Sábado Agosto 19, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Reacomodos

Aun cuando ya pasaron las elecciones todavía no terminan los reacomodos políticos en el Distrito Federal.
 
Ni siquiera los partidos han podido cerrar filas entre sus cuadros mientras que en el GDF, Héctor Serrano no logra recomponer el férreo control que hasta antes del 7 de julio parecía indestructible.
 
Además el Tribunal Electoral del Distrito Federal y finalmente el TEPJF podrán dar algunas sorpresas en los resultados finales de los comicios que podrán mover los números que hasta ahora se tienen de victorias delegacionales y curules en la ALDF.
 
El caso más delicado no es el de Iztapalapa, donde Clara Brugada no tiene ya nada que hacer en sus alegatos ni con el “respaldo de manifestaciones” de Morena ante el TEDF, sino Gustavo A. Madero, donde el triunfo de Víctor Hugo Lobo, se tambalea. El recuento que la autoridad electoral hará podrá cambiar las cifras y la victoria podría recaer en el aspirante de Morena, Ramón Jiménez López.
 
Otro caso que podría dar una voltereta es el de Cuauhtémoc, donde Ricardo Monreal ya se pavonea como delegado e incluso “despacha” en un escritorio en la explanada delegacional.
Resulta que si a Monreal le cuentan como gastos de campaña todo lo invertido en su promoción cuando era precandidato único, la suma hará que rebase lo topes de campaña y su triunfo podría ser anulado.
 
Por ello es que los Morenos de Andrés Manueal se apostaron hoy ante el TEDF para presionar a la autoridad pero más que ello, debieron presentar las pruebas de “los robos” que les cometieron y las cuentas claras de los gastos de campaña y precampaña de quienes obtuvieron triunfos con esa marca.
 
Eso es lo que todos los partidos debieran hacer, incluso podrían hacer presentaciones públicas con sus pruebas de fraude o triunfo y no pretender ganar con manifestaciones callejeras, presiones desde el gobierno (¿Serrano?) o cabildeos con los magistrados.
 
Ambiente y Barrios
 
Se acuerda usted del presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, un tal Manuel Granados, pues cuentan que él encabeza la lista de diputados locales solicitantes de empleo al GDF, ya que en dos meses quedarán sin trabajo, esto si se puede considerar trabajo ser diputado. No les importa que esta legislatura que está por terminar haya sido la más pobre en acción legislativa, ni que el nivel de sus integrantes sea de los más bajos. Por lo pronto ruegan a Miguel Ángel Mancera  y a Arturo Serrano les den un huesito en la administración central, pobres.
 
Nadie entiende por qué el Jefe de Gobierno capitalino mantiene en su puesto al director del STC Metro, Joel Ortega, si solo le ha provocado dolores de cabeza y a los ciudadanos un transporte colectivo de pésima calidad y alto riesgo. Ahora, Ortega, enfrenta una orden judicial, derivada de la denuncia penal por desacato ante la Procuraduría General de la República (PGR), que presentaron comerciantes y locatarios de la estación Hidalgo, desalojados a pesar de contar con una suspensión provisional firmada por un juez federal. El abogado Raúl Carrancá y Rivas ratificó la querella contra funcionarios del Gobierno del Distrito Federal, al señalar que el director del Metro, Joel Ortega Cuevas, violentó la ley y no acató la suspensión provisional.
 
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar