Jueves Marzo 30, 2017

Humboldt o de cuando el espacio define

Autor: Ernesto Anaya Ottone

Dirección: David Psalmon

Colectivo Teatro Sin Paredes: Alexander Holtman, Irene Ikiko Lida, Adriana Butoi, Carla Jara Drago, Gutemberg Brito David Psalmon, Jorge Maldonado, Juan Carlos Beyer, Adriana Olivera y Saburo Ida

Diseño de escenegrografía e iluminación: Ana Patricia Yáñez

                          Videoarte: Daniel Primo 

Hemos comentado esta propuesta cuando fue su primera temporada en el teatro para el que fue creada; ahora acudimos al Teatro Sergio Magaña, espacio a la italiana es decir con el escenario al frente y el patio de butacas hacia él. Antes, en su estreno, el público ocupaba un ángulo, es decir dos frentes y el escenario era, además del central para los públicos, el nicho o acceso de la derecha del foro universitario experimental Sor Juan Inés, la plataforma superior al nicho y el vídeo arte de Primo podía apreciarse sin mayor artificio que proyectar o no. Ah, sorpresa, el espacio no sólo es la plataforma que sustenta la puesta en escena, sino que, una vez concebida la creación teatral para un lugar específico, depende de ese espacio; entonces sí, el espacio determina.
 
“Vine a Comala porque me dijeron que aquí estaba…”, el inicio se mantiene con el inicio del inconfundible Pedro Páramo de Juan Rulfo, dicho por seis actores extranjeros ya en escena. Los vemos leer sentados en bancos, escuchamos voces que se empalman hasta formar una voz y ahí convergen en el inicio del mito: el hijo en busca del padre. Seis extranjeros en México, cuya causa de arribo se relaciona al motivo de Juan Preciado “…lo que estuvo obligado a darnos y nunca nos dio.” 
Esta multihistoria se explica a través de la historia del personaje de Humboldt, lejos, muy lejos del México de Wirikuta.

 
El escenario, libre y frontal, presenta,  al fondo, un marco con 9 espacios, nos remite al marco de un retablo, al inicio quizá al tren (símbolo del viaje mítico), al panel del set televisivo, a la pantalla traductora… es un fondo que permite la visibilidad de las proyecciones propuestas por Daniel Primo, imágenes que acompañan, adornan, dialogan y debaten con la escena, imágenes que provocan reacciones en el público y que sugieren el aprecio de épocas y espacios, así mismo el fondo facilita la traducción al español de las diversas intervenciones  en los seis idiomas presentes.
 
Se trataba de una propuesta ágil y  provocadora, acorde con el estilo del creador David Psalmon. Hoy, el discurso plural, diverso, mágico y poético se presenta torpe y con ello se propicia la distracción del público que sigue en butacas pero en otras ocupaciones: telón impreciso quizá por ser estreno, entradas y salidas de los espacios forzados para ser alternos al escenario central y que se ven más a fuerza que dentro de un diálogo con el espacio.
 
Tenemos a seis actores en escena con apenas sus bancos, un panel de fondo, una bicicleta que entra, una pantalla en proscenio que tiene que bajar para hacer visible la proyección que acompaña al personaje místico, hacia la segunda mitad de la puesta se incorporan tres mesitas de cantina. Tenemos a siete personajes extranjeros (chilena, francés, japonesa, brasileño, rumana y alemanes) exponiendo motivos para dejar su patria, seleccionar a México como país de arribo y buscar la naturalización; seis de ellos son contemporáneos al México de Wirikuta y el otro representa al naturalista del siglo XIX, Humboldt.
 
¿Somos extranjeros en nuestra tierra? ¿Qué es lo extranjero, qué es lo mexicano? ¿Quién, qué y cómo definir la identidad mexicana? Este cuestionamiento no está explícito en la puesta en escena, sin embargo es una de las reflexiones que inminentemente quedan en el espectador y será usted quien decida si lo desarrolla o sólo se deleita, así que acuda a ver Humboldt, México para los mexicanos acompañado y salga dispuesto a la reflexión dialógica. ¿Cómo definir lo mexicano? Para la diseñadora de iluminación y escenógrafa hay omnipresencias y son éstas las que inspiran su creación original, ahora no dialogamos con ella en cuanto la adecuación de un espacio experimental con uno frontal. 
 
La propuesta que co-produjera Teatro UNAM y el colectivo TeatroSinParedes, el FONCA (México en escena, sexta emisión), ahora incluye otros apoyos como el de la Fundación BBVA Bancomer y la Coordinación del Sistema de Teatros de la Ciudad de México, se presentó durante el mes de junio en el teatro Sergio Magaña, donde pudimos ver, además de una propuesta escénica, una reflexión a la que los artistas debemos atender ¿sacrificar el espacio por una temporada? ¿Reducir la creación por un espacio de representación? Sea pues que cada uno responda, desde aquí me atrevo a señalar que aquello que critica la puesta en escena –de los mexicanos- termina por absorberlos y re-producir el mismo sistema jodido de ‘ceder ante el poderoso’. Si algo es urgente tratar en escena, en la vida cotidiana y en el colectividad, es la congruencia.
Una reflexión más: ¿la leche materna es desdeñada por las mexicanas? ¿Qué clase social la reprueba y por qué? ¿Los muertos quieren de los vivos el tormento? ¿Leíste Pedro Páramo en la secundaria? Participe y comente en este espacio de difusión y crítica teatral.
 
Funciones: viernes, sábados y domingos de junio
Teatro: Sergio Magaña
 
 
Alma Torices móvil: 04455 1396 8884
 
 
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom