Viernes Diciembre 15, 2017

ENSAMBLE URBANO

 Movilidad o Inmovilidad

Cuando el mes pasado el gobierno del Distrito Federal anunció mayores restricciones a los automovilistas con el Programa Hoy No Circula, Miguel Ángel Mancera nunca se imaginó que un programa “tan prodigioso” para disminuir la contaminación que envenena a los capitalinos fuera acarrearle tantas críticas, protestas y desprestigio. 

La responsable de la promoción de los cambios  (por los cuales los autos con más de 15 años de antigüedad no podrán circular dos sábados al mes y un día adicional a la semana), Tanya Muller, secretaria de Medio Ambiente, vendió la idea de que el anuncio traería palmas al Jefe de Gobierno pero nunca previó la andanada de protestas de los cientos de miles de automovilistas con vehículos con más de 15 año de uso.

A raíz de ello salió a la luz el objetivo oculto del endurecimiento del programa Hoy No Circula: promover la venta de autos nuevos para impulsar el deprimido mercado de vehículos en México. No se pensó siquiera que la medida podrá traer como consecuencia una mayor carcachización del parque vehicular, porque a la mayoría de los afectados les será más fácil y barato comprar otro auto viejo, en lugar de cambiar el actual por uno nuevo.

Esto, traerá además una mayor contaminación, porque como lo ha dicho la propia funcionaria el 50 por ciento de la contaminación proviene de los cinco millones de vehículos existentes en la zona metropolitana, y al haber más autos habrá mayor contaminación, no menos.

De inicio se imaginó que al hacer el anuncio el GDF, sería Mancera quien se llevaría la estrellita en la frente al hacer creer que se combatía la contaminación y a la vez quedar bien con los magnates de la industria automotriz, pero al ver que no fue así, se quiso recular con atenuantes al programa, primero y luego, aclarando que era parte del Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana, por lo que la decisión no había sido de Mancera, sino de todos los gobernadores de la zona centro, pero toda era ya demasiado tardío.

Ahora, el Jefe de Gobierno aparece ante la opinión pública como el único responsable de afectar a miles de automovilistas pobres, de no ofrecer buenos servicios en el transporte público y de estar aliado a los  intereses  privados de las automotrices. Todo le salió mal.

 

Ambientes y Barrios

Ahora tocó a Ecatepec ser el centro de la tragedia. Tres muertos y decenas de lesionados al desatarse una estampida humana en un festival grupero en el que estalló una balacera. Hasta ahora nadie sabe nada, no hay responsables y solo se ha dicho que no habrá más permisos para eventos masivos por parte del alcalde Pablo Bedoya. Víctimas y familiares exigen justicia sin ser oídos. El gobernador Eruviel Avila, no las trae todas consigo, aumenta la inseguridad pública, crece el crimen organizado, surgen autodefensas y ahora en el municipio del que fue presidente, sucede esta tragedia. Sigue lloviendo en su milpita, a ver si no anticipan su salida.

No cabe duda que en la Asamblea Legislativa del D.F. se aprueban leyes sobre las rodillas o peor aún “sobre las patas”, como sucedió con la Ley para el Desarrollo del D.F. Como Ciudad Digital que comprendía la obligación de ofrecer internet gratuito en el tren ligero, autobuses de RTP, Metrobús y Metro. Solo que a los brillantes diputados capitalinos se les olvida darle a su legislación soporte económico, sustento presupuestal, razón por la cual la Consejería Jurídica, que encabeza Ramón Amieva, la devolvió. Así las cosas. 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar