Martes Septiembre 18, 2018

 

Romeos

Autor: David Gaytán

Dirección: David Gaytán

Actuación: Diana Sedano, Diana Fidelia, Ana Beatriz Martínez y Hasam Díaz

 

Un pasillo de acaso metro y medio de ancho (y eso por decir un número que nos haga imaginar un escenario relativamente ancho para esta propuesta escénica) enmarca la situación de unas amantes que se unen a partir del secuestro. En esas dimensiones, y con la profundidad del escenario del Teatro La Capilla, se desarrolla la creación de Mario Marín del Río quien diseña la escenografía, el vestuario y es el responsable del diseño gráfico. La acción ocurre en el hotel Romeos. Paradógicamente no hay "Julieta", sino dos mujeres que se conocieron originalmente como "secuestrada" y "secuestradora".

Ya en el programa de mano nos advierte David Jiménez que se trata de una puesta en escena que no corresponde a un modelo definido o a la construcción forzada del 'estilo' del director. Sin embargo si podemos decir –como de Richard Viqueira, si se me permite el comparativo- que se trata del trabajo de un artista escénico que en cada puesta en escena juega a re-inventar el espacio escénico para llegar a la crítica tajante.

 

La puesta en escena Romeos cuenta con el equipo creativo preciso; el trabajo de las actrices es insuperable apoyadas con la mesura del mismo asistente de dirección en escena con un personaje de soporte. Las actrices Diana Sedano, Diana Fidelia y Ana Beatriz Martínez nos llevan a reflexionar, a cuestionarnos y a salir del teatro más que satisfechos por la hora de placer escénico que vemos. Con tal escenario (un pasillo con tres puertas y paredes de hotel de paso) sólo se puede crear con actrices experimentadas tanto en la creación escénica como en el dominio corporal.

 

Por una parte la dramaturgia no lineal requiere que sus intérpretes dominen una técnica que les permita expresar estados de ánimo contrastantes de una escena a otra con el único apoyo de un 'oscuro' sin que el público lo sienta forzado y por otra el espacio requiere que estas actrices sean mesuradas y precisas en sus movimientos. El espacio, el pasillo del hotel, es el interior del cuarto, al fondo tenemos también el exterior ahí presente. Recursos escénicos sencillos llevados con precisión, recursos divertidos, juguetones, que nos recuerdan que el teatro está hecho de convenciones y que los actores son quienes llevan al espectador por esos convenios para, dentro de la ficción, recordarle que se trata de una historia real y de la cual hay que tomar postura, en este caso, de tipo ético. Me parece. Leamos por qué.

 

Al inicio de la obra tenemos imágenes – fotos corporales en las que se sintetiza la relación entre los personajes. Puede no quedar claro al inicio, sin embargo son las imágenes con las que nos reciben y generan atención en el espectador. Desde ahí nos intrigan. "Las piernas rotas de una hormiga exiliada del grupo... tú y yo besándonos encima de una montaña de cadáveres... para nosotras murió la empatía"; son algunas de las frases que escuchará en voz de quien bajo la bandera del 'amor' asesina sin más, hasta a su hermana. ¿Cómo saber qué la motivó? ¿Un error la muerte de una hermana?

 

En la puesta en escena podemos reflexionar acerca de los responsables del secuestro. En esta historia la secuestrada se enamora de su cuidadora y ésta traiciona a su familia para huir con su amante. Lo que el personaje que interpreta Diana Fidelia no sabe es que su 'amante' le mentirá. ¿Cómo sabes? Los periodistas de quinta son los responsables de la situación del país por no denunciar las casas, propiedades y modus operandi de las bandas criminales ¿de verdad son los responsables?

 

El secuestro es un tema, la relación amorosa de los personajes es otro, el asesinato es la cereza del pastel. ¿En qué circunstancia es lícito matar? ¿Se mata por amor? ¿En qué momento una persona puede afirmar que ama a otra que le ha hecho daño y hasta dónde es capaz de replicar ese mismo daño?

 

Acuda usted al teatro La Capilla todos los lunes de octubre sea a las 19hrs o a las 20:30hrs. Dado que sólo caben 20 espectadores, usted debe llegar al teatro con la media hora previa a riesgo de quedarse fuera de la sala y dispuesto para aprovechar la siguiente función en la que también disfrutará de un trabajo profesional, crítico, experimental y con oficio. A cuenta personal sólo me resta agradecer a la dramaturgia viva, actual, presente que sea y que esté tan lejos de repetir fórmulas (peor aún géneros) para dejarse crear en el escenario, crear y experimentar, expresar y dialogar con el espectador. ¡Viva el teatro mexicano! ¡Viva!

 

Funciones: Lunes 19 y 20:15 hrs (dos funciones) hasta el 27 de octubre.
Teatro: La Capilla, Madrid 13, casi esquina con Centenario, a una cuadra de Churubusco, Coyoacán, Metro Coyoacán.
Localidad: $150ºº general, con credencial de estudiante, docente o inapam $100ºº, y si eres vecino de Coyoacán (con IFE) $75ºº, reservaciones al correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. hasta 2 hrs antes de la función.

 

Alma Torices
móvil: 04455 1396 8884

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Comentarios   

0 #1 Alma Torices 02-10-2014 00:47
Sólo una precisión (una disculpa por el error también), las funciones son dos cada lunes, si, pero la segunda inicia 20:15hrs y no como indico en la nota. Disculpen y gracias por la observación.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar