Domingo Mayo 27, 2018

ECONOMIAS

¿Pagaran por las reformas?

 

A menos de 10 meses de concluir el sexenio peñista la situación económica del país está muy lejos de los ofrecimientos presidenciales de alcanzar crecimiento superior al 5 por ciento para este año.
 
Las reformas económicas, especialmente la energética, darían tal resultado pero todo fue un engaño para aprobar cambios legales que entregan los hidrocarburos y la generación eléctrica a empresas extranjeras, porque el desarrollo del PIB ni siquiera se mantuvo al 3 por ciento del 2015 y para el 2018 será apenas de 2.3 por ciento, si bien nos va.
 
El mínimo crecimiento y la devaluación de más de 50 por ciento del peso frente al dólar son la mejor prueba del fracaso de las reformas económicas peñistas vendidas como panacea por un Congreso sumiso y acrítico dominado por el Pacto por México.Ahora, en pleno proceso electoral, el fracaso de las reformas económicas pesan más en el candidato peñista José Antonio Meade que sobre Peña, pero si el abanderado tricolor no logra el triunfo, su derrota podrá llevar al Presidente a situaciones similares a la de varios ex gobernadores.
 
AHORROS
 
Para el SAT hay en el país casi cuatro mil empresas fantasma dedicadas a lavar dinero, más del triple de las detectadas en 2016, pero contra ellas se limita a exhibirlas en listados públicos, en lugar de probar su dicho de manera legal y castigar penalmente a sus propietarios.
 
Igualmente hay miles de empresas creadas con capitales mexicanos en paraísos fiscales de El Caribe y otras naciones que se utilizan para evadir impuestos y también lavar dinero, las mismas que han sido hasta defendidas por las autoridades de hacienda.
 

Lo cierto es que no existe eficacia en la Secretaria de Hacienda para controlar el lavado de dinero, principal motor del crimen organizado, el cual goza de amplia impunidad en sus movimientos financieros y empresariales.

 

La unidad de inteligencia financiera de la Secretaria de Hacienda, de la que fue responsable hasta hace un mes Alberto Bazbáz, no ha hecho nada en cumplimiento de sus responsabilidades, por lo que en México, el lavado de dinero sigue viento en popa.

 

Ojala y el nuevo responsable de la Unidad de Inteligencia Financiera cumpla su cometido, aunque es difícil esperarlo cuando el titular de hacienda, José Antonio González Anaya, no ha dado muestras de interesarse en el tema.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

15 de febrero de 2018

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar