Martes Marzo 28, 2017

Henequén

Autor y dirección: Conchi León con la colaboración de Juliana Faesler

Actuación: Raúl Niño, Lourdes León, Alejandra Argoytia y Conchi León

Títeres: Toztli Abril de Dios

                                                           Esclavitud; tema para analizar

En estos días de revueltas que nos llevan la mirada a otras formas de organización social-económica, tenemos un espacio teatral íntimo que se crea, entre otras razón, como respuesta a las necesidades de otros formatos de teatralidad y que subsiste con personalidad y propuesta.
Este fin de semana inicia la Residencia de “La Máquina del Teatro” –compañía teatral dirigida por Juliana Faesler y Clarissa Malheiros- en el Teatro Centro Cultural Carretera 45, ubicado en el centro de la Ciudad. Prácticamente todos los días del mes de julio estarán presentando los montajes: Henequén, La hora del diablo, RDM Radio Shit, Tampoco seríamos felices, así como las presentaciones de los talleres que, gratuitos, se estarán desarrollando en este mes, en dicho recinto.
En la página del teatro Centro Cultural Carretera 45 podemos leer que: “Este texto [Henequén] es el resultado de una investigación sobre la época de esclavitud en Yucatán, una revisión de “México Bárbaro”, “Jacinto Canek” y el relato de una anciana descendientes de esclavos de las haciendas henequeras. Doña Paulita cose un vestido de novia, los recuerdos le atrapan y regresa al tiempo de sus abuelos…”. En la puesta en escena podemos ver la cámara negra, al fondo cruza el escenario un tendedero de henequén (planta autóctona de Yucatán conocida por los mayas como ki, procesada; el punto es que si no lo sabes trabajar, te quema, dicen en la obra); en primer plano, de lado izquierdo, un maniquí con un vestido de novia, en el centro del escenario una máquina de coser mecánica.
Sentada a la máquina, un títere de anciana, Doña Paulita, en el cuerpo de un actor cuya expresión vocal nos lleva a la anciana yucateca. Un joven actor colabora con los sonidos e interactúa con la anciana y los móviles hechos por Juliana Faesler. Conchi León, autora y creadora escénica, representa varios personajes en la historia, pero ¿cuál historia? Asistir a Henequén, es ser testigos de la historia de la esclavitud en México que ha sido retratada, por citar un libro clásico “La rebelión de los colgados” de Bruno Traven –visión externa- como analizada por Carlos Fuentes en “El espejo enterrado”. Esta esclavitud disfrazada de trabajo asalariado, de obreros cuya vida se va entre el empleo y la tienda de raya, los azotes porque sí y los casamientos a gusto del patrón, digo, del dueño de la empresa para la que trabajan los obreros. Obreros sin derechos no porque se los quiten –como ahora- sino porque no los tienen, ni los conocen…
Hoy, inmersos en el doble discurso cotidiano, se propone una puesta en escena que nos lleva de la belleza de los textos, de la armonía de la escena, de la magia de los títeres y las imágenes creadas por los actores y los móviles, a la reflexión producto del recuerdo. Reflexión y recuerdos necesarios para la construcción de la historia que sustente las decisiones que los ciudadanos debemos tomar.
Hablar de esclavitud ahora es preciso para que se recuerde, para que la memoria del país viva a través de la gente; así, informados y bien parados en el pasado, miremos hacia dónde camina el desarrollo económico de este país. Aquí sí, el teatro tiene una mirada social sin dejar de ser profesional y con oficio. El oficio que “La Máquina del Teatro” ha construido a través de sus años de trabajo, de exploración escénica, de propuestas creativas, siempre con el compromiso social de dejar una huella reflexiva en sus espectadores, a quienes considera pensantes.
“Los blancos hicieron que estas tierras fueran extrañas” dice Conchi León, “en Yucatán, ningún esclavo ríe, ningún esclavo canta”. En la historia nos enteramos que los dueños de las tierras son también los dueños de las personas. Hacendados, terratenientes que se sirven de indios a los que no quieren ni ver. Entre ellos se crió Ermilo Abreu Gómez, entre ellos porque en su familia no era bien visto. Come con los indios y vive con ellos, así logra el retrato de la historia-vida del indio Jacinto Canek.
Henequén, puesta en escena que expone dos tipos de vida. Decíamos que en escena hay un maniquí con un vestido de novia; la novia pide que se le pongan perlas, mas la india que lo cose se resiste, porque las perlas son lágrimas, dice. Las perlas son poder, y si son lágrimas para los indios es porque nunca las tendrán. ¿Será?
En escena vemos a un venado tomar agua de la que le acerca Ermilo. Escenas mágicas, bellas y provocadoras. Una persona que no sabe leer, sabe que la oscuridad le dejará ver mejor las estrellas. Sabe que la libertad es una actitud del espíritu, pero que ese espíritu vive en un cuerpo que, porque sí, es azotado, mutilado y maltratado sin mayor razón que la de ser desterrado de su propia tierra.
Al final de la puesta en escena escuchamos “El amor, el aire y las palabras nunca serán esclavas de nadie”. Oj-Alá.
Acuda a tan singular puesta en escena que se presenta en calidad de “perfectible” (“work in progress” dice el anglicismo) y opine para que se mejore. Desde aquí podemos decir que habrá que buscar el apagado de las velas antes, para que al final pueda “caer” el oscuro. Singular puesta en escena y en amable espacio (cuenta con cafetería) debe verse y compartirse. ¡Acuda y comparta su apreciación!
 
Funciones únicas: lunes 4 y martes 5 de julio, 20:30hrs
Teatro: Carretera 45, Calle Juan Lucas de Lassaga 122, colonia Obrera, Delegación Cuauhtémoc, CP 06800 CDMX, a dos cuadras del metro San Antonio Abad
 
Localidad: $90°° general
 
 
 

Alma Torices móvil: 04455 1396 8884

04/07/2016

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom