Jueves Marzo 23, 2017

AUNQUE PESE

Torpeza de Nuño perjudica a Peña.- No hay duda de que la miopía de Aurelio Nuño, su torpeza al pretender manejar el problema magisterial solo con mano dura ha sido extremadamente perjudicial para el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, hoy sumido en el peor desprestigio de su mandato y de varios sexenios.

El secretario de Educación, sin experiencia política, pensó que sería fácil doblegar a la CNTE, primero con amenazas de despido y con contar con ejército de mentores sustitutos para no dejar de dar clases (cosas que nunca logró) y luego con el encarcelamiento de los líderes magisteriales Rubén Núñez y Francisco Villalobos.

Núñez, sobre el que el gobierno siempre aseguró, sin que nadie le creyera, que su proceso nada tenía que ver con su movimiento en contra de la Reforma Educativa fue sorpresivamente puesto en libertad bajo fianza éste sábado, lo que deberá bajar la tensión pero de ninguna manera resolver el conflicto.

La derrota política de Nuño será ahora cargada por el presidente Peña, a quien se le acumulan los problemas económicos, políticos y sociales, si que se observe a alguien en su gabinete capaz de darles una salida, al menos decorosa.

El Brexit vino a darle la puntilla al peso, no solo porque ya provocó que nuestra moneda rompiera la barrera de los 19 dólares, sino porque todos los pronósticos apuntan que rebasará las 22 unidades por dólar con la nociva secuela de impacto a la inflación, aumento en las tasas de interés, freno al crecimiento y alza en el costo del servicios de la deuda.

Nadie sabe cómo Luis Videgaray saldrá al menos vivo de esta crisis económica que la secretaría de Hacienda a su cargo, no solo no supo contener sino que alimentó con erradas políticas internas que ponen a la economía nacional al borde del colapso.

El cúmulo de problemas es demasiado pesado con peligrosos frentes, como el del empresariado que abiertamente se enfrenta a Peña y frena la Ley 3 de 3 que pretende obligar a los hombres del sector privado a hacer pública sus declaraciones de interés, mientras se ocultan la de los funcionarios. Una ley anticorrupción que no dejó contento a nadie y lo pero que no frenará ni la impunidad ni la corrupción porque PRI, PAN y PRD n quisieron.

La iglesia es otro frente peligroso que se abrió con torpeza supina directamente desde la Presidencia al anunciar en plena campañas electorales que la administración de Peña impulsará las bodas gay y el aumento en el gramaje permisible para los consumidores de marihuana. Aspectos ambos que bien podrían haberse subido a la discusión pasado el 4 de junio, fecha en la que, por cierto, el peñismo y el PRI sufrieron grave descalabro al perderé 7 de 12 gubernaturas en disputa.

Y qué decir de los nuevos conflictos político-sociales como el de los médicos que exigen no ser criminalizados y se pronuncian contra la privatización de la medicina, proceso ya iniciado por más que el otrora prestigiado José Narro Robles lo niegue desde la secretaría de Salud, o los movimientos estudiantiles en la UNAM y otros centros de estudio levantados tras la represión a maestros en Nochixtlán.

Precisamente fue la agresión a balazos, con saldo de ocho muertes, por policías federales y estatales a maestros oaxaqueños lo que alzó el movimiento de la CNTE y generó un vasto respaldo popular ante el cual sucumbió Nuño y Peña.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien también trae su cuenta junto con Peña por los casos de Iguala, Tlatlaya, Apatzingan y Tanhuato, entró al quite para despresurizar el conflicto, abrió el diálogo al que se habían opuesto, especialmente Nuño, quien quedó sumido en el desprestigio.

Todo lo anterior tiene sumido al régimen de Peña Nieto en su peor crisis y en la peor de muchos sexenios en México.

SUSURROS

Por lo que se ha sabido últimamente, Jesús Murillo Karam se cansó del caso Iguala/Ayotzinapa cuando fue Procurador General de la República, pero no se cansó de las crecientes utilidades que arrojaron tres empresas de sus familiares, hijos, yerno y un sobrino, por contratos de obra pública por 600 millones de pesos otorgados durante el periodo en que fue parte del gabinete del Presidente Peña. Las empresas Alvarga, Kuoro e Itrio incrementaron en 714 por ciento el número de contratos con el gobierno federal y algunos estatales, para llegar hasta 43 firmados. Pero al dejar Murillo de ser Procurador, los dadivosos funcionarios de estos gobiernos, que los colmaban de contratos, también se cansaron y su actividad se ha reducido sustancialmente…

Con 17 mil 200 millones de pesos menos, las secretarías de Educación, Salud y Agricultura resultaron las principalmente afectadas con el nuevo recorte anunciado por Hacienda tras el triunfo del Brexit que pone a Gran Bretaña fuera de la Unión Europea. Lo peor del caso es que no todo es recorte al gasto corriente, sino también se afectará el gasto de inversión.

 

Email:  salvadormartinez@visionmx  Twitter:  salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese