Sábado Agosto 19, 2017

ENSAMBLE URBANO

Puro Circo

Los lamentables hechos que se dieron en las puertas de la Asamblea Legislativa donde golpeadores atacaron a cirqueros que se oponen a la prohibición del uso de animales en las funciones de éste tradicional espectáculo pueden constituirse como serio riesgo político y amenaza a la imagen del gobierno capitalino.

Como se recordará el pasado martes 4 de noviembre dirigentes del Partido Verde mandaron a un grupo de golpeadores, conocidos como “Los Claudios”, a golpear a los cirqueros que se manifestaban afuera de la ALDF en apoyo a la iniciativa del diputado perredista Rubén Escamilla para revertir la prohibición de uso de animales en el circo.

A nadie la queda duda de que fue el diputado del verde, Jesús Sesma, quien ordenó la golpiza, además entre los agresores se han identificado a funcionarios públicos de la Delegación Cuajimalpa, como Raúl Rodríguez; director de Limpia; José Luis Pandal, subdirector de Residuos; Luis Sánchez,  Jefe de la Unidad Departamental de Limpias y Emmanuel Gómez, subdirector de Protección Civil.

Armando Cedeño, líder de la Unión de Empresarios y Artistas de Circos (UNEAC),  presentó ya una denuncia en contra de los agresores ante la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por los Servidores Públicos de la PGJDF, que encabeza Rodolfo Ríos.

Hasta ahí todo iría muy bien sino es porque de actuar conforme a derecho, tendría que señalar al Partido Verde como responsable y también la figura del Delegado en Cuajimalpa,  Adrián Rubalcaba, se vería seriamente lastimada, sobre todo porque ya pretendió defender a los agresores al asegurar que el día de la trifulca habían solicitado permiso para no laborar.

Veremos sí el procurador Ríos y sobre todo el Jefe del Gobierno, Miguel Ángel Mancera, cumplen con su obligación y actúan legalmente contra los agresores claramente  identificados o simplemente harán tiempo para que se enfríe el caso y todo quede en la impunidad. 

Barrios y Ambientes

Sorprende la rapidez con que el Jefe de Gobierno se recuperó de la operación a corazón abierto que se le practicó hace casi dos semanas. Mancera se ve bien y ahora si es creíble que retoma las riendas de la ciudad de México y quizá ya pueda enterarse de qué fue lo que sucedió realmente con la captura de los Abarca que se dice no fue en Iztapalapa, sino en Veracruz. Ojalá y nos diga qué pasó.

Por cierto que en Iztapalapa están concentradas todas las fuerzas políticas para dar la más dura batalla electoral en el 2015, la Delegación despierta muchas ambiciones y todos dicen tener con qué ganar, pero la verdad que los que saben dicen que será Morena, el partido de Andrés Manuel, el que demuestre quien tiene el control real de la demarcación.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar