Domingo Junio 24, 2018

ECONOMIAS

Riesgos por Deuda

Durante el primer tercio del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto la deuda nueva contratada por el sector público durante 2013 y 2014 por el sector público representó un promedio de 2 mil millones de pesos diarios.

De esa forma se llegó a diciembre de 2014 a un débito total de 7.4 billones de pesos que equivalen al 41 por ciento del Producto Interno Bruto, lo cual aún sería manejable por las finanzas nacionales si no mantuviera una tendencia a la alza como se observa en las previsiones de la cuenta pública para el 2015.

Los datos correspondientes al informe anual sobre las Finanzas Públicas de la secretaría de Hacienda y Crédito Público, dado a conocer la pasada semana, arrojan números preocupantes y advierten que la deuda pública podría representar serios riesgos para la economía nacional.

Como siempre, el titular de la SHCP, Luis Videgaray, afirma que no hay peligro alguno, que la estructura económica del país es sólida, que ahora sí alcanzaremos la meta de crecimiento por el mismo pronosticada, sin embargo los analistas nacionales y extranjeros no coinciden con tanta confianza.

En los primeros años de este régimen la deuda pública se incrementó en 4.6 por ciento del PIB, lo que representa cerca de 30 por ciento más de la registrada al término del mandato de Felipe Calderón que fue de 5.8 billones de pesos, esto es el 36.4 por ciento del PIB.

Además de que la deuda pública sigue creciendo por la mala política económica hasta hoy impulsada y por los menores ingresos derivados de la caída en los precios del petróleo, la previsible alza de interés representaría un serio peligro para la estabilidad macroeconómica, lo único que hoy le queda al país.

Otro grave problema es el opaco manejo de los recursos derivados de la deuda, pues hasta ahora nadie sabe por qué esos recursos tan elevados no se han reflejado en una mayor inversión pública que detone el crecimiento, hasta hoy exiguo.

Ya veremos hasta dónde aguanta nuestra economía, si no se hace necesario un nuevo ajuste al gasto, si no se desata una aguda salida de capitales o si la devaluación no se acentúa, pero no le pregunten a Videgaray porque para él nada de esto podría suceder.

AHORROS.- Una buena. La venta de autos nuevos en México creció en 21.3 por ciento tan solo en el mes de enero en relación al mismo periodo del pasado año, con lo que superó todas las expectativas. Se vendieron 103 mil 967 unidades, siendo los subcompactos, esto es, los más económicos, los más vendidos en el país.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar