Viernes Julio 20, 2018

AUNQUE PESE

Nace el nuevo Viejo PRI

 

Apabullante fue la victoria de Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena. No solo se queda con la Presidencia de la República sino también con la mayoría en las Cámaras de Senadores y Diputados, con el gobierno de la capital de la República y cinco gubernaturas.

En Morena y sus partidos aliados el PT y PES, Andrés Manuel supo aglutinar no solo a los más importantes grupos de izquierda sino también a los del centro, sindicatos corporativos (SNTE, CNTE, Mineros, etc.), empresarios pequeños, medianos, grandes y súper grandes, y no pocos políticos de la derecha, así como a conservadores religiosos como los evangélicos y católicos.

Tránsfugas del PRD, PAN, PRI, MC, PANAL y PVEM se pasaron al obradorismo abierta o subrepticiamente, lo que dio al movimiento de Regeneración Nacional mucha más oxígeno del que propios y extraños le concedían.

El partido Morena y sus aliados formales e informales, abiertos o encubiertos, tendrán ahora que armar una verdadera estructura política y de gobierno que dé cauce al caudal de ofertas sociales y económicas hechas por AMLO en sus discursos de cierre de campaña y de triunfo electoral.

Como en el viejo PRI de los setentas y décadas anteriores, Morena dará cabida a derechas, izquierdas y centros, gran amasijo con el que tendrá que conducir al país por un sendero de promesas, que se antoja difícil de alcanzar, pero si logra sólo una: acabar con la corrupción, habrá cumplido.

También tiene la necesidad de acabar con la violencia desatada en el país y someter al crimen organizado, dueño de amplias regiones de la República, que si bien, existen por la corrupción imperante, los cárteles se cosen aparte y tienen sus cauces propios, ligados a las mafias madre del vecino país del norte.

Justo con Estados Unidos y el gobierno de Donald Trump, existe otro gran obstáculo, aunque podrían encontrarse vías de diálogo o cooperación, al menos mejores de las hasta ahora halladas. La felicitación inmediata desde Washington, lo hace pensar así.

Morena será a partir de ya, el nuevo viejo PRI, con un discurso de profundidades sociales pero compromisos económicos de mantenimiento de la actual estructura; el sistema político mexicana, por lo que se ve, goza de cabal salud.

SUSURROS

El partido de Peña Nieto, resultó ser el más dañado con el resultado comicial de este domingo. Pierde la Presidencia de la República, todas las gubernaturas en disputa, incluida la CDMX y en el Congreso pasará a ser una oposición casi testimonial.

Los números definitivos sobre cuántos y cuáles priistas serán los que ocupen escaños y curules en el Congreso de la Unión se sabrá hasta que concluyan los cómputos y se puedan hacer las estimaciones porcentuales pertinentes para definir los Senadores de primera y segundo oposición y los diputados plurinominales, pero con lo que hasta ahora se cuenta, al PRI le fue muy mal.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Comentarios   

0 #1 Lorri 06-07-2018 19:18
Faça único superar a 2. Sabe universalidade a cinema?

Feel free to surf to my blog ... como
ser mais viril: http://gardrealms.com/wiki/index.php/Cancer_A_Pipi
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar