarrollo Estabilizador”, que buscaba la mexicanización del país, con el impulso a la producción de bienes intermedios y de bienes de capital y las políticas proteccionistas.
-El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el preámbulo de un cambio político y social en México. En lo político, tras de que la sociedad se organizó para volcarse en ayuda solidaria, fue necesario modificar algunas estructuras y se dio fin al partido único. Dos años después el PRI se dividió y poco más tarde, en 1988,  buena parte de la sociedad votó por Cuauhtémoc Cárdenas, quien seguramente hubiera obtenido el triunfo como presidente de la República si no se hubiera registrado la “caída del sistema”.  En lo económico, el sismo también fue agorero de un giro total en la política económica. Un año después de la tragedia, México solicitó su ingreso al GATT, con lo se dio por concluido el proteccionismo que se había registrado en las décadas anteriores. El ingreso al Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT) fue el primer paso para la apertura indiscriminada que se vive en estos momentos y que, para muchos, ya ha llegado a su fin y se requiere un nuevo modelo económico que termine con el privilegio hacia los capitales extranjeros.
-Este 19 de septiembre de 2017 volvió a temblar en el país. Seguramente algo tendrá que cambiar, pues nuevamente la sociedad se ha volcado en ayuda solidaria y también existe una demanda generalizada de la sociedad de modificar las estructuras políticas y económicas.
 
Un cambio contra el materialismo salvaje
 
Aparte de los cambios en las estructuras económicas y políticas que, como lo explico en párrafos anteriores, han surgido después o de manera paralela a los sismos en México, puede haber cambios sociales interesantes.
Todos los mexicanos hemos aplaudido la labor que realizan los rescatistas en los edificios derrumbados. También hay millones de mexicanos que han manifestado su ayuda de otras formas. Incluso creo que todos han (o hemos) puesto algún granito de arena para apoyar a las personas que han perdido familiares, casas o posesiones materiales.
Creo que todos (al menos muchas de las personas que conozco así lo afirman) hemos sentido después del sismo una nueva sensación. Un espíritu solidario que de alguna manera deja atrás la cultura del individualismo salvaje que se vive en estos momentos y que es culpable de muchos de los grandes males que enfrenta el mundo.
En este sentido es muy probable que después del sismo haya una nueva actitud de los mexicanos que privilegie el humanismo en contra del materialismo (también salvaje) que se ha apropiado de la sociedad en las más recientes tres décadas. Por lo menos así lo demuestran las redes sociales que están externando que millones de mexicanos son capaces de dejar de pensar con egoísmo para pensar en la solidaridad con los demás.
La enseñanza de la sociedad organizada, con este temblor se ha convertido en una esperanza para que las cosas cambien. Para que el ser humano vuelva a tener valía por sí mismo y no por sus pertenencias materiales.
Ojalá este fervor social no sea eliminado la semana entrante cuando la vida comience a gravitar sobre su cotidianidad. 
Sí, estoy seguro, de que vendrán muchos cambios, si se toman en cuenta los mensajes de los sismos. Ojalá sean para bien.
 
Del honor al horror
 
Lamentablemente, así como ha salido lo mejor de los mexicanos en estos días de desgracia, también ha surgido lo peor. Hace unas horas escribía en las redes sociales el siguiente mensaje: 
“En estos momentos hay dos grandes tendencias en las redes sociales:
“1.- El júbilo, respeto, admiración y homenaje a los miles de voluntarios que se han movilizado en ayuda.
2.-La condena unánime a políticos de todos los partidos.
“Lamentablemente no he leído una sola crítica a los empresarios que son, por lo menos, corresponsables de las tragedias ocurridas durante el sismo pero se "lavan las manos" anunciado donaciones. En buena medida, los casos más graves de desgracia son causa de la voracidad empresarial, del afán de lucro de los empresarios. Edificios mal construidos para aumentar sus ganancias, escuelas que funcionan sin protocolos de seguridad pero que se convierten en lucrativos negocios. Oficinas o fábricas como la de Chimalpopoca, que operan a veces hasta en la clandestinidad para saciar la ambición de sus dueños. El día del temblor fui de testigo de cómo un empresario intentaba hacer entrar a sus trabajadores a un edificio de oficinas que se veía dañado, hasta el portero le levantó la voz. Lamentablemente, así como los jóvenes han sido el honor de México, los empresarios mexicanos (creo que más que los políticos) son el horror de nuestro país”.
Considero que precisamente el honor de los millones de mexicanos de quienes nos sentimos orgullosos es opacado por el afán de lucro de muchos empresarios. Es cierto que ha habido empresas, como todas las telefónicas, que sí han puesto su infraestructura al servicio de la sociedad en un momento de emergencia. Pero también hay otras que han antepuesto el afán de lucro o de primicia por encima de los intereses de la sociedad.
Está, desde luego, el caso de la niña Frida Sofía, pero también hay muchos otros. Por ejemplo hay muchos edificios que pudieran estar en mal estado y sus dueños no han pedido siquiera una verificación del inmueble. El lunes, seguramente, estarán llenos de trabajadores que entrarán a laborar (en un edificio inseguro) con el miedo en las entrañas para no perder el trabajo. De estos hay cientos.
Están también las empresas que ya han comenzado a lucrar con sus supuestas ayudas  o que aprovechan el sismo para hacerse publicidad y mejorar su imagen, pero que son incapaces de eliminar un peso a sus deudores o de pagar al fisco lo que les corresponde. Incluso es probable que en los meses siguientes habrá empresas que no paguen sus deudas (o a sus trabajadores) poniendo como pretexto el temblor pero su único fin es la ambición personal o saciar el hambre de lucro de sus accionistas.
Otro de los horrores ha sido el de los delincuentes que haciéndose pasar por personal de Protección Civil se han dedicado al robo de casas.
Todavía falta mucho por ver en los próximos días. Muchas cosas buenas, pero también malas. Por todos los horrores tiene que venir un cambio que nos permita honrar a México y honrarnos a nosotros mismos.
Algo va a cambiar estoy seguro. Dice el filósofo del metro: La tierra, cuando habla, nunca dice mentiras.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Diario Ejecutivo

Bancos crecen 1,500% más que economía

Baxter: una ignominia y sus secuelas en México

Muere de inanición la economía mexicana

20 trabajadores para encerrar un preso

Respuesta: investigarán medidores de CFE

¿Vendrá a México primera automotriz rusa?

Las trampas del concepto “Fuerza México”

¿Volverá Oceanografía a Pemex?

Lejos de Dios y tan cerca de Navarrete

Brad Pitt y Pemex: huachicoleo importado

Los mensajes subliminales de Slim

CFE-PRI-Atlacomulco y la antisolidaridad social

La guerra de cifras por el terremoto

¿Realmente perderá Televisa por el sismo?

Reiniciamos: Fase Dos… y lo que viene

Tras el sismo, algo va a cambiar en México

México: ¿Estás bien? Mañana será otro día

MAME: ¿por qué invades mi privacidad?

Leche y TLCAN: en peligro sector estratégico

Ficrea: otra vez a la PGR ¿y la justicia?

Sismo: insensibilidad de Meade y de bancos

El pleito OHL-Infraiber, a todo lo que da

TLCAN- México: ¿Otra vez en lo oscurito?

Las matemáticas no mienten; EPN sí

EPN y la leyenda de las mariposas negras

La ENIGH y el informe del sexenio perdido

Miguel Ángel Godzilla destruyó la capital

Ruiz Esparza y los cinismos del silencio

Un anillo de compromiso en el eclipse

TLCAN: modelo mexicano, arrinconado

Si quieren, pues que paguen; es lo justo ¿no?

Las negociaciones del TLCAN y el futbo

Subtítulos: ¿realmente cumplen las televisoras?

Caso Rafa y Julión: titipuchal de preguntas

Peña Nieto y el fantasma de Custer

Coaching, la neo secta del SXXI y los legionarios

El oficio de la sumisión ¿Y la soberanía, apá?

Señor Meade: el orden de los factores…

Holbox: llamada de atención mundial

Violencia: cáncer del modelo económico

La irresponsabilidad social de las empresa

Negociadores del TLCAN ¿a quién representan?

La rebelión Zapotitlanes

El Paso Exprés y la corrupción PRI-AN-PP

El TLC y los renglones torcidos del maíz

Concentran grupos financieros dos veces el PIB

El drama social del del cierre de "Toñitos"

Edomex, campeón de corrupción a IP

La jornada : claves par entender el conflicto

De Bayby Boomers y Heides a viejitos pobres

¿Con qué cara señor presidente Peña?

Medios: más ingresos con menos personal

Los bancos y la guerra electoral

Documentan el "racismo a la mexicana"

Mazapanes con azúcar morena

México campeón mundial de desigualdad

Bezares: la doble moral de Xóchitl Gálvez

Sanseacabó: el santo del PRI y de EPN

Acuerdo azucarero y el efecto Trump

El día que murió "La libertad de prensa"

Delfina ganó mucho: ¿Ganará EPN?

La práctica común del litigio en medios

Otro homenaje a Manuel Buendía

Primer semestre: nos volvieron a saquear

¿Porque los maestros apoyan a Delfina?

Respuesta de SuKarne a esta Columna

Tecnoradio y ultimátum a Radio Centro

Sagarpa y SuKarne: historia de terror

Sembrar miedo mantando periodistas

IP: Mentirocracia, agnotologia y promesas

Mexicanos, ya no en Dios confiamos

Subtítulos: México, mal; Miami, bien

IP: cada vez más RP y menos PP

Irresponsabilidad en deporte mexicano

Primer trimestre muy contradictorio

1 de mayo: 10 hechos para indignar

Edomex: PRI gana con segundo lugar

Mancera: Ahora si te tengo miedo

Gobernadores: neoliberalismo y corrupción

Inseguridad, mensaje múltiple del INEGI

¿Para qué o para quién sirve el INEGI?

Otra vez, la doble moral de Mancera

Minería: México no entiende historia

EU y México: la crisis de los medios

La deuda que todos pagamos

Marzo, Mes de Muerte a periodistas

Reviven (mediáticamente) el caso Ficrea

Ecos de la 80 convención Bancaria

La Rambo económica y el trumpito

La 80 convención Bancaria y la política

Golpe y acoso: ¿Venganza de Mancera?

Medios: dueños ricos, periodistas pobres

Mancera: principal promotor de AMLO

El “Negro” que puso en jaque al mundo

Periodismo y la crónica de la crónica

Oídos sordos a “es la economía, imbécil”

Sí, salvan la Loma: KO a SCT y Altozano

No sólo en EU, aquí peligra libertad de expresión

Logro de EPN: eliminar justicia social

En riesgo, lo que queda de la paz social

En 2016 creció el club de los Nabab

El engendro abortado de Billy Álvarez

15 notas sobre la marcha de la sumisión

Trump: mexicanos apáticos, gringos proactivos

Los bancos, superganones en el 2016

Más Noa Noa que Constitución del 17

Réquiem por los derechos de la audiencia

Slim: Terminator, Negociator e Ilustrator

El cacique golpeador y la amante sumisa

En solidaridad con la Jornada

El Pacto y la crisis de representatividad

¿Por qué no una marca de autos mexicana?

Scrooge y hartazgo de los reyes magos

La insaciable hambre de la iniciativa privada

Carta a Crescencio Ibarra, padre de Rubí

Cadenas de TV: reprobadas en confiabilidad

2017: economía de pronóstico reservado

Derechos humanos y débiles auditivos

El nuevo socio (sucio) de Pemex

Crisis de defensores de la audiencia

Telenovela Zeta: ¿episodio desde la cárcel?

¿Quién mató a la revolución mexicana?

El regaño al niño Nuño y los subtítulos

TLC: hay que tomar la palabra a Trump

Trump: el juego de cada quien su idiota

¿La UNAM apoya a Moreno Valle?

EU, 22 años de proteccionismo en salud

Los “prietitos” de Enrique Peña Nieto

Vino la calaca y escribió calaveras

Monsanto inicia experimento de maíz en México

Ahora sí investigan a Nadro y Marzam

Verdadero año de Hidalgo del PRI

Execrable manipular a los jubilados

QR: ¿la venganza del pirata del Caribe?

2 de octubre, evocando al otro 68

Agro: dos caras de EU y crisis en 2016

La muerte como bandera política

Un ángel transexual y una familia dividida

Collins pide trato igualitario a transnacionales

Uptown y buitres de la crisis financiera

La Mal parida Asamblea Constituyente

Día del Grito...de dolor y de coraje

México, un país de otro planeta: ONU

Ni Videgaray ni Mead lo ven; Trump, si

Gasto mediático: ¿sobregiro o subejercicio?

Los "guardias blancas" de EPN y Larrea

Muro trumpiano, empresas de EU y Baxter

Banamex y EPN: publirrelacionista de Trump

Vidanta: respeto a gente y ecosistemas

Vidanta, ¿investigado por la ONU?

Cofepris tiene tareas más importantes

En peligro, único boom exportador: el agro

La danza de los 10 mil mdd en medicinas

De Puebla, palitos, pericos y Baxter

La impunidad panista de La Loma

Otra vez, la transnacional Baxter

35 años de la PC ¿Y la Printaform?

Cenegas: nuevo centro, misma corrupción

Río: Temer y el cáliz de Chico Buarque

Tv olímpica, más abierta que el duopolio

José Carral: ¿Tirará 70 años a la basura?

Megamarcha: 100 mil campesinos despojados

Siéntense a comer: es temporada de chiles

Eurisaces: más socios ¿y la justicia, apá?

Tequileros ponen en jaque al mezcal

Reacciones al desvío de Pemex a la IP

El perdón desinfla salvavidas de OHL

Desvían 5,000 mdp de Pemex para IP

¿Qué trae Mancera contra la prensa?

Una ultra-alianza mega-bicicletera

Tres artistas por cada abogado

A 40 años del golpe de Excélsior

Safe ayuda a la viabilidad del IMSS

Obama el populista y EPN el cínico

Otra vez la discriminación a sordos

El día que EPN se comprometió con Bailleres

Brexit, los imbéciles son otros

EPN y el estado general del país

BankAmerica: banquillo de los acusados

La doble moral del sector empresarial

Mancera, el príncipe idiota, y el iluso

Los mexicanos que lavan dinero

Dinero: eje de "la agenda setting" mexicana

Ficrea y Sefise: justicia olvidada

Las elecciones y el nuevo eje libanés

Periodistas y asamblea constituyente

Bienvenidos al nuevo Despidolandia

Fuga de capitales, corrupción, etc/parte 2

Fuga de capitales, corrupción, etc, etc, etc...

El trabajador mexicano: una caricatura

Redes: Fuenteovejuna el siglo XXI

Tlaxcala y la Malinche quistémica del IMSS

A 3 pesos cada limón de Papá Porky

La panza del caballo de Troya del Siglo XXI

Baxter y la palabra de Deshonor

50 (+) marcas para estimular la nostalgia

En IED, México pierde confianza

El País: cómo dinero mata periodismo

Demanda a un quiste del Seguro Social

Una vida vale menos que una noche de hotel

¿En dónde está Antonio del Valle Ruiz?

15 claves para tratar de entender a Brasil

Un quiste adherido al Seguro Social

Del precio del limón a los porkys violadores

Uber derriba el mito del libre mercado

Telenovela Zeta: congelan cuentas al patriarca

Los papeles de Panamá: es la moral, idiotas

Los Porkis, agravio a los mexicanos

En defensa del mezcal: ¡No a la 199!

El vía crucis de las nuevas manceradas

The Independent y el accionista mayoritario

Solidaridad con Arne: ¿Quién apoya a Libien?

Si señor EPN: la IP es corrupta ¿y ahora qué?

Récord en sobreexplotación de mexicanos

Caso Sefise y los orígenes de una mafia

Rebelión de la IP contra el SAT

Los otros dos Méxicos, de la ABM

Por la ética en los dispositivos médicos

Miguel Ángel Mancera: "El huero verme"

2015, ano negro para las empresas

Nuño, alfabetismo, Canal 11 y subtítulos

Con EPN, el mayor saqueo de la historia

PIB pre cápita: Ko ¿Qué festeja EPN?

Otra Cara: sacar a PiSA a coo de lugar

Baxter niega imputaciones

¿Patrocinó el INE transmisiones papales?

Concluye la papamanía:¿sirvió?

Esta es Palabra de francisco

Papa Francisco: inconodidad y complicidad

¿Qué piensan los periodistas de la economía?

TVUNAM-Televisa¿Regreso al futuro?

Baxter contra transparencia del IMSS

¿Quien liberó a defraudadores de Sefise?

El periodismo: OHL y Tajamar

Dos empresas por cada sindicalizado

Chapo, Canteli y el subcartel de Puebla

La Guerra por los subtítulos es de AL

La economía, mal y de malas

Semilla Del CCE ¿malos políticos?

Escandaloso caso de Reserva Santa Fe

Carstens: tarde, pero con sueño

Telenovela Zeta: ¿una nueva traición?

José Ángel Gurría: político mentiroso

La noche de los zapatos vacíos

Los trabajadores, invisibles para autoridades

2015: los mexicanos engañados

UnomásUno: el dolor de la alergia

El CCE: juguete político de Claudio X

Este es un asalto chido, versión 2015

Autos eléctricos: verdadera revolución

La IP, corrupta: 2 de cada 3 mexicanos

Mancera: Violar DH para ¿Salvar DH?

Día de la discapacidad: ¿Y los sordos?

COP21 y los golpes de pecho

La disuasión y la comunicación social

Intocable, el gringo Rey de la Jaiba

Caso Mixe: ¿privatizar lo colectivo?

Otra vez corrupción en SCT e Infonavit

Diario de un (Buen)fin de semana largo

Telenovela Zeta: el invierno del patriarca

Santa Fe y la constructora invisible

Belisario: medalla totalmente Palacio

Regresa el bodrio llamado Buen Fin

Foro agropecuario rompe expectativas

Defensa de la mataperros de la Condesa

Huracán Patricia e hipótesis del ASPAN

Linchamiento: 10 datos sobre Ajalpan

Sangrar al IMSS: deporte nacional

Negociación ATP (A Todo Peligro)

Venden Turín ¿Qué queda del chocolate?

El maíz que un día fue nuestro

Los ladrones del Club del Conejo

Eurisaces daña la reforma energética

¿Qué pasaría si la mafia mata al turismo?

De cómo un gringo robó la jaiba nacional

Protección a periodistas: desproporción

Mancera, sospechosismo y extorsionismo

EPN, el deporte y los sacadólares

Matan otro periodista: ¡Paren esa masacre!

Eurisaces, defraudó a ahorradores de Ficrea

Mancera y su capricho de 480 mdp por 16 días

Privatización IMSS-ISSSTE/ parte 3

En México un lema: morir de periodismo

Peña Nieto: ¿Y los mexicanos, apá?

Reservas peor que en efecto tequila

La pobreza y naranjas de cinco pesos

Nafin, Bancomext, Findes: ¡Cuidado!

México: medalla de oro... en esclavitud

Pobreza impide mejorar economía

Privatización IMSS - ISSSTE ¿rumor?

En Francia, Le Chapó, Dantés y ValJean

Mancera: el pez se pudre por la cabeza

Delicados: la destrucción de una marca

Gracias Grecia: ¡no al chantaje!

Jacobo, el periodismo y el antiperiodismo

Hoy, golpe a la economía trabajadora

Hetero Drugs y los principios activos

+Kota se burla de redes y Anonymous

Mancera: estilo salinista de gobernar

1981 y el fracaso de la globalización

El México maravilloso de EPN y Videgaray

Donald Trump el ecocida y memoricida

Club Bilderberg, EPN y Grupo Monterrey

Mexicanos votamos por el bolsillo

Fraude a Unifin, tipo Oceanografía

Guajardo: ¿Otra traición a patria?

Trabajadoras sexuales: acosadas en su día

Blatter: un sinvergüenza y para colmo cínico

Escándalo de la FIFA ¿Y la FMF?

Mancera y Uber: ¡Que se jodan los feos!

Para Edomex 2,802 mdp más que en 2014

PGR y la criminalización de periodistas

SCT: precisiones y reiteraciones

¿Renunciará Ruiz Esparza a la SCT?

Grupo Zeta: hormona mata neurona

Otra vez más: periodistas agredidos

Otra vez más: periodistas agredidos

Limpieza social marca #Mancera

¡Hijos de su hackeadora madre!

Diez observaciones sobre La Jornada

¿Hay en México genocidio económico?

Empresas ganan, los mexicanos pierden

Réquiem por las salas de prensa

Acuérdate de abril: muerte en la radio

Las fuerzas armadas, en la economía

EPN, IED y esclavitud automotriz

La guilda de los neoliberales

La ironía de la "Hermosa Juventud"

Vergara: cuando pierde arrebata

Semana santa de Poncio Mancera

Todos contra Joaquín Vargas

Premio Nobel y la ira de EPN

Insólito: más violencia igual a más crecimiento

Salud: sector público desmantelado

Ecos de la convención bancaria

Convención bancaria: optimismo

Aristegui: la sociedad no era arisca

Convención Bancaria: de Greenspan a Bernanke

Nueva televisión o viejos vicios

Carstens: el avión ya se cayó

Balanza comercial en focos rojos

País de "cuello blanco" y "cuello" a secas

¿Y la IP, apá? ¡Ingrata pérfida!

HSBC, beneficiario de condonaciones

Sombras de Grey: R.R.P.P. y EPN

¡Te extrañamos, Don Fernando!

SIEM: en 40 días 140 empresas menos

Caso HSBC: la otra vergüenza

El caso los trabajadores expiatorios

Borola Tacuche entró en cartera vencida

Periodismo, outsourcing y mileurismo

La ciencia en el país de la ignominia

Asesores de inversiones "piratas"

665 pulquerías y curiosidades cantineras

En México: ¡urgen más cantinas!

Petróleo más barato que el agua

INE, como el perro de las dos tortas

Roberto Servitje: el gran provocador

TLC: ¿otro bloque que se desmorona?

Ya llegó el periodismo del futuro

¡Viva María! 50 años y nada cambia

¿Por qué no llegaron los reyes?: versiones

Día de los inocentes: personajes

Las mentiras de los economistas

Regalos de navidad a EPN y trabajadores

Slim, de banco familiar a banca masiva

Van 60 años con la misma especulación

Mancera: digno sobrino de su tío

Ayotzinapa: víctima de lucro mundial

Televisa puso de rodillas a EPN

En diciembre: la cuesta de enero

Gaviota: devuelve tu casota

Dos años de EPN: despertar de la sociedad

EPN descubrió el México real

FMF y su corazón de Chapultepec 18

Con Plascencia, opacidad en la CNDH

El arte y Su Alteza Imperial de BC

Ayotzinapa y los Rubén Figueroa

Carmen y el cáncer del antitabaquismo

Tequila 100% agave azul: made in Sinaloa

Azúcar: dulce bandera de paz con EU

Apoyo al campo o tensión social

Inicia Foro Global Agroalimentario

Crónica de un día en la Pana

Vivienda en el DF: ahogada sin salvavidas

El olvido de otros asesinatos políticos

Nafinsa aterriza reforma energética

La marcha y ¿el despertar de México?

Luces del Siglo: la infamia

Vegetarianismo involuntario

Respuesta de Stevedoring (SSA)

El colmo: Chinos explotan a chinos en México

Corrupción y 3 décadas perdidas: ANEI

Licitaciones de TV: ¿intereses encontrados?

Roberto, sus 97 hijos y 23 esposas

Mancera y debate sobre la izquierda

Bancos: 11,675 mdp en publicidad

Felices fiestas transgénicas mecsicanas

Grupo México: Sonora y duelo de intereses

Alemán: urge rescatar a la clase media

Videgaray olvidó al mercado interno

Sector pesquero, con la quilla rota

Informe: AICM, Malinche, autos, metro, BM

Campo: la reforma que no va

Los parquímetros y las redes sociales

Con EU, la amarga guerra del dulce

Parquímetros ¿quién gobierna esta ciudad?

Dinero al campo, baja interés a sólo un dígito

Justicia ¿Hasta dónde llegará?

Renault regresa por sus fueros

Vida y comida, a meses sin intereses

Juventud: desesperanzada y exiliada

El escándalo Iave y el socio de Televisa

Holbox: pobreza, ignominia y economía

Informalidad: ¿experimento de la IP?

El extraño caso de la baja del gas?

La economía virtual crece ¿y la real?

Ecocidio: una tragedia en cuatro actos

Europa, nueva guerra del atún

Guitarras: Bye, bye Paracho; Welcome China

Un partido económicamente correcto

Diario Ejecutivo-Deudores morosos ¡no están solos!

Diario Ejecutivo-¿Por qué Estados Unidos ataca a México?

Recaudación fiscal

Futbol: México enajenación

El Mezcal

Olvido de Videgaray

Herbolaria Mexicana

Chuayffet

¿Realmente fue Bullying?

Sordos Televisa y TV Azteca

Tres Méxicos

¿Cuál es la verdadera “campaña negra”?

Señor Meade: México sí está en crisis

El teleférico: ¿negocio para quién?

Telmex y la parábola de modernización

¿Cuál cuesta y gasolinazo? ¡A gastar!

Trump: político que miente con la verdad

Cumbre: Slim, Alemán, Carreras, inversión