Jueves Mayo 25, 2017

Esto no es Dinamarca

Autor: Edgar Chías

Dirección: David Jim{enez Sánchez
Actuación:António Araiza, Fernanda Aragón, David Gaitán, Aldo González,Margarita Lozano,Andrea Celeste Padilla Gutiérrez y Raul Villegas
...ni lo será...

El escenario luce piernas negras por donde acceden y desaparecen los actores. Cuando entramos a la sala ya están dos, luego salen y regresan para comenzar, no hay llamadas ni la invitación para apagar los celulares. Iniciamos. Un grupo de jóvenes con vestuarios que no son de época, pero que nos remiten a ella, nos dicen velozmente largas líneas que apenas podemos captar, pero de tal modo que sin duda han atrapado a los espectadores. Estamos ante un texto que se inspira en Hamlet, una pieza -según el programa de mano-, que “lanza preguntas a una juventud confundida”.

Encontramos apatía en los personajes, seguramente generada por la constante acción de los verbos primarios (dormir, cagar, morir, pero nunca despertar). Estamos frente a un debate filosófico y ético del rol de la juventud y de la ciudadanía, tal vez, porque nos dicen que “las personas no se dan cuenta de lo que significa ser, poder ser”, entonces caen en cuenta de que “la verdad puede no ser exacta, pero debe ser digerible”, entonces, al tratar de encontrar una explicación para el destino trágico de la nación a la que se refieren, concluyen que “no hay explicación para la destrucción”.

Una estructura rectangular sirve como plataforma de expresión, partida a la mitad por la horizontal que está girada en el centro, permite que se apoye al momento de que la hacen caer, por lo que no lleva al piso y su inclinación ofrece una interesante relación entre la escena, lo que pueden hacer los actores en ella y el discurso ofrecido por el texto. El efecto visual es atractivo. No es un lugar, es el no lugar que tampoco es Dinamarca, pero podría ser México (“que no te guste, no significa que no es”).

Jóvenes debatiendo sobre sobre la reproducción humana y la no especie en peligro, por lo tanto la guerra y los genocidios son indispensables para el control de la población, somos una plaga, dicen. Entre los personajes está Raskólnikov (principal en “Crimen y Castigo” del ruso Dostoievski) con su teoría del súper hombre y la escoria. Singular representación a cargo de Raúl Villegas que nos deja disfrutar –como el resto del elenco- a los personajes que interpreta.

Puesta en escena que conviene presenciar para favorecer el debate entre los jóvenes. “Las ideas sobre un mundo mejor no mejoran; las acciones sí”, pero parece que los mexicanos estamos condenados a ser “cucaracha infeliz destinada a ser escoria, nada” y que tal favorece la apatía de un gobierno sucio, desleal y asesino. Pero “¿qué vas a hacer? –Lo que dicte mi costumbre, NADA”. Así tenemos a alguna parte de la juventud en las aulas, en las calles, en las franquicias o en los expendios de comida rápida –apáticas, indiferentes…- y conviene ser parte de esta puesta en escena con ellos para dialogar con ellos, o usted cree que en verdad es como un destino social tener una nación ¿dirigida en la fatalidad?

Cómo hablarle a esta juventud que no vivió el sismo, pero si sus consecuencias, que no jugó en las calles pero ha crecido con el celular, cómo cuando son la “acción” destinada a desaparecer, como los 43.

En la puesta en escena, además del personaje clásico ruso, tenemos a Yocasta (griega) y a Lady Macbeth (inglesa) en escena con Gertrudis, la madre de Hamlet. La aparición de los espectros o fantasmas de los padres muertos (el Rey Hamlet y el pare de Laertes) son producto de una alucinación por el consumo de drogas que, quizá al pasar el efecto, puedan recordar los personajes.

Sobre esa estructura, líneas de intersección, se desarrolla la mayor parte de la propuesta  que Ocho Metros Cúbicos propone después de los siete años que celebra trabajando colectivamente.

Quedan pocas funciones y, en verdad, conviene ver esta propuesta que, desde el texto, no se trata de algo ya visto. Puede parecer teatro experimental, puede usted reconocer en escena el trabajo que ha desarrollado tanto el director, como el dramaturgo y los actores en estos años de trayectoria y que, sin duda, usted puede reconocer en escena porque todos ellos ya tienen trayectoria que los profesionaliza y los lleva a seguir presentando propuestas desde su poética, desde su lenguaje joven y desde su visión del teatro en este principio de siglo. Acuda y nos comenta por este medio.

Quizá una sensación de “raro” le invada al final, pues entre este discurso ágil tenemos un momento de poesía al referirse al personaje de Ofelia. En escena podrá ver a los actores ejecutando instrumentos singulares, cantando y bailando para, al final, concluir con una especie de “manifiesto” con frases como: popularidad no es importancia, no entender no es dañino, si no tienes ideas guarda silencio, que remata con el “decálogo” artístico, entre frases como: el teatro es una forma de explicar el mundo [como lo es el arte, que además lo reconstruye, lo inventa, lo recuerda, o conserva…] Acérquese a esta puesta en escena y mire desde el siglo XXI, desde otras formas de hacer y proponer, reflexione acerca de “lo justo” y “la justicia”.

Para cerrar la presente nota quiero decir que llamó mucho mi atención el último parlamento, por eso lo comparto y usted decida ir al teatro para compartirnos cómo comprende usted este final: “Si del cielo te caen cuerpos muertos debes hacer lo que es pertinente, ya sabes, un buen negocio”.

 

Funciones: lunes y martes, 20hrs., hasta el 27 de septiembre

Teatro: Sala  Xavier Villaurrutia, Centro Cultural del Bosque. Paseo de la Reforma y Campo Marte s/n, metro Auditorio

Localidad: $150°° general y descuentos con credencial de maestro, estudiante e INAPAM

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom