Domingo Agosto 20, 2017

Fractales

Autor: Alejandro Ricaño

Dirección, escenografía, iluminación y musicalización: Adrián Vázquez
Actuación: Ana Lucía Ramírez, Luna Beltrán y Estefanía Ahumada
Vestuario: Lisette Barrios
 
 
Momentos
El piso es una plataforma que oculta cables y veinte focos, el entramado eléctrico que apoyará el desarrollo de la puesta en escena; sobre ella se colocan veinte plataforma individuales de herrería ligera –al menos eso parece-, portátiles, correspondientes a cada foco. Cada una es idéntica a las otras y cada una agrupada de una u otra forma crean el todo que va y viene en danza de exhibición de un todo que se desintegra y surge…
Así la puesta en escena. Inicia con la explicación pedagógica del significado de la palabra fractal y termina concluyendo que en la vida “sólo quedan momentos repitiéndose como fractales hasta el infinito”, inicia con las tres actrices sentadas sobre sendas torres de plataformas individuales y termina con las tres actrices de pie frente al público, inicia con la razón del pellizco en el ombligo y termina con certeza de que esos momentos determinan.
Puesta en escena a la que no le basta la precisión, la mesura, la calidad expresiva de actrices entrenadas ni la música ni la propuesta de iluminación, genera reacciones extremas. Inicia con el público ocupando su lugar, apagando celulares y atento, termina con una parte del público de pie satisfecho y conmovido, aplaudiendo y gritando ‘bravos’ y la otra parte apenas si agita las manos y no logra empatar con la efervescencia de los otros, ¿qué ven unos y qué perciben los otros?
Como el nombre lo indica, fractales [Puede referirse al adjetivo quebrado o fracturado, relacionado con un modelo matemático que describe y estudia objetos y fenómenos frecuentes en la naturaleza que no se pueden explicar por las teorías clásicas y que se obtienen mediante simulaciones del proceso que los crea, así mismo refiere al objeto geométrico que se repite, fragmentado o irregular, se repite y puede repetirse a diferentes escalas; la propiedad matemática clave de un objeto fractal es que su dimensión es un número no entero.], permea a la puesta en escena; estamos ante un todo formado por momentos idénticos y a su vez cada uno es un todo que se repite. Me pregunto entonces si el texto nos ofrece una visión determinista de la vida de una persona; en este caso su protagonista apenas es una joven que desea ser actriz, cruza el Océano Atlántico para hacer un casting cuando en realidad lo cruza para escuchar que está bloqueada emocionalmente, así ella, Ana, descubre que su vida está hecha por momentos tristes, terribles, fatales y ahí deja el autor a su heroína.
La dirección precisa, como mencionamos arriba, presenta secuencias corporales con las que estamos ya acostumbrados a ver la representación de los textos no sólo de Ricaño, sino del llamado narrateatro, secuencias de movimientos corporales que ilustran acciones, momentos y emociones en síntesis y que se repiten en algún momento como parte del evento cíclico. Cabe resaltar que la creación de Fractales  ha sido totalmente hecha por Adrián Vázquez en tanto que se encarga de la escenografía (espacio donde vive la ficción), la iluminación y la música que acompaña a las actrices; dialogan los elementos escénicos con la emoción, la narración y logra llevar al espectador a lo largo de toda la propuesta, con lo que se favorece la atención del público.
El autor es Alejandro Ricaño y con esta obra ha sido acreedor al Premio Nacional de Dramaturgia “Victor Hugo Rascón Banda” 2011, ahora se presenta en el Centro Cultural Helénico como parte de un ciclo llamado “Hecho en… Veracruz”. En el boletín de prensa dice: “La mancuerna Vázquez-Ricaño vuelve a mostrarnos una comedia ágil, con el sello desenfadado de su autor y la depurada precisión de su director; dupla creativa que cuenta ya con una sólida trayectoria en trabajos como: Más pequeños que el Guggenheim, Cada vez nos despedimos mejor, Wenses y Lala y Algo de un tal Shakeapeare, entre otras.” Si conoce a uno o a los dos, sepa usted que esta experiencia de Fractales vale la pena porque es un trabajo profesional y digno de verse; así podrá ayudarme a clarificar la causa de que genere reacciones tan polares en el público. Si usted ya había oído de la obra como “la mejor” o con el clásico “tienes que verla”, le puedo asegurar que es una opinión franca y sincera de quien se ha dejado tocar por la propuesta en armonía cromática de hueso, negro, rojo, gris, en modelos modernos y prácticos para el ejercicio de los diversos momentos en la vida de la joven actriz. Pero si alguno le dijera que no le ha gustado del todo, sirva ese comentario para acudir sea en martes o en miércoles, al Centro Cultural Helénico para ser testigo presencial de la valoración. ¿Acaso unos percibimos el todo y otros un fragmento que se repitió? ¿Tiene sentido preguntarnos por algo que no se puede explicar desde las miradas clásicas? Acuda, por favor y comparta su percepción. Se trata de un trabajo profesional, con oficio y propuesta. 
No se trata de una puesta en escena con una historia de amor posible –eso no está en la dramaturgia del autor, salvo acaso en “El amor de las luciérnagas” recientemente en escena-, se trata de una mirada a la juventud, al oficio del actor y las actrices, a la trata de personas, a las condiciones de ingenuidad enfrentadas a condiciones de experiencia que abusan al tiempo en que inducen una forma de vida; un acercamiento a la causa de las cosas sin explicación, una reflexión acerca de que la muerte –física o moral- y que, dice la puesta en escena, te llevan toda la vida entenderla, para proponer que la vida se trata de soltar, pero “soltar” como sendero de vida te deja sin “agarrar” nada; entonces sólo quedan momentos que determinan la existencia, el todo.
Interesante, ¿verdad? Altamente disfrutable porque no hay más pretensión que detenernos en un momento que no se explica, pero se expone y se cuenta desde muchos momentos, aunque no sea esperanzadora para el personaje, tal vez para usted sí lo sea.
En la página del Centro Cultural Helénico podemos apreciar las palabras de Alejandro Ricaño, en relación a su obra nos dice que: “en el fondo, es también la historia de Adrián, de Teté, de Luna, de Estefanía y de un servidor. Porque todos somos fractales, repitiéndonos y repitiéndonos. Y el teatro es ese lugar donde uno puede expresar lo que siente con la esperanza de que la gente no descubra que se trata de nosotros.”
Acuda a ver buen teatro mexicano, teatro excéntrico porque viene desde Veracruz, sea parte tanto de esta puesta en escena como del cambio en la concepción que venía ofreciendo el Centro Cultural Helénico cuando a la sala principal se podía ingresar con alimentos y bebidas favoreciendo el consumo y olvidándose del teatro; ahora la dignidad a regresado a la administración del recinto y con ella la magia del conjunto espectador-escena favorecen el rito de la puesta en escena de un texto que, de una mirada, de una oída, pueda ser ‘sin chiste’, pero ¿la vería nuevamente? Acuda y comente.
 
Funciones: martes y miércoles a las 20:30 hrs., hasta el 8 de junio de 2016
 
Teatro: Helénico, ubicado en avenida Revolución1500, colonia Guadalupe Inn, delegación Álvaro Obregón. Taquilla 4155 0919 horario de 12:30 a 20:30hrs
 
 
 
 
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom