Lunes Noviembre 20, 2017

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Obra: Lasnuevas directrices para los tiempos de paz

Autor: Bosco Brasil
Dirección: Gabriel Figueroa Pacheco
Actuación: José Antonio Falconi Jilien Le Gargasson.
Compañia de teatro: 
 
 
¿Hay lugar para el  teatro hoy?

 

Un piso pisado, gris verdoso soporta una silla y un escritorio al fondo del escenario, dos sillas más, una enfrente y otra del otro lado del escenario. Una máquina mecánica precisa la oficina de servicio público ante la que estamos. Aún no inicia la obra, pero pronto será porque escuchamos una campanilla que llama nuestra atención y si acaso hay duda, la voz varonil al micrófono nos indica la llamada y el protocolo teatral (pagar celulares o intercomunicadores que interrumpan la ficción y la función).

La trama (escrita en el año 2001) transcurre un 18 de abril de 1945 en el puerto de Río de Janeiro, Brasil, dentro de la Sala de Inmigración. La fecha es importante porque, por una parte en el continente americano es el día en de la liberación de los presos políticos -en ese país- que habían sido perseguidos por el dictador Getulio Vargas; por otra parte, en Europa es el día en que las tropas soviéticas entran a la ciudad de Berlín, con lo que “cae” el nazismo, antecedente para el término de la Segunda Guerra Mundial.

Quizá la trama sea una de las atracciones de esta puesta en escena. Tenemos a dos personajes, varones, un servidor público –agente de migración-y un extranjero –inmigrante polaco- detenido hasta nuevo aviso. Es que con el cambio radical en Europa y en Brasil, este último determina que los extranjeros deben portar un documento extendido por una autoridad que les permita viajar libremente y sin riesgo; dado que el polaco no lo trae consigo, no puede transitar “ni de paso” por Brasil, hasta nuevo aviso, hasta que se dicten las nuevas directrices en este tiempo de paz. Si miramos la historia desde la mirada del extranjero que huye del horror de la segunda guerra, podemos imaginar y compadecernos del conflicto que ahora vive ahí detenido en migración.

Si la trama la vemos desde el personaje de Segismundo (maravilloso y sin par interpretado por José Antonio Falconi), tenemos un servidor público que ha sido responsable de las detenciones de aquellos que hoy son libres, precisamente hoy que le urge llegar a su domicilio debe esperar instrucciones en relación al extranjero. Este hombre, seco, gruñón, duro, ha vivido las mismas atrocidades que el polaco, pero desde el otro lado del poder, del otro lado del mundo.

Estamos ante las dos posturas de la atrocidad humana, deshumanizada, que nos cuestiona y nos confronta desde la importancia o trascendencia del arte. El personaje del polaco es actor, artista de teatro, mientras que el servidor público no ha sabido más que seguir órdenes, hacer el trabajo sucio, dar y cuidarse de no recibir “buenos sustos”; mismos que le deja en claro cuando describe el tipo de torturas que realizó. Quizá le recuerde a Pedro y el Capitán, pero no, la trama difiere en tanto que no hay tortura de por medio ni el torturador se vuelve el torturado.

Tenemos la reflexión de la pertinencia del arte, de reconocernos como artistas por ser humanos, humanos ávidos de aquello que llamamos humanidad y que en tiempos de guerra se difumina en nombre del poder.

Decía que quizá la trama sea en sí misma la atracción de la puesta en escena porque la habilidad del servidor público / torturador lo lleva al interrogatorio perfecto, a la burla y el sarcasmo que sólo puede tener quien ostenta el poder, ya en tiempo de paz o de guerra. Entonces surge la trascendencia del arte teatral, del poder de la empatía, de la fuerza de la sincronía, de la magia del espejo que el escenario ofrece, de la sacudida que puede dar una escena de teatro al grado de modificar una creencia.

Para el público que no se asume artista (transformador y creador de su entorno) esta puesta en escena es pertinente y recomendable por la trama, ciertamente, y porque ha sido llevada con profesión y oficio, es decir que la dirección de Gabriel Figueroa Pacheco le regala una hora audible, visible, con expresiones y acciones mesuradas que usted puede reconocer y seguir, cambios de luces mínimos para dar el toque realista con un acento en el momento de la representación. Así mismo la dirección ofrece una convención sencilla: la obra sucede en Brasil y se presenta en México, el agente de migración habla perfecto español, entonces el extranjero no tiene que ser polaco o con acento polaco, es un francés cuyo acento claramente nos lleva “al otro”, al “extraño”, aunque en el texto digan dos nacionalidades y sobre la escena veamos y escuchemos dos acentos, no interfieren para confundir, sino para seguir una convención teatral en la que, como espectadores, somos parte.  

Sin lugar a dudas el trabajo de los actores es fundamental para que la obra tenga el poder y la fuerza que requieren sobre el escenario. Decía anteriormente que el trabajo de Falconi es inmejorable dado el grado de detalles que presenta su personaje, mesurado y preciso, debe verlo para que podamos comprendernos sobre todo en el momento en que ve al “actor” diciendo los versos de La vida es sueño, la transformación en el rostro del actor es graduada y convincente. Le creo al actor, le creo a la puesta en escena, le creo al director que me recuerda que el arte si es un medio para que la sociedad se viva, se sienta y se armonice.

Si usted ha pensado que “no sirve de nada contar recuerdos” o que “estar presente y no hacer nada es un crimen”, acuda a esta puesta en escena que se ha estado presentándose desde que el actor José Falconi lograra los derechos para llevarla a la escena, ahora en la colonia Roma; acuda y sea parte de la transformación que puede llevarse a cabo sólo si usted está en la sala.

 

Funciones: miércoles 21hrs., hasta el 5 de abril de 2017

Teatro: La Teatrería, calle Tabasco 152, Colonia Roma, entre Orizaba y Córdoba, a una cuadra de Álvaro Obregón, metro Niños Héroes u Hospital General, MB. Álvaro Obregón o Jardín Pushkin, tel. 55 5207 3234

Localidad: $250°° general, Descuentos con credencial de estudiante de teatro de ENAT y CUT del 60%. Boletos y reservaciones en lateatreria.com o al 52073234

Accesibilidad: El foro está en la planta baja, aunque cuenta con un par de escalones que bien se pueden librar, las calles cercanas pueden servirle de estacionamiento. Recuerde evitar la normalización de los “franeleros”.

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Perrona, superlativo de sobrenatural

Almas Gemelas

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom