Miércoles Febrero 21, 2018

ECONOMIAS

La gran crisis de Guerrero

Aterrorizado por la violencia y la inseguridad pública Guerrero ve languidecer su atribulada economía con un deuda de 18 mil 400 millones de pesos, una crecimiento ínfimo de 0.5 por ciento anual, 70 por ciento de la población en pobreza, creciente pérdida de empleo y cierre de empresas.
 
La triste realidad  del estado se refleja en lo que antaño fue el paraíso de magnates, estrellas de cine y turistas de todo el mundo: Acapulco, donde a consecuencia de extorsiones, secuestros e inseguridad en tan solo dos meses (septiembre y octubre) cerraron 809 empresas. De acuerdo a Federación Estatal de las Cámaras de Comercio de Guerrero en todo el estado suman 4,800 con miles de empleos perdidos.
 
A ello deben responder y con urgencia el gobernador Héctor Astudillo Flores y alcalde acapulqueño Evodio Velázquez, sin pretender escudarse en que recibieron el poder en total crisis económica, social y política, porque eso ya lo sabían desde que decidieron buscar la candidaturas al gobierno.
A trabajar para dar resultados y no solo beneficiare del poder para exprimir más al sufrido pueblo guerrerense.
 
Ahorros
 
El próximo 7 de noviembre cumple un año la intervención de Ficrea, la Sociedad Financiera Popular (Sofipo) de Rafael Olvera Amezcua, que arrasó con 6 mil millones de pesos de más de 7 mil ahorradores por la negligencia de Jaime González Aguadé, titular de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Y el viernes vence el plazo para que los defraudados demanden al Estado por su inadecuada supervisión de operaciones. Ya se han presentado 1.678 demandas por parte del abogado Fauzi Hamdan, apresúrense, exijan justicia y apego a la ley.

 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter @salvador_mtz

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar