Jueves Abril 26, 2018

ECONOMIAS

¿Renuncia Videgaray?

 

Recién la secretaría de la Función Pública, a través de su titular, Virgilio Andrade, aseguró tras “profusa investigación” que no hay conflicto de interés ni ilegalidad alguna en la adquisición de una residencia en Malinalco por parte del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.
 
Desde que se conoció que la adquisición de la lujosa mansión  fue al Grupo Higa, el mismo que vendió la “casa blanca” a la esposa del Presidente Peña, Angélica Rivera (transacción también liberada de toda culpa, por Andrade) las sospechas de conflicto de interés y corrupción pulularon. 
 
Sin embargo, la verdad oficial sostuvo que todo era legal, que en octubre de 2012 cuando se adquirió la casa Videgaray no era funcionario público, que la compro con un crédito directo de Higa por 18 años, pero “por razones estrictamente financieras” la pagó antes, hasta con la entrega de tres obras de arte que al funcionario le regalaron cuando era directivo bancario y de las cuales nadie conoce su autor ni su valor comercial, pero que ampararon cerca de un millón de pesos.
 
Ante eso Bloomberg, exhibió que el cheque con el que Videgaray pagó parte de los 7.5 millones de pesos (precio de la casa) a Juan Armando Hinojosa (propietario del Higa) con fecha de expedición del 31 de enero de 2014 por 6.6 millones de pesos, extrañamiento se cobró hasta diciembre de ese año, esto es 11 meses después.
 
Y lo más curioso es que el cobro fue solo unos días antes de que el Wall Street Journal hiciera pública la transacción de la casa, justo cuando Videgaray ya sabía que se publicaría tal información porque a él se le pidió una entrevista al respecto, misma que rechazó.
 
Quizá esto no haya sido descubierto por Andrade ni toda la SFP o quizá si lo hayan detectado pero no motivo suspicacia alguna, ni motivó sospecha sobre la impoluta actuación del titular de la SHCP, pero lo cierto es que Videgaray está otra vez bajo el reflector de la corrupción.
 
Lo mostrado a la opinión pública, y muy por encima del dictamen oficial de la secretaria de la Función Pública, que nadie tomó en serio, debiera obligar a Videgaray a renunciar a su cargo, en el cual ni siquiera buenas cuentas ha entregado con un país al borde del precipicio económico y financiero.
 
La renuncia de Videgaray sería consecuencia natural tras lo revelado, pero ni siquiera será removido, como tampoco sufrirá merma alguna Andrade, quien por lo que se ve ha cumplido muy bien su papel, cubrir con un manto de pureza lo, por obvio, incubrible.
 
Ahorros
 
Aparte de todo lo anterior, Videgaray enfrenta un problema mayúsculo en la elaboración del presupuesto de egresos 2016 y su respectiva Ley de Ingresos. A la merma presupuestaria ya presentada en este año por 124 mil millones de pesos en el gasto del 2015, se sumarán los 135 mil millones de pesos anticipados en abril pasado para las erogaciones del 2016 y hasta una cantidad similar adicional que se presente en el documento que Hacienda entregue finalmente a los diputados el próximo mes. El desplome de la cotización del petróleo, la devaluación del peso y el bajo crecimiento esperado son los principales factores que afectan las finanzas públicas y que redundará en mucho menos dinero para hacer frente a la pobreza, al fomento económico y al estímulo al crecimiento.
 
Como natural consecuencia a lo anterior los estados del país recibirán hasta más del 5 por ciento menos transferencias federales y ello hará que en muchos casos se postergue la inversión en infraestructura o se contrate más deuda, misma que en algunos estados ya han prendido los focos rojos, como en los casos de Quintana Roo, Coahuila o Chihuahua. En términos generales se estima que la reducción del gasto público sea superior al 0.9 por ciento del Producto Interno Bruto, grave.

 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter @salvador_mtz

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar