Domingo Junio 24, 2018

ECONOMIAS

Trabas para Argentina

Buenos Aires, Argentina.- La situación económica de Argentina a lo largo de los doce años de Kirchnerismo no ha sido lo prometedor que esperaban sus seguidores ni tan lamentable que quisieran sus detractores.
 
La derecha reclama con furor el cierre total o parcial de las exportaciones, los límites a la compra  de dólares, los controles de precios, los techos en las negociaciones salariales y las trabas al giro de utilidades de las empresas extranjeras como grandes limitantes al crecimiento económico.
 
Los sectores de la izquierda, especialmente los kirchneristas, sostienen que estas políticas principalmente establecidas en el mandato de Cristina Fernández han combatido eficazmente la fuga de capitales, evitado la caída de las reservas del Banco Central, frenado el alza de los alimentos y contenido la inflación.
 
Ambas posiciones dicen parte de verdad y de mentira pero lo cierto es que la condición económica argentina es de debilidad con fuertes presiones devaluatorias, un dólar controlado con un mercado paralelo, denominado “dólar blue”, que ya rebasa en casi 50 por ciento la cotización oficial de 9.20 pesos por dólar.
 
La economía ciertamente está controlado e sectores vitales lo que ha obstaculizado la inversión extranjera, limitado las utilidades y controlado los precios de productos y servicios básicos, pero justamente ello ha impedido un mayor empobrecimiento de la población.
 
Recién la Universidad Católica de Argentina, a través del Barometro de la Deuda Social reveló los datos de un estudio de acuerdo al cual el 28.7 por ciento de la población, esto es alrededor de 11 millones de argentinos viven por debajo de la línea de pobreza, esto es 1.2 por ciento más que el año anterior.
 
Además 5.4 por ciento de la población (dos millones de argentino aproximadamente) se encontraba en estado de indigencia, pobreza extrema, cifras que encaran los datos oficiales que afirman que el gobierno de Cristina Fernández ha logrado una reducción de la pobreza.
 
De una u otra forma la situación de la vida real será el principal elemento que los grupos políticos exploten en el actual proceso electoral que deberá concluir en octubre o noviembre si hay una segunda vuelta.
 
El kirchnerismo enfrenta una dura prueba tras tres periodos en el gobierno, ellos sostienen que la superarán pero la moneda está en el aire y mucho dependerá si la fragilidad de la economía argentina se mantiene estable o se fractura de lleno.
 
AHORROS
 
Por cierto que un estudio del Fondo Monetario Internacional, que encabeza Christine Lagarde, prevé un “delicado escenario” para Argentina con un “estancamiento económico” por la escasa inversión nacional e internacional y las restricciones que limitan la actividad productiva. De manera concreta asiente: “se prevé que en Argentina la economía permanezca estancada en 2015 y 2016”. Sin embargo, habría que destacar que se habla de estancamiento y no de un desfonde económico, con  previsiones de un decrecimiento de solo 0.1 por ciento para el 2015, menos que la previsión anterior del propio FMI de 0.3 por ciento, mientras que para el 2016 la estimación es de cero crecimiento, con recesión hasta el 2017, por lo menos.
 
A pesar de que los índices inflacionarios oficiales establecen una alza de precios anual inferior al 7 por ciento, debido principalmente al control de precios en productos y servicios básicos, en los primeros seis meses de este 2015 las cotizaciones de los alquileres en los espacios Premium subieron 24 por ciento en relación al semestre anterior. Los precios establecidos en dólares, arrojan aproximadamente 8.3 unidades de la divisa americana por metro cuadrado. Curiosamente este segmento ofreció un crecimiento del 7 por ciento en el periodo, con una oferta total de 1.4 millones de metros cuadrados.

 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter @salvador_mtz

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar