Viernes Agosto 18, 2017

El ruido de los huesos que crujen

Director: Gervais Gusdreault
Actuación: Luisa Huertas, Ana Ligia García y Davis Calderón (Compañia Nacional de Teatro).

 

 

 

Pelean por todo y por nada

 

Apenas un escritorio con un micrófono delimita el área escénica de la actriz Luisa Huertas quien da voz a una enfermera ante un cuerpo colegiado internacional ubicado precisamente donde está el público, por eso nos mira a nosotros, nos narra, nos lee y nos lleva a recrear en la mente aquello que le interpelan (no escuchamos nada, pero deducimos lo que le dicen por la cara y las reacciones precisas que hace).

El ruido de los huesos que crujen es el testimonio de la enfermera que denuncia en instancias superiores que podrían intervenir en la situación bélica de un país, situación que transgrede la vida cotidiana. Ella, la enfermera, busca dar voz a eso que pasa por la cabeza de niños y niñas, centrando su atención en la palabra escrita plasmada en el diario del personaje de Elikia. En un diario ha narrado lo que ocurre a las cinco niñas que hay en el grupo rebelde cuando se trata de satisfacer los deseos sexuales de los sesenta hombres (si cabe el término), entre otros abusos. Elikia cuenta en su diario cómo es que ejecutan órdenes bélicas bajo el efecto de drogas tanto como el ejercicio del poder: el que tiene un arma, tiene razón.

Cuando los rebeldes roban niños y niñas para incrementar sus ‘fuerzas’, de la misma manera en que los ejércitos reclutan voluntarios para la salvaguarda de la ‘nación’, las comunidades se quedan sin habitantes, sin generaciones para trabajar la tierra, sin personas para ser y hacer comunidad.

En este diario que es leído magistralmente por Luisa Huertas –años de trayectoria y compromiso con la profesión así como el conocimiento del personaje respaldan el trabajo que ve en escena- está la historia de una niña-adolescente (12 años) en el momento en que decide escapar de los rebeldes en compañía de un menor de 8 años a quien lleva hasta su familia, sin más guía que su deseo de salir de ahí con el menor que le ha devuelto lo perdido en esos cuatro años de maltratos, abusos y pérdida de identidad, la relación humana entre humanos.

La propuesta escénica usa el escenario del teatro Julio Castillo, primordialmente el primer plano para los personajes de los infantes ubicados detrás de una pantalla o telón de tela tricot, que al iluminarse por dentro permite la visión del espectador de forma difusa y con cierto enigma. La voz del actor facilita la tipificación de un niño misma que se acentúa con el texto ante el que responde el espectador.

Esta puesta ha tenido otras temporadas, siendo su estreno hace años en la sala de la sede de la Compañía Nacional de Teatro y, sin dato certero, me atrevo a decir que eran otros los actores en los personajes de los niños y que estos (o en esta ocasión) dejan nada más el valor del texto dicho, de sombras proyectadas sin que su interpretación aporte sobre la escena.

Pertinente presenciar esta puesta en escena tanto por el trabajo actoral de Luisa Huertas como por el tema, pues si bien no tenemos en nuestro país la presencia franca de rebeldes que secuestren infantes para sus filas, sí hay la delincuencia organizada que deja en la misma situación a niñas y niños.

Si la función logra, sea a través del contenido del diario o de la negativa de los señores del poder, sensibilizar en usted que el tema es real y de interés nacional, entonces podemos afirmar que estamos ante un hecho teatral íntegro. Acérquese al trabajo que presenta la Compañía Nacional de Teatro ya que es financiado con recursos de la nación, de usted y de todos, y que ciertamente debe estar al alcance de todos.

 

Funciones: jueves y viernes 20hrs., sábados 19hrs., domingos 18hrs., hasta el 11 de junio 2017

Teatro: Julio Castillo, Centro Cultural del Bosque, Reforma y Campo Marte s/n Metro Auditorio, frente al Campo Marte y detrás del Auditorio Nacional.

Localidad: $150°° general / 50% descuento con credencial vigente de estudiante, maestro INAPAM

Accesibilidad: Recomendada sólo para adultos, indica el mismo INBA en su página. Aunque hay rampas de acceso, también existen un par de escalones que, con ayuda, son viables para el acceso con silla de ruedas o muletas. Estacionamiento y trasporte público.

Duración: 90 minutos

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom