Domingo Febrero 18, 2018

FernandoCÚPULA POLÍTICA

LAS TRAMPAS DEL DINERO

Ahora que la ciudadanía se enteró que MORENA con tan sólo 120 millones de pesos logró, en esta capital, triunfos en 5 delegaciones políticas y obtuvo 18 curules en la Asamblea Legislativa del DF, así como 40 diputaciones federales, entre otros puestos de elección popular, se hace más urgente la necesidad de que el Congreso de la Unión revise los miles de millones de pesos que se destinan del erario público para el sostenimiento de los partidos políticos. 
 
La pregunta es: ¿Cómo un partido político de reciente creación, alcanzó casi el 9 por ciento de la votación y tan sólo gastó 120 millones de pesos, que recibió del Instituto Nacional Electoral para buscar su registro?
 
Los otros partidos políticos como son el PRI, PAN, PRD, PANAL, PVEM, PT y Movimiento Ciudadano que ya contaban con su registro para las elecciones del 7 de junio próximo pasado, gastaron más de 5 mil 500 millones de pesos, cifra en la que no se incluye un solo peso para pago de spots en radio y televisión (fueron más de 13 millones de ellos), por lo que se pone en la palestra ¿por qué se eroga tanto y hacia dónde se está despilfarrando tanto dinero?
 
¿En dónde se quedan estos miles de millones de pesos? En camisetas, en despensas, en pendones, en espectaculares, en propaganda impresa que va a la basura, en transas con proveedores para desviar el dinero a los bolsillos de los candidatos o de los dirigentes de los partidos políticos, en la mayoría de los casos. 
 
Como se demostró en el caso de la candidatura independiente de Jorge Rodríguez  "El Bronco", ganador en la gubernatura de Nuevo León, no utilizó spots en televisión ni en la radio y resultó vencedor. 
 
Inclusive, en una entrevista que le hizo el locutor de Televisa, Carlos Loret, al Bronco, cuestionándolo de ¿quién iría a gobernar en Nuevo León?, ¿si los empresarios que lo apoyaron o el periódico Reforma, donde se publicó el conteo rápido de su eventual victoria el mismo día de los comicios?, a lo que respondió: "Mira compadre, Televisa no (va a gobernar) ni ningún medio porque no va a dar publicidad que requieren en obras y es de los ciudadanos de Nuevo León".
 
Así, palabras más, palabras menos, como se revela en un fragmento que se da a conocer en YouTube y donde se mofan del locutor de referencia, ante la respuesta ingeniosa del personaje que está de moda. 
 
El tema del dinero que reciben los partidos políticos es, definitivamente, importante porque, como se ve, para el año entrante ya el gobierno de Enrique Peña adelantó que habrá un recorte del orden de los 134 mil millones de pesos. Este año, el recorte superó los 125 mil millones de pesos que afectaron a sectores prioritarios como salud, obras, etc., pero no en el presupuesto que se destinó para los gastos en Los Pinos, donde, inclusive se autorizaron más de 500 millones de pesos para las necesidades de la familia presidencial y su séquito del primer círculo de poder. 
 
Sobre este asunto, vale la pena recordar las palabras de quien fuera Presidente del Instituto Federal Electoral, Emilio Chuayffet Chémor (hoy, por cierto, secretario de Educación Pública federal),  quien hizo "Algunas Referencias Sobre el Financiamiento a los Partidos Políticos en México" como éstas: 
"Hemos avanzado en el perfeccionamiento de nuestra democracia, gradual, pero consistentemente.
 
Ello no obsta para que se presenten nuevos problemas, interrogantes, prácticas contrarias al espíritu y a la letra misma de la ley, y, a la necesidad de seguir modernizando nuestro aparato electoral.
 
"El tema del financiamiento entraña muchos riesgos para la democracia en cualquier parte del mundo. Esos riesgos derivan de que precisamente en este rubro se vertebran el dinero y el poder, que no hacen precisamente, la más feliz de las combinaciones", asentó. 
 
Chuayffet, citó: "Si como decía Sartori, el contemporáneo, es tener mejor calidad política, evitar las trampas del dinero es un imperativo". 
 
Explicó que "en otras palabras, (es) seguir afinando nuestra legislación electoral, pero paralelamente seguir empeñado, en construir y difundir una sólida cultura política política, que impida que el dinero decida quien merece ejercer el poder".
 
En 1987, la interrogante era de ¿Cómo los partidos políticos defenderían su independencia política si el gobierno les entregaba recursos económicos?
 
Pero, a casi 30 años, de esto, vale la pena preguntarnos, ¿Còmo se ha desvirtuado y cómo los partidos polìticos han desviado estos miles de millones de pesos y no ha redituado en un beneficio real para los ciudadanos?
 
Aquí, es donde, los  próximos diputados de la legislatura federal, que tomarán posesión el primero de septiembre, deberían preparar una iniciativa  de ley y, no esperar a que el equipo presidencial de Enrique Peña, se las envíe para meter correctivos en el financiamiento hacia los partidos políticos, adecuarlo a las necesidades actuales, y permitan que realmente haya una transparencia total en el manejo de los mismos. 
 
Lástima, pero ningún partido político mexicano tiene en su portal cómo gasta el dinero, en qué, la lista de los proveedores, y en sí como están sus finanzas. 
 
En el INE, se envían los reportes, pero, no se dan a conocer hasta después de largos meses, pero no se tiene, al menos en las reglas vigentes, el que cada uno de los partidos políticos, mes con mes, informen a los ciudadanos, de cómo gastan el dinero público que reciben. 
 
Por lo menos, los diputados de Morena, que traen ganas, podrían enfrentar a las mayorías legislativas en la Cámara Baja, para poner en la discusión este tema y disminuirle, sensiblemente, los miles de millones de pesos que usufructúan los partidos políticos en contra de los intereses de los mexicanos. 
Ojalá la próxima legislatura analice este asunto y se apruebe lo mejor para el país. 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cúpula Política