Viernes Agosto 18, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Fracasa GDF En movilidad 

En casi cinco años poco o nada ha hecho el gobierno de Miguel Ángel Mancera por resolver el problema de movilidad en la ciudad de México, donde a diario sufren 12 millones de personas el poder trasladarse de un punto a otro.

El problema se agrava si nos extendemos a la zona conurbada con el Estado de México, la zona limítrofe se convierte en zona de nadie y el transporte público aún más ineficiente, inseguro y caro.

Las disputas y diferencias políticas entre Mancera y Eruviel Ávila, obstaculizaron las posibles soluciones, pero el mayor problema es la política equivocada de limitar cada vez más el uso del automóvil sin mejorar el servicio trasporte público, ni siquiera en algo tan valioso como la seguridad de los pasajeros, que a diario son asaltados.

Las estadísticas de la propia secretaría de Movilidad a cargo de Héctor Serrano dan las pruebas de la poca eficiencia de esa dependencia. El uso del automóvil aumentó y la demanda de transporte público se redujo, a pesar de la construcción de la Línea 12 del Metro y los corredores del Metrobús.

De acuerdo con datos preliminares de la Encuesta Origen Destino 2017 que la propia subsecretaria de Movilidad, Laura Ballesteros dio a conocer, hace 10 años el transporte modal de la Ciudad era 70 por ciento pasajeros del transporte público, 20 por ciento usuarios de autos y el resto otros sistemas.

Pero esa tasa cambio y las tendencias que serán presentadas oficialmente en agosto, indican que solo el 60 por ciento usan ahora el transporte público y el 30 por ciento recurre al automóvil.

De acuerdo a esos datos el empleo del transporte público se redujo en 15 por ciento y el del automóvil aumentó en 50 por ciento, sin que hayan políticas públicas eficientes para revertir las cifras, sino por el contrario agravarlas como con la nueva Ley en materia de estacionamientos que reduce el número de cajones en las construcciones nuevas.

Pura ocurrencia. 

Ambientes y Barrios

Otra cloaca se abrió con las violaciones a las licencias de construcción, se sabe que son más de100 el número de proyectos inmobiliarios denunciados ante la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) que han sobrepasado los niveles permitidos de construcción y ameritan demolición, además de la clausura y las sanciones económicas que correspondan. Claro que el titular de la PAOT, Miguel Ángel Cancino Aguilar, no actúa con eficiencia o quizá hasta en contubernio, pero de esos cien inmuebles que tienen que demoler uno, dos o más pisos la mayoría no lo hará, porque muchos de esos edificios ya están terminados y hasta habitados, sin que se les hubiera molestado. Además existen varios amparos interpuestos.

En el Estado de México, el gobernador Eruviel Ávila, empieza a pagar por lealtades o favores recibidos. Creó 11 nuevas notarías, de las cuales una la entregó a su brazo derecho, el ex Secretario de Finanzas e Infraestructura, Erasto Martínez; otra fue para Héctor Javier Astudillo Calvo, hijo del Gobernador de Guerrero; Gustavo Fernández, colaborador de Humberto Castillejos, ex jefe de la Oficina Jurídica de la Presidencia, recibió la número 184; al ex diputado del PVEM, Alejandro Agundis, se le otorgó la notaría 183; las panistas Lorena Gárate, hija del representante del PAN ante el INE, Francisco Gárate, y Luz María Angélica Alatorre, esposa del diputado blanquiazul Ulises Ramírez, también recibieron sus regalos, llamados notarías.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter: @salvador_mtz

-0-0-0

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar