Martes Mayo 22, 2018

Fallidos los tratados comerciales

 

Apenas el Senado aprobó, con el rechazo de un tercio de los legisladores, el Tratado de libre comercio con 10 países de la cuenca del Pacífico, denominado TPPII, que se suma a los otros vigentes con otras naciones, como el TLC con Estados Unidos y Canadá.

En este espacio hemos cuestionado las virtudes de los esquemas aprobados para el fomento del libre comercio por beneficiar sólo a las em presas y no a los habitantes de los países signatarios, postura que ahora hasta Estados Unidos, con Trump, ha adoptado.

Y no somos los únicos en esta posición, para José Antonio Romero Tellaeche, investigador del Colegio de México, “más de los mismo ya no da” y recuerda que en 1982 México ocupaba en la escena mundial el lugar 42 en ingreso per cápita y gracias al cambio de modelo, hoy ocupamos el sitio 88.

Reclamarían los defensores del neoliberalismo a ultranza que hoy se exporta mucho más que antes, pero no consideran que las empresas exportadoras son extranjeras, que se les subsidia para instalarse aquí, se le ofrecen para sus trabajadores salarios superbajos y no se les exige nada.

Además, realizan investigación tecnológica aquí, con recursos provenientes de la producción y comercialización logradas en México y se patenta en otras naciones, hace ver Romero Tellaeche.

Por todo ello la industria nacional ha prácticamente desaparecido; el TLC atrajo inversiones y empresas extranjeras, importación de insumos pero no desarrollo, ni crecimiento, ni siquiera pleno empleo, hoy casi el 60 por ciento de la PEA está en la informalidad.

A diferencia de México, en los últimos 30 años China y Corea se abrieron también al mundo, pero no basaron su crecimiento en la inversión extranjera, sino en la nacional asociada a la foránea.

Desde 1994 los resultados en México son un crecimiento de 2 por ciento anual promedio (estancamiento de hecho), empobrecimiento, subempleo, emigración y profunda desigualdad.

AHORROS

El Banco de México ha logrado combatir la inflación con éxito desde diciembre de 2017, cuando llego a 6.7 por ciento anual, con grave repercusión en el alza de los intereses financieros.

De acuerdo con la última medición del INEGI, el encarecimiento de los precios se redujo en la primera quincena de abril en poco más de dos puntos, para ubicarse en 4.69 por ciento a tasa anual.

La tendencia a la baja es muy positiva, pero puede encontrar fuerte resistencia en el futuro.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

oOo

 25 abril 2018

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar