Jueves Marzo 23, 2017

AUNQUE PESE

Inútil.- No pasaron siquiera 24 horas de que con alardes de vanagloria y triunfo, Alfredo Castillo dejara el cargo de Comisionado Especial para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, cuando la noche del viernes se registró otro enfrentamiento del crimen organizado con el ejército mexicano en el municipio de Ecuandureo, con saldo de dos muertos y dos heridos.

Por más que Castillo se empeñó a sostener que salió de Michoacán de manera exitosa, lo cierto es que lo tuvieron que destituir porque lejos de pacificar la entidad, él mismo se convirtió en un elemento de conflicto entre las fuerzas políticas y sociales tarascas, además de que no logró terminar con los Caballeros Templarios ni la Familia Michoacana, y en cambio se ha dado paso al crecimiento del grupo Jalisco, Nueva Generación.

En nuestra entrega anterior se planteó que “Castillo no ha podido pacificar el estado a pesar de actuar con todo el poder de la Federación pero en cambió si ha logrado el desprestigio de la gendarmería destacada en Michoacán y del Ejército mexicano que se ha visto envuelto en balaceras que nadie aclara y que para muchos han sido iniciadas por militares”.

Sostuvimos que “Alfredo Castillo ha fracasado en Michoacán por más declaraciones triunfalistas que vierta por doquier, por más respaldo que reciba desde el Centro y por más poder que se le confiera, mismo que solo usa para su beneficio personal”.

Ahora, podemos afirmar que no solo Castillo falló sino que la estrategia para pacificar Michoacán ha sido inútil, ha causado decenas o centenares de muertos, encarcelado a inocentes, desplazado a miles de michoacanos y violado los derechos humanos de muchos más, algunas de cuyas denunciar radican en la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Bajo tales condiciones, poco se puede esperar del gobernador Salvador Jara o del nuevo comisionado, en seguridad, general Felipe Gurrola Ramírez. En Michoacán sigue reinando el caso, bajo las condiciones del crimen organizado que en tres diferentes grupos se disputan palmo a palmo el territorio del estado.

Esa es la realidad, aunque no se quiera reconocer, lo peor del caso es que así habrán de llevarse a cabo las elecciones de junio con bajo quien sabe influencias y con qué resultados. La democracia en Michoacán esta arrinconada.

SUSURROS.-

En Guerrero las cosas parecen estar aún peor que en Michoacán. El INE, con Lorenzo Cordova a la cabeza, asegura que habrá elecciones, mientras los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa asesinados en Iguala hace cuatro meses, con el grueso movimiento social que los acompaña, dicen que no las habrá y así lo exigen a las autoridades federales. Lo cierto es que las condiciones no son aptas para los comicios a cuatro meses de la fecha electoral… Al menos hay dos políticos mexicanos que quisieran revivir el 5 de mayo por aquello de derrotar a los franceses. Son Felipe Calderón y Arturo Montiel, aunque su guerra no es contra el ejército galo sino contra dos aguerridas francesas que parecen acorralarlos con sendas demandas. Florence Cassez demandó al expresidente por daño moral y todo lo que surja, con amplias posibilidades de triunfo, dado el montaje que Genaro García Luna armó para Televisa, tras su detención acusada de secuestro; mientras Montiel podría perder la custodia de sus hijos y tener que entregarlos a su madre, Maude Versini, quien sigue empeñada en recuperar a sus vástagos sobre los cuales obtuvo la patria potestad.

 

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese