Jueves Marzo 30, 2017

Si estoy muerto no puedo morir

Obra: Pedro y el Capitán

Autor: Mario Benedetti
Dirección: Pedro Aguayo Chuc
Actuación: Carlos Anaya Hernández, Carlos Cristian Diáz Gutuerrz, Julio César Mancilla y Lili Marlern Panero Dector.
Compañia de teatro: Grupo Tragos.
 
 
Si estoy muerto no puedo morir
El texto clásico ya de Bendetti, interpretado por una compañía del Estado de México, en Nezahualcóyotl, se presentó en el XXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro, mismo que cada año muestra puestas en escenas clásicas y de dramaturgias contemporáneas. Ésta es una de las clásicas, aunque no se ha presentado cada año.
Son sólo dos personajes con o sin el tercero que es mencionado. En esta dirección de Pedro Aguayo, vemos al Capitán y también al ‘golpeador’, vemos a Pedro y a su esposa, vemos algunos golpes, algo de sangre, vemos lo que ve Pedro, vemos cómo se intercambian los lugares escénicos al tiempo en que la situación se invierte.
Las actuaciones medidas dejaron satisfechos al público que animoso aplaude al final de la presentación; dejan con esa idea (de la presencia en escena de la esposa, por ejemplo) a los espectadores de primera vez, y dejan con algunas opiniones diferentes a quienes han visto otras representaciones o conocen bien el texto.
Lo que ocurre en una celda se expone en un teatro profesional para 400 personas. Lo que ocurre entre una tortura y la otra, es representado en un escenario vacío que se habita apenas con un banco y una silla, lo que ocurre con otro lenguaje y otro tiempo, sucede entre la música de Silvio Rodríguez y canciones de protesta latinoamericanas como Yo te nombro.
En el texto se oponen el ideal del pueblo en lucha contra la estabilidad que beneficia sólo a un reducido sector de la sociedad. Ahora cualquier país presenta un policía con licencia para torturar, arrancando la confesión a un inocente o a un líder de la guerrilla que, esperemos, no ha de hablar por convicción, pero ¿por qué tendrían que torturarlo? Lo que indigna es que tengamos naturalizada la tortura en los procesos de lucha social.
Entonces el texto aporta la narración de las posibles torturas y cómo se van graduando hasta que el torturado decide libremente confesar lo que hizo, o lo que podría hacer si no estuviera ahí, casi muerto. Se trata de un texto que aporta la posibilidad de conservar el ideal ante una situación de tortura y, como posibilidad, muestra al torturador, torturado.
En escena no vemos las torturas, es una puesta en escena complicada precisamente porque es de palabras, de conflictos entre dos formas de vida opuestas. Tenemos a un Capitán que va y viene por el escenario, totalmente dueño del espacio, mientras que Pedro está apenas en su banco, encapuchado, maniatado. Ahí está ya la relación de poder entre los personajes. El texto exige que sea dicho natural, sin énfasis en las metáforas que usa ni menosprecio de la información que aporta; es una cátedra de métodos de tortura usados durante las dictaduras latinoamericanas y que hoy, en México, sabemos son prácticas comunes aunque los Derechos Humanos se opongas, siguen siendo eficientes, como diría recientemente un empresario hecho presidente.
“Sólo los muertos no pueden morir, cuando se está vivo se aferra uno a la vida y eso duele”, paráfrasis del texto de Benedetti que puede disfrutar sea leído o sea en otra función de este maravilloso Pedro y el Capitán
 
Función única: lunes 16 de enero 2017 a las 18:30hrs.
Teatro: Julio Jiménez Rueda, en Avenida de la República 154, colonia Tabacalera, entre las fuentes de la explanada del Monumento a la Revolución y el cruce de Reforma con Bucareli o Monumento del Caballito
Localidad: Entrada Libre
Afore del teatro: 400 butacas
 
 
 

Cuando quien gana, pierde

Obra: Ninfómanas (Adactación de pequeña pieza psicopática)

Autor: Federico Roca
Dirección: Felipe Morales Hernández
Actuación: Erick Fernando Estrada Ramírez, Katia Janine Chavéz Palacios y Monica Lizett Granado Cabrera.
Compañia de teatro: Grupo de teatro Conín.
 
 
¿Son o se hacen?
En el recinto del XXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro, podemos ver teatro diverso en tanto que no todo es profesional. Cuando las compañías inician presentan carencias (hoy llamadas áreas de oportunidad) que se resuelven con el oficio que sólo el tiempo puede darles. Casi imposible cuando no se cuenta con los espacio para que las compañías maduren, en realidad para que se mantengan como grupo.
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom