Domingo Junio 24, 2018

Sin buenos pronósticos.-

 

Las campañas arrancaron y todo sigue a favor de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya ya no levanta y Meade sigue en el tercer puesto, sin ánimo ni esperanza.

Para quienes esperan grandes cambios en el pronóstico desprendido de las encuestas las cosas se ven difíciles, algo muy gordo y sobre todo nuevo tendría que surgir en contra de AMLO o este tendría que cometer un grave error oral o de acción para alterar drásticamente las tendencias vigentes.

Los análisis de prospectiva no solo dejan en tercer lugar a Meade con su desvencijado PRI, al que además niega, sino que tampoco le ayudan en las nueve elecciones de gobernador de entidad que también se resolverán en 1 de julio, cosa no vista antes.

Ni siquiera hay buenos pronósticos para el tricolor en el caso de la renovación del Congreso, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores se le augura un tercer sitio, esto es el PRI con sus aliados el PVEM y el Panal apenas serían la tercera fuerza política en las cámaras Alta y Baja.

Pero para aquellos que tienen la esperanza de la gran transformación del país tampoco hay muy buenos pronósticos, pues muchos de quienes rodean a El Peje o ya han sido postulados a diputados o senadores al Congreso por Morena o sus aliados del PES y el PT,  tienen  mucha cola que les pisen y siempre han sido fieles representantes del sistema, del mismo que se dice cambiará si llega López Obrador.

Se podría llegar al extremo de un nuevo gatopardismo y el viciado sistema  político mexicano corrupto y déspota sobrevivirá.

SUSURROS

Las agresiones e insultos a México por parte de Donald Trump no cesan, como tampoco la sumisión del gobierno de Peña a cuanto diga el mandamás de la Casa Blanca. Ya ni siquiera la oposición de “derecha” o de “izquierda” reacciona ante los menosprecios venidos del norte, nadie quiere hacerle enojar, ni siquiera a cambio de votos en campaña. Triste que no haya quien hable de soberanía nacional y sobretodo la defienda con energía y contundencia.

Y así como no hay quien defienda al país y a los mexicanos hacia afuera, tampoco lo hay quien lo haga hacia adentro. La violencia y las ejecuciones van en aumento, ya se superó el número de muertes registrado en el cruento sexenio de Felipe Calderón, mientras la ineficacia e ineficiencia de Alberto Elías Beltrán en la PGR, son mayúsculas, al igual que las del titular de Gobernación, Alberto Navarrete Prida. El presidente Peña ni siquiera se ha molestado en nombrar a un Procurador General de la República desde que hace casi cinco meses que dejara el cargo, Raúl Cervantes. A tal grado es el abandono en la procuración de justicia.

Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Twitter:  @salvador_mtz

 

-0-

3 de Abril de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar