Sábado Agosto 19, 2017

Los equilibristas

Autor: David Gaitán

Dirección: Damián Cervantes

Compañía Vaca 35 Teatro en Grupo
Actuación: Maricarmen Ruiz, Jaysú Torruco, Ronaldo Monreal, Damián Cervantes,  Daniela Balatzar, Carlos Komukai, Sol Sánchez, Gabriela Ambriz, Francia Castañeda, Diana Magallón, Elizabeth Pedroza, José Rafael Flores, Sabdi Blanco e Inés Peláez
                                                                    La bala
Sentados, frente al público, vemos a trece actores en escena con trajes en el mismo tono y textura, pero evidencian clases sociales y empleos, una actriz más a quien notamos al poner atención en lo que el público se acomoda en las butacas, ella, vestida de negro, sentada, recargada en la pared izquierda, casi no se ve. Su piel blanca contrasta con el vestido negro que la oculta. Al frente trece visiones, trece formas de vida que buscan el amor, la igualdad, estar en paz, la aventura, conocer, explicarse qué pasa en este momento político en que entra un personaje de la revolución precisamente a su pueblo.
Un señor (Ronaldo Monreal) que está fastidiado con su nombre, es que se llama Porfirio y eso en tiempos revolucionarios no debió ser grato de forma alguna, un señor que suma su molestia de vida a la confusión originada por la omisión de la contraseña de paz, sumada a la expectativa del momento y a la llama encendida sin ton ni son… ahhh, complicado hablar de hechos históricos, verídico recrear historias de vida, decisiones tomadas e intenciones voluntarias hacia el bien común, ¿común a quién? Nadie supo, pero eran comunes.
Así como cada vestuario es diferente, así cada una de las 14 sillas en escena expresa un estilo de vida, todas de madera, pero todas diferentes y todas para tener la mayor parte de la puesta en escena a los actores sentados. Conforme cada personaje va muriendo en el desconcierto del hecho, cada actor deja sus zapatos (huaraches en general) en el escenario, con estos forman surcos después), pero cada uno sigue con voz en la relatoría de una historia que a ningún historiador le ha de interesar.
Historias de vida que exponen lo vacuo del movimiento revolucionario mexicano en ciertas regiones donde la gente entró a la causa o peleó por Zapata como pudo hacerlo por cualquiera, a fin de cuentas es darle un sentido a la vida sin sentido, al fin se trata de vivir.
Cada uno nos deja ante la mirada que tienen los demás de sí y completan la visión de los demás; nos hacen cómplices activos del mal entendido que está ocurriendo. Hay trece velas por el escenario que se mantienen encendidas a pesar el alboroto, de la polvareda que alcanzamos a notar sin que haya ningún truco o efecto de producción. Los soldados asumiendo que son iguales a los pueblerinos que los miran asombrados esperando los balazos. La maestra del pueblo sólo quiere enseñar a leer, pero todos corrían y ella no salió a correr con todos, la confusión había iniciado desde antes de la llegada de los soldados.
Un gesto de sumisión y de respeto como quitarse el sombrero puede evitar que la guerra se detone, pero si ese gesto no es asumido más allá de una acción por educación, aumenta el caos latente en cada espectador que, intrigado, sigue atento la narración de estos equilibristas fantasma. Equilibristas que no sobreviven ante lo endeble de la historia ¿o la historia no los revive por ser endeble?
A este pueblo se le fue todo, la mirada, la camisa, la comida, la esperanza, los cinturones, los mapas, los niños… todo un episodio inolvidable que sólo no se registra en las grandes historias de nuestra gloriosa revolución nacional. Entonces llegó, y sigue, la ignorancia, a fin de cuentas fue sólo una tarde de balas perdidas que aún no han llegado a un historiador.
Historia escénica que nos lleva a la trascendencia de las profesiones como la docencia o el tendero, el campesino y la belleza del texto cuando habla de las semillas, crea los surcos con los zapatos y las imágenes se amplían en las mentes de los espectadores porque bien vale la pena contar este acontecimiento desde la mirada de cada uno de los trece que ahí perdieron la vida y la esperanza en una lucha revolucionaria.
Acérquese a esta propuesta dado que es la última temporada. Puesta en escena de la compañía Vaca 45 que cierra un ciclo. El texto es bello, las actuaciones precisas –imposible de otro modo- las imágenes que el espectador se genera a través de las voces y la interpretación del director que contiene a sus actores hasta el caos y el silencio de la historia. Una bala que se aburre y que no haya salidas, que vuela ligera y desaparece.
 
Funciones: viernes 20hrs., sábados 19hrs, domingos 18hrs., hasta el 12 de junio
Teatro: Benito Juárez, Villalongín 15, Col. Cuauhtémoc, cerca Metrobús Reforma
 
Localidad: $136°° o $68°° con credencial vigente de estudiante, maestro e INAPAM
 
 
 
 
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Comentarios   

0 #2 Alma Torices 14-06-2016 17:38
Saludos Damian Cervantes.
Gracias por comentar la nota, ciertamente -imperdonable también- ha sido un error de dedo, puesto que al inicio, en los créditos de la nota, está correcto el nombre de la compañía.
Quedamos en contacto para que cuando se presente VACA 35 nos inviten y podemos recomendar su trabajo.
AT
Citar
0 #1 DAMIAN Cervantes 10-06-2016 06:44
Muchas gracias por la presencia y por las palabras.

Un apunte. el grupo es Vaca 35, no 45.

Gracias abrazos
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom