La angeología, estudio
de los enviados
 
La Angeología es un interés surgido en nuestra cultura como un intento de explicar cosas que nos son desconocidas.
 
Las referencias a los ángeles en la Biblia son pocas, en distintos contextos y no ofrecen mucha información, pero podemos concretar que el ángel es un enviado o mensajero de Dios y nos advierte directamente que no les debemos ofrecer culto a ellos, sino solo a Dios.
 
La tradición hebraica ahonda más que la cristiana en referencias a los ángeles y sus jerarquías.
 
Durante la edad media se discutió sobre si los ángeles tenían cuerpo o no, y si tenían sexo o de qué género eran.
 
Un ángel no tiene cuerpo, sino que es espíritu puro, así que se podría decir que al manifestarse a la vista humana, podría adoptar cualquier apariencia que le convenga.
 
El concepto de que existe un ángel encargado de ciertas cosas (un ángel para los problemas de amor, un ángel para problemas de dinero, otro para encontrar cosas perdidas, etc.) es un concepto netamente pagano y politeísta.
 
La angelología nos da la perspectiva de Dios sobre los ángeles. Los ángeles son seres personales que adoran y obedecen a Dios. A veces, Dios envía a ángeles a "interferir" en el curso de la humanidad. La angelología nos ayuda a reconocer la guerra que existe entre los ángeles de Dios, y Satanás y sus demonios.
 
Una comprensión adecuada de la angelología es muy importante. Cuando entendemos que los ángeles son seres creados, tal como nosotros, nos damos cuenta que adorar o rezar a los ángeles roba a Dios de la gloria que le pertenece a Él solo. Era Dios, no los ángeles, que envió a su Hijo a morir por nosotros, que ama y cuida de nosotros, y que solo es digno de nuestra adoración.
 
 
 
Imprimir