Sábado Agosto 19, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Procuración de justicia, lastre para Mancera

Miguel Ángel Mancera no cesa en confirmar sus anhelos presidencialistas pero poco hace por cumplir cabalmente con sus obligaciones como Jefe de Gobierno de la ciudad capital, no solo es la irreductible contaminación ambiental, los  malos servicios, el insuficiente y deficiente transporte público y la inseguridad pública, sino también la carencia de una verdadera procuración de justicia.

Rodolfo Ríos GarzaProcuradorGeneral de Justiciade laCiudad de México (PGJ-CDMX) se ha convertido en una rémora para el buen desarrollo de la ciudad y, más aún, para los suspiros manceristas por la Silla Presidencial, pues la ciudadanía está harta de la corrupción imperante en esa dependencia y su total ineficacia.

El ciudadano común prefiere quedar preso de la delincuencia común antes que poner una denuncia ante alguna fiscalía capitalina a sabiendas de que nada logrará, nadie hará investigación alguna y mucho menos se dará con los culpables identificados o no por las víctimas.

De la propia Procuraduría surgió el hoy Jefe de Gobierno lo que abría la esperanza a muchos de que la impartición de justicia mejoraría sustancialmente en la metrópoli, pero con Ríos Garza ha sido todo lo contrario como lo constatan los hechos públicos en los casos más sonados.

En el Kinder Matatena se detuvo y consignó al presunto abusador sexual de infantes pero solo por la presión mediática ejercida en Radio, Periódicos y redes sociales, porque inicialmente las periciales determinaron que no había rasgos de abuso sexual en los pequeños, se dejaba ver la intención de proteger a Rafael Duarte.

A nadie extraña, por desgracia, que la Procuraduría actúe con parcialidad a favor de los acusados, que no exista rigor en las periciales ni investigación profesional, así como ha sucedido en el caso del multihomicidio de la Narvarte, en el que se involucró al gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

La actuación del Procurador Ríos Garza ha sido menos que desastrosa, a casi 10 meses de los trágicos hechos nada se ha logrado en las investigaciones a grado tal que un juez ordenó a la PGJ revisar nuevas pruebas, realizar otras diligencias y retomar nuevas líneas de investigación.

Se espera que este 25 de mayo se reúnan autoridades judiciales, familiares y abogados de las víctimas para acordar una ruta de trabajo que, ahora sí, garantice el acceso a la verdad, porque nadie ha estado conforme con lo hasta ahora actuado ni con los tres procesados como presuntos culpables de los asesinatos.

Pero el desastre en la impartición de justicia que debiera realizar la PGJ-CDMX es aún peor en otros hechos graves como los ejecutados hallados con frecuencia en la vía pública, los narcomensajes, la proliferación del narcomenudeo, la extorsión a comercios o el secuestro, como del que acaba de ser víctima nuestro colega Alejandro Envila.

Y qué decir de los cotidianos robos a transeúntes, de los asaltos al transporte público o a comercios y casas habitación que, en muchos casos, ni siquiera son denunciados, por lo inútil que esto resulta.

¿Hasta cuando se mantendrá a esta rémora de la ciudad?

Ambientes y Barrios

Como es sabido el mando único en las policías de los estados no garantiza la reducción de los índices delictivos, menos aún en los municipios más populosos como ofrecen las autoridades federales. Quizá por ello siete de los más importantes ayuntamientos del estado de México pintaron un violín al gobernador Eruviel Ávila al no acudir ayer a la firma del convenio que cede el mando de la policía municipal a la Comisión Estatal de Seguridad. Faltaron Naucalpan, Atizapán y Huixquilucan, gobernados por el PAN; Nezahualcóyotl y Valle de Chalco, en manos del PRD, y Texcoco y Amanalco administrados por Morena.

Muy menguados están el impetuoso City Manager de la Miguel Hidalgo y su jefa delegacional, Xochitl Gálvez, con el asunto del edificio de la calle de General Tiburcio Montiel número 18, en la colonia San Miguel, propiedad de Arne Aus den Ruthen Haag, que a todas luces es irregular, carece del anuncio de manifestación de obra, rebasa los niveles de construcción permitidos (de tres a ocho) y  no cuenta con las medidas de seguridad dentro y fuera del inmueble. El PRD, por medio de su líder capitalino Raúl Flores, ya interpuso una queja ante la Contraloría General de Gobierno y pide separar del cargo de Director General de Administración en la MH al impetuoso Arne, al menos durante el proceso de la investigación.

 

Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter:  @salvador_mtz 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar