Sábado Noviembre 25, 2017



Singladura

Otra vez Fox

De nueva cuenta el ex presidente Vicente Fox abre la boca para hacer lo que bien sabe: agitar el avispero político nacional. Esta vez censura a su correligionario y sucesor en la presidencia del país, Felipe Calderón.

Según Fox, Calderón pertenece a esa “gente que no abandona el poder, que no puede regresar a vivir una vida privada, que se les queda ese gusanito” de la política.

La crítica foxista a Calderón deriva del interés de éste por impulsar  la candidatura presidencial de su esposa, Margarita Calderón, la antítesis de la esposa del propio Fox, Martha Sahagún.

Dice Fox que vomita “a cualquiera que mete a la familia en el negocio”, concepto este último que trasunta el sentido y aún el significado que el ex presidente foxista confirió a la política y más aún a la presidencia del país. “Negocio”, dijo. No se requiere agregar más.

“Por eso Calderón no me cae, lo digo públicamente. Es gente que no abandona el poder, que no puede regresar a vivir una vida privada, que se les queda ese gusanito”, apuntó Fox en una entrevista con el portal La Política Online.

Fox cree una equivocación que el expresidente Calderón “ahora meta a su señora” al “negocio” de la política y critica a las familias en el poder  “Como Perón y Evita, Perón e Isabelita, Kirchner y Kirchnerita, Calderón y Calderoncita”.

Fox, el lenguaraz, se ahorró criticar a la familia Clinton, que entraría perfecto en su conceptualización y rechazo a la incorporación de  familias enteras en la política. ¿O no?

El ex presidente Bill Clinton pronunció anoche el discurso estelar de la Convención Nacional Demócrata que oficializó la elección de Hillary Clinton como su abanderada presidencial por la Casa Blanca.

Fox no dijo nada sobre esto. ¿Por qué? Es Estados Unidos ¿no?

Fox dijo que  Calderón hace mal en impulsar a su esposa a Los Pinos, pero omitió cualquier comentario sobre lo que él mismo hizo cuando ocupó la presidencia de este país. En ese periodo fue la señora Sahagún, con la anuencia o sin ella de Fox, que da igual, la que hizo y deshizo. ¿O no señor Fox?

El factor Sahagún en la presidencia de Fox fue una traición del guanajuatense a sus electores primero y al país después. Fox debería callarse al menos en este capítulo, que lo desautoriza. Añada que durante meses, largos meses, Sahagún coqueteó desde el poder presidencial de Fox con la idea de competir por Los Pinos. Sólo después de mucha presión, Fox descartó la eventual candidatura presidencial de Martha y anunció el retiro de ambos a su rancho una vez terminada la presidencia.

Sahagún, al frente de la Fundación Vamos México, obtuvo millonarias aportaciones, incluidas una de 30 millones de dólares, de  la pareja Gates y ni hablar del enriquecimiento grosero de sus hijos Bribiesca Sahagún, investigado y confirmado por el Congreso, que para variar dejó el caso en la impunidad.

¿Entonces de qué habla Fox? ¿Ya olvidó la furia y la demanda de Sahagún en contra de la periodista argentina Olga Wornat y la revista Proceso? Prudencia al menos y al menos por una sola vez ¿no cree señor Fox?

Y conste, no digo que sea aceptable el gusanito de los Calderón.

 

rEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar