Viernes Julio 20, 2018

 

Discrepancia Fiscal

 

Estimados lectores, el día de hoy hablaremos de la discrepancia fiscal, que es un tema delicado y que le encanta al Servicio de Administración Tributaria.

La discrepancia fiscal, consiste en la no coincidencia de tus ingresos, egresos y lo declarado ante el Servicio de Administración Tributaria, es decir, cuando tú tienes en tus ingresos menos ingresos de lo que gastas puede existir una discrepancia, pues es ilógico que puedas gastar más cantidad de dinero a comparación de lo que ingresa a tu patrimonio.

En este supuesto, es por ello importante tener bien identificado en tu contabilidad de tu empresa, los préstamos o créditos que tengas, ya que si no tienen un respaldo contable y legal, los mismos ingresos pueden considerarse como ingresos para el efecto que debas pagar Impuesto sobre la Renta o en su caso, considerar que tus egresos no coincidan con los ingresos registrados en tu base contable, obviamente ocasionando problemas ante el Servicio de Administración Tributaria.

Por otro lado, también debes tener cuidado con tu declaración anual, pues debes ser preciso en asentar en la misma los montos de préstamos o créditos que haya recibido tu empresa, para que los mismos no sean considerados como ingresos.

En efecto, un crédito o préstamo que tengas en tu patrimonio no es considerado ingreso, pues es un dinero que tienes la obligación a la devolución, por lo tanto no aumenta tu haber patrimonial, y en consecuencia no obtienes un beneficio económico que pueda considerarse como ingreso para efectos de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Por lo cual, es importante tener bien identificados contablemente el ingreso de ese dinero de préstamo o crédito, una de las formas es identificarlo en el flujo de efectivo en tus cuentas bancarias, y a la vez hacer una relación de tus egresos, es decir, cuando realizar los pagos uno por uno de ese préstamo o crédito, identificado por fecha.

Lo anterior, debes relacionarlo con el contrato de préstamo o crédito, ya que en el mismo contrato debe establecerse los periodos de pago, la forma en que debe realizarse como puede ser comúnmente por transferencia, indicar con precisión la aplicación de los intereses que vaya generando, y como se va aplicando el dinero o el monto al capital y los intereses.

También para perfeccionar el contrato, en su caso debe precisarse la garantía que se otorga por parte del deudor, para que pueda tener acceso a ese préstamo o crédito, esto hablando de instituciones financieras, sin embargo los mismos elementos deben cumplir los préstamos o créditos entre particulares, por lo cul te aconsejamos acudir con tu asesor fiscal en este y otros temas que te eviten tener problemas futuros con el Servicio de Administración Tributaria.

 

 

17 de abril de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar