Sábado Junio 24, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Prófugos del Metro

Marcelo Ebrard Causabón siente el agua en los aparejos. El ex Jefe del Gobierno capitalino cometió muchos errores y ahora lo tienen con la espalda a la pared.
La declaración de la PGJDF de prófugo de la justicia para el ex director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas Manjarrez, es una advertencia muy seria para Ebrard, quien tiene en contra no solo a su sucesor, Miguel Ángel Mancera, sino al mismo Presidente de la República, quien sospecha que fue el ex Jefe de Gobierno, quien filtró información sobre la famosa Casa Blanca de la Primera Dama, mal llamada la Gaviota.
 
Para todos es sabido que Horcasitas contó con toda la confianza y el respaldo de Ebrard en su obra más importante de su administración, la Línea Dorada, que por mala ejecución desde hace más de un año (11 de marzo 2014) está sin servicio en casi la mitad de sus estaciones.
 
Desde que lo nombró, a Ebrard no le importó que Horcasitas pudiese enfrentar un conflicto de interés por haber sido director corporativo de ICA, una de las empresas constructoras de la línea 12, ni tampoco que su hermano Luis Horcasitas, fuera y sigue siendo, vicepresidente de Construcción Civil, de la misma empresa.
 
El entonces Jefe de Gobierno, constituyó un fideicomiso de gran opacidad para manejar los cuantiosos recursos de la obra, misma que sufrió varias modificaciones de su trazo original, las cuales afirman técnicos expertos, fueron las causas de las incompatibilidades entre riel y ruedas de los vagones.
 
A  causa de esas y otras irregularidades, como permitir la entrega de trabajos que no estaban debidamente concluidos, Horcasitas fue ya inhabilitado por 20 años para ocupar cualquier cargo público, lo que se antojaba como una sanción leve, dada la magnitud del daño al erario público y la afectación social a los usuarios.
 
Pero ahora con la declaratoria de prófugo para Horcasitas y la investigación que también la Seido realiza sobre el caso, la situación se torna crítica, para Ebrard y las empresas participantes en la obra: Alstom, Carso, Caf y la propia ICA.
 
Y aun cuando es claro que esta situación se deriva de problemas técnicos y administrativos, también es verdad que atrás existe un problema de venganza política por parte de Mancera y de la administración federal.
 
Sin la posibilidad de guía de su mentor Manuel Camacho Solís (fallecido recientemente, tras una larga enfermedad que lo inhabilitó más de un año) Ebrard se encuentra en el desamparo, solo sus aún vigentes relaciones con Andrés Manuel López Obrador podrían atenuar la andanada. 
Pero ¿AMLO estará dispuesto a arriesgar su renovado capital político por Ebrard?, se duda.
 
Ambiente y Barrios
 
Hasta el momento nadie haya la utilidad política para el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Manera, de haber anunciado la renuncia de todo su gabinete, incluidos organismos descentralizados como el Metro (¡aguas Joel Ortega!) ya que la debilidad que se aprecia en su gobierno creció, lejos de aminorarse, más aun cuando ya dijo que no todos se irán y hasta que habrá enroques. Sería interesante que Mancera también hiciera público el resultado de la evaluación de funcionarios y sobre todo qué factores tomó mayormente en cuanta.
 
Otra profunda preocupación de Mancera es el presupuesto Base Cero que el gobierno federal prepara para el 2016 y que se anticipa reflejará importantes recortes presupuestales en todos los rubros. La carencia de fuerza política del gobernante capitalino hace temer que sea aquí donde más reduzcan presupuesto. Al PRI le interesa que no haya importantes obras y se reduzcan los programas sociales para hacer crecer la irritación social y puedan obtener ventaja en los comicios del 2018, en los cuales ya todo mundo tiene la mente puesta.
 
 
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar