Viernes Agosto 18, 2017

Galileo, una tragicomedia cósmica

Autor: Juliana Faesler y la compañia
Director: Juliana Feasler
Colaboración: Calrisa Malheiros
Actuación: Elan España, Francisco Granados, Alaide Ibarra, Antonio Peña, María Pérez, Dalia Quinto, Sol Sánchez y Baruch Valdés
 
 

Vida en otro planeta con Galileo

 

Galileo, una tragicomedia cósmica, texto de Juliana Faesler y la compañía La Máquina de Teatro, dirige, en colaboración con Clarissa Malheiros, al equipo actoral formado por jóvenes. Una puesta en escena que integra datos, actuación, manejo de títeres y recursos digitales como la proyección de un par de momentos durante la representación.

Al llegar al espacio de La Titería lo reconocemos por los colores en la fachada, para entrar pasamos por un arco de colores que deja ver un espacio lúdico (afuera se indica que es un centro cultural): gente en patines se divierte mientras práctica. Las sombras necesarias por el estado del tiempo, son producidas por sombrillas también de colores y podemos consumir jugo de la cooperativa mexicana Boing así como palomitas de maíz ahí hechas. Dentro del foro vemos un espacio negro que resalta los colores de las butacas, uno para el respaldo y otro para el sillón, por lo que el conjunto luce dinámico.

El público está colocado en tres frentes y uno se puede sentar donde quiera, en el espacio han considerado la estatura de los menores y han dispuesto una primerísima fila de sillas pequeñas para facilitar la visión de los más pequeños en la sala. El centro lo ocupa la escenografía que puede ser un puente en media luna hecha de tablitas; el ciclorama proyecta tanto la escenografía como las imágenes que captan con una Tablet en escena, sin que sea todo el tiempo, apenas un par de tomas y un par de videos.

Para iniciar la puesta en escena, ingresan dos actores con camisa naranja, lupa por micrófono, lentes y corbata negra con lunares blancos, detrás entran otros seis jóvenes con overol azul marino. Los primeros son dos reporteros transmitiendo la noticia de dos astronautas cuyo paradero se desconoce por falta de comunicación con la nave espacial. Vemos un reportaje con la familia de uno de ellos. Acaba el programa y quedamos dentro de la nave espacial con los dos títeres que son animados por un par de actores cada uno.

Reforzamos que la misión espacial que enfrentan los personajes es para salvar la vida en la tierra; la puesta aporta un par de datos como que los mayas conocían en cero y por el ciclorama vemos “puntos y rayas” con los que los mayas registraban los números, sin que la mención vaya más lejos. Sabemos que llevan tres semanas incomunicados y que la comida escasea. Uno de ellos sale de la nave para explorar y el público vive un momento mágico en tanto que La Máquina de Teatro nos regala la grandeza del universo dentro de este foro, vemos al astronauta flotar entre planetas, vemos al que se quedó dentro de la nave y seguimos este viaje suspendido en el universo.

Una vez juntos los personajes deciden viajar a través de la nave de rescate para llegar a alguna parte que si tenga señal con la tierra, entonces se van a dormir y es ahí, en el momento del sueño en que viajan y hacen viajar al espectador porque conocen a seres de otros planetas con los que escuchamos frases como “humanos y ajolotes en contra de popotes” o “la música es el lenguaje universal como las matemáticas”. Es en este lugar que ya no sé si es real (dentro de la ficción propuesta) o es dentro del sueño de los personajes, que entra a escena Galileo, el científico histórico representado mediante otro títere manipulado sólo por uno de los actores.

En una mirada de reconocimiento, encuentran “graves” tanto a Júpiter como a la Tierra, por lo que aplican un protocolo médico que pueda curarlos aunque el procedimiento es más moral que médico: primero un ajuste de gobiernos corruptos y luego una inyección de conciencia política, económica, humana, entre otras. Para este momento es tal la cercanía con el público frontal que los sentados en los costados más cercanos al ciclorama están ya distraídos cuando nos enteramos que la función ha terminado porque aplauden desde la cabina. Los actores anuncian la hora del concurso intergaláctico que resulta ser una demostración en serie de experimentos con leyes físicas sin que ellas sean nombradas para su reconocimiento. Actividad altamente interesante para los niños que los acerca al escenario mientras sus acompañantes esperan respondiendo una encuesta que el equipo de producción les ha hecho llegar a sus lugares, los demás han salido de la sala. Una vez terminada la demostración de experimentos, los actores se despiden de mano de los niños sin que en esta función les hayan preguntado por el concurso, por ejemplo o qué pasó con los protagonistas de la historia.

De la historia supimos que encontraron vida en otros planetas, pero no recuerdo que se hayan comunicado a la tierra, encontraron a Galileo, pero ¿real o en sus sueños? Tal vez sea irrelevante en tanto que si hay vida en otros planetas y siguen en la vía láctea… tal vez. De pronto, acuda usted y me cuenta lo que no entendí y disfruta de la magia del universo en un foro teatral, el momento en que un astronauta ve al otro a través de la ventanita le hace a usted crear la nave espacial y el infinito del universo.

 

Funciones: sábados y domingos 14hrs., hasta el 2 de julio

Teatro: La Titería, Casa de las Marionetas. Calle Vicente Guerrero 7, colonia Del Carmen, Coyoacán, muy cerca del centro. Metro Coyoacán o General Anaya

Localidad: $130°° general.

Accesibilidad: Llegar al centro de Coyoacán en domingo a medio día suele ser caótico en vehículo particular por el espacio de estacionamiento, pero si llega con tiempo podrá disfrutar del paisaje y caminar hacia el teatro. En el metro Anaya salen microbuses al centro y lo deján a unas cuadras del lugar.

Duración: una hora

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom