Martes Octubre 23, 2018

Hamlet

Autor: William Shakespeare
Dirección y adaptación: Flavio González Mello (miembro del Sistema Nacional de Creadores FONCA)
Actuación: Arturo Ríos, Fernando Bonilla, Omar Medina, Emilio Guerrero, Nailea Norvind, Leonardo Ortizgris y Pedro de Tavira Egurrola como Hamlet
Una puesta en escena sin duda ambiciosa, no sólo por los años de historia que conlleva tantas interpretaciones como lecturas ha propiciado, en ese sentido cada propuesta busca llegar a algo único que el texto aporta dentro de un contexto enmarcado por la época, el lugar y la ideología.
 
Así vimos hace algunos años la puesta que hizo Sergio Cuellar, por nombrar alguna entre otras muchas seguramente afortunadas con o sin recursos y con o sin apoyos.
 
Ahora estamos ante la propuesta de un director que gusta de un juego escénico tanto como de recuperar la atención del espectador menos habituado a una puesta de más de dos horas. El trabajo de Flavio González Mello lo podemos recordar en Lascurain o la brevedad del poder, entre otras con grandes actores en escena enmarcados en espacios teatrales y precisos favorables a la ficción.
 
Hamlet, texto emblemático, ofrece al equipo creativo la materia con la que, a decir del programa de mano, crean basados en las experiencias (“no se hizo al pie de la letra, sino al pie de las tablas”) la propuesta lograda por “caminos más inesperados”. ¡Cierto! En el Acto III nos maravillamos al ver -y escuchar - su versión (las recomendaciones que da Shakespeare para la mejor representación de un texto dramático que busca convencer al espectador) y las carcajadas brotan en el Acto V con la muerte de la Reina Gertrudis o de cómo se hace presente el exorcista en tan álgido momento.
 
Propuesta escénica que considera las necesidades del espectador que disfruta de las tres horas y media que dura la representación; en realidad tres horas con diez minutos pues existen dos intermedios de diez minutos cada uno en los que el espectador puede salir del foro y regresar. En el inicio ingresamos por la parte alta del foro y ocupamos tres lados, al salir en el primer intermedio y regresar al foro lo hacemos por “abajo”. En el segundo intermedio realizan un cambio de lugares de tal suerte que los 60 espectadores que estamos frontales durante el segundo momento de la representación, quedamos en este tercer y último momento rodeando la escena.
 
Los vestuarios que propone Mario Marín (responsable también de la escenografía) nos ubican en una época actual con doctores, gobernantes, juniors y sepultureros reales (aunque sabemos bien que son todos una ficción). La forma en la que representan el texto nos aleja de la tendencia de siglo XX (narraturgia) que lleva a los actores a ‘decir’ el texto sin la menor intensión, ni inflexión, ni entonación… Escuchamos conversaciones cargadas de emoción y sin derroche de capacidades histriónicas, aunque al mismo tiempo somos testigos del talento de Omar Medina y Fernando Bonilla quienes tienen a su cargo la representación de ocho personajes y cada uno es representado integralmente, usted puede reconocer la capacidad del actor pero tenga la garantía de que no verá el menor asomo de ‘confusión’ entre la construcción de un personaje y otro. Así en cada uno de los ocho que representan, entonces ¿estamos o no ante un derroche de talento?
 
Acuda al Centro Cultural Universitario, disfrute del espacio, de las ofertas culturales y ambientales que ahí están y decídase a ser parte de Hamlet, el príncipe que se ve asediado por el fantasma de su padre para vengar el honor amancillado por la madre, pero sin cobrarle a ella. El hijo que se cuestiona, que a vista de los demás enloquece, que muda de amores y que no encuentra paz en la tierra que se pudre.
 
Sin duda alguna, una puesta en escena que debe ver no sólo por la presencia de los grandes actores que la representan ni por el ingenio con que ha sido construida, sino porque al mismo tiempo de disfrutar de un clásico, se sorprenderá de la sabiduría que Shakespeare nos deja en voz de Polonio (interpretado por Emilio Guerrero), se congratulará al ver nuevamente juntos en escena a Leonardo Ortizgris y Pedro de Tavira Egurrola (los vimos en Tom en la granja, ¿los recuerda?) y se deleitará con el sin par trabajo del actor Arturo Ríos quien interpreta tanto al Rey Hamlet como al Rey Claudio y a quién también acabamos de disfrutar a lado de Pedro de Tavira Egurrola en el extraordinario trabajo de Melville en Mazatlán. El equipo le brinda un trabajo único e irrepetible, al menos en tan generoso precio por estar dentro de un espacio universitario. ¡Aproveche!
 
“El objetivo del teatro es enfrentarle un espejo a la realidad, para mostrarle a la virtud sus propias facciones, a lo ridículo su propia imagen y a cada época su semblante y su carácter”, dice el programa de mano y también lo escucha en dos momentos durante la representación. ¿Ya la vió? ¿Qué le pareció? Acuda y comente en este espacio de diálogo y recomendaciones teatrales que le ofrece Visión MX.com
 
Funciones: de jueves a domingos, 18hrs., hasta el 11 de octubre y del 29 de octubre al 6 de diciembre
Teatro: Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, MetroBús Centro cultural, teléfono 5665 6583
Localidad: jueves de teatro $30ºº general y sin credencial alguna, de viernes a domingo $150ºº general, 50% de descuento con credencial vigente de estudiante, docente, inapam, unam, jubilados imss e issste
Duración 210 minutos
 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Comentarios   

0 #1 Wilburn 07-10-2015 16:29
Muy interesante

My website comprar android one: http://www.almarcha.info/comprar-android_one-bq_aquaris_a45/
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar