Sábado Octubre 20, 2018

UNAM y el tejido social

 

Claudia Sheinbaum ha reaccionado con tibieza frente al conflicto estudiantil de la UNAM, su alma mater y centro académico que bien conoce no solo por ser egresada en dos carreras de esa institución sino también por su amplia actividad política a su interior, desde los tiempos del CEU.

Sheinbaum será la gobernadora de la Ciudad de México en poco más de 70 días y en la capital están enclavados los principales planteles de la máxima casa de estudios del país, razón adicional para que ponga mayor atención a un problema que puede no solo crecer y afectar su gobierno sino el de toda la nación.

La queja estudiantil de seguridad interna y externa en los planteles no es solo a rectoría, es también al gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera y ahora de José Ramón Amieva, que abandonaron la protección policiaca a la ciudadanía y permitieron que se rompiera el tejido social que da cohesión y tranquilidad a la vida familiar y de barrio.

Claudia tiene doble responsabilidad, pero no asoma a la luz una posición firme y clara, ni hacia dentro de la UNAM ni hacia la estructura de gobierno y menos aún hacia la sociedad misma, la víctima de la degradación social y el empobrecimiento generalizado en amplias zonas urbanas populares.

Hasta hoy, Sheinbaum se ha dedicado a promover la ampliación de la matricula estudiantil en el IPN y en la UAM, pero no basta tener un lugar para continuar estudios si no se tiene seguridad pública, si se es víctima cotidiana de la delincuencia, si se está permanentemente expuesto a las drogas, si se proviene de una familia disfuncional o sumida en la pobreza, si el tejido social está roto.

Por ello, se requiere de un mayor activismo y una mayor presencia política de la próxima gobernante que defina se futuro papel, su acción  para corregir fallas y llenar vacíos con celeridad, de lo contrario el gozo se irá al pozo.

Ambientes y Barrios

Por cierto, en 2019 podría reelegirse Enrique Graue o nombrarse nuevo rector (lo más seguro), en medio de fuerte disputa de los grupos universitarios, sobre todo entre quienes defienden a los egresados de la UNAM como únicos válidos para ocupar cargos directivos ante la invasión de profesionales de otras instituciones que hoy ocupan importantes cargos.

La primera escaramuza tras los disturbios del 3 de septiembre se dio en el Instituto de Investigaciones Jurídicas, donde un no egresado de la UNAM, Pedro Salazar (es del ITAM), mantuvo la dirección para un nuevo periodo de cuatro años, y además ambiciona la Rectoría.

De una terna, completada con Issa Luna Pla e Imer Benjamín Flores, el Consejo Técnico de la Coordinación de Humanidades se inclinó el pasado lunes por Salazar a pesar de que Flores aparecía con las simpatías de la comunidad, el itamita contó con el respaldo del rector Graue.

Quienes conocen las entrañas de la UNAM estiman que más valdría al rector no agitar más las aguas entre los de casa y los externos, sobre todo porque para nadie es un secreto su padecimiento de hipoxemia, que lo ha limitado en sus funciones.

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

-0-

 

 

 

 

14 de septiembre de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ensamble Urbano

Contrapesos o pro-pesos

Sin agua y sin Responsabilidad

Naucalpan del PAN a Morena

Nacen las Alcaldías

Arrebato de Coyoacán

UNAM y el tejido social

Rector que no rige

Sujetos de venganzas

Delincuencia el gran problema de la CDMX

¿Dónde esta Raúl Flores?

Sheinbaum, primer reto

Asamblea Legislativa onerosa y casi inútil

Sheimbaum ya en acción

Plazas comerciales, ambiciones desmedidas

Cambio y delincuencia

Jefatura sin jefe

A. Barrales sin futuro

Ineptitud ante la violencia

Un lastre la verificación

Guerra por las alcaldías

Patadas de ahogado

Barrales y el Frente en la debacle en la CDMX

Muchos ataques, pocas propuestas

Barrales de capa caída

Puro Show de debates

Presiones y Represiones

Mancera Perdió el debate CDMX

Puro show los debates

No penetran las campañas

Coacalco un hervidero

A. Barrales

Mañosos

Cárteles

PGJDF al al borde del precipicio

PAN y PRI la chica

Aspiraciones

Ansiosos

Caso Aranburuzabala-López Dóriga (Corrupción e impunidad)

Ausencias y presencias

Impulsar la Inversión

Plazos

Deficiente regulación

Prófugos del Metro

Reacomodos

¿Estructuras o voluntad ciudadana?

Composición

Sanciones Estériles

Mancera ¿in o out?

El D.F. aún vive

Desprecio al PRI

¿Destape o descobije?

Compra de Votos

Listas sin listos

Competencia electoral

Complicación

Rebatinga

Ciudad Capital

Venganzas

Enredos

Género

Partidos sin Remedio

Desprestigio

Crisis de Seguridad

DESFACHATEZ

Escudo Centro

Garantías

Corruptelas

Puro Circo

Nexos y conexos

Ajustes sin ajustar

Extorsión y política

Suspirantes

Informe

Responsables

OCURRENCIAS

Turbio

Clase Mundial

Movilidad o Inmovilidad

Autodefensas en Edomex

Entre cuates

Afiliación Masiva

Brutalidad Ciudadana

Independientes