Jueves Marzo 30, 2017

Remedios para Leonora

Autor: Estela Leñero

Dirección: Gema Aparicio
Actuación: Gabriela Betancourt y Bertha Vega 
Al inicio un caballito de madera se mece súbitamente y logra sorprender al espectador, en el oscuro de la tercera llamada sale el caballito e iniciamos con el debido respeto y etiqueta del público asiduo al teatro: celulares apagados para que la luz no brille a media función, para que los sonidos y las vibraciones no se interpongan entre usted y la ficción.
Un octágono color crudo es el lugar de los sueños, cruza un caballo entre penumbra, se enciende la luz y vemos a Leonora Carrington, Leonora Caballa en un espacio onírico que se hace real a través del trabajo plástico que las artistas ejercen. Llega Remedios, aunque no pueda bajar a los infiernos de Leonora, está ahí, con ella, para contarnos esos momentos íntimos que salieron a través del arte; mujeres que no creyeron en más que el trabajo, en perderse a través de lo que pintan y crean.
De una mampara con forma de torre, que nos remite a la obra de Remedios Varo, sale, sale este personaje, sirve para ocultar los elementos usados y los cambios de personaje. Dos actrices, dos mujeres, dos intérpretes, Gabriela Betancourt y Bertha Vega, dan vida a Leonora y Remedios, dos amigas que viven en el siglo pasado entre amores, guerras, miedo, angustia y el privilegio de pertenecer a una clase social pudiente que les permite salir de Europa en plena guerra, acceder a ciertas comodidades y excentricidades propias de la época.
Aún así, a Leonora también la visitaba La Señora del Miedo y Doña Angustias, sin rostro, sólo metiéndose entre las sábanas a media noche. Interesante la múltiples imágenes corporales con que la dirección resuelve mostrar el mundo onírico en escena. Interesante el texto que expone aspectos de las vidas de estos personajes de bagaje cultural. Interesante la ejecución de las creencias en un rito para exorcizar el miedo, sacarlo lo suficiente para seguir creando sin paralizar la vida diurna.
El espacio se llena con apenas dos taburetes con capacidad para guardar tazas de café, cigarros, muñecas de trapo, con ellos las actrices suben y vuelan por las alturas. Momentos mágicos que nos llevan suavemente a seguir la vida de estas dos mujeres.
Puesta en escena que requiere un público asiduo al teatro, pues un espectador incipiente acaso logrará verla completa y no cabecear o dormitar. Interesante las soluciones escénicas y maravillosa la interpretación de Bertha Vega Gabriela Betancourt, pero ligeramente pesada para un espectador promedio. A fin de cuentas estamos ante un sueño, un sueño de la vida de dos artistas, de la escritora, de la directora, de las actrices, un sueño que es compartido por un público dispuesto a ver proyecciones –tomadas de un documental- que, si las quitáramos, no afectarían el trabajo, quizá obligaría a la dirección, a otras formas que este par de intérpretes pueden dar en escena por su calidad expresiva y trayectoria.
Esperemos que pronto regresen al escenario y podamos disfrutar la propuesta que nos regala una mirada de la vida consumida por el cigarro y el exceso de café.
 
Funciones: martes y miércoles, 20:30hrs., hasta el 25 de mayo
Teatro: El Milagro, Milán 24, Colonia Juárez, entre Lucerna y General Prim, cerca metrobús Hamburgo, metro Revolución e Hidalgo
 
Localidad: $150ºº general, 50% descuento con credencial vigente y $60ºº vecinos de la colonia Juárez
 
 
Alma Torices móvil: 04455 1396 8884
 
 
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom