Sábado Junio 24, 2017

 

Dependencias enfermizas

Obra: Heroína transgresoras

Autor: Soprano y Actuación: Luz Angélica Uribe (Creadores Escénicos con trayectoria 2016-2018 FONCA-CONACULTA)

Director: Esteban Castellanos

Asistente de dirección y producción: Ramiro Galeana y Jana Olvera

 
 
Dependencias enfermizas
 

La ópera está presente en los teatros con monólogos o una voz cantante sobre el escenario; hemos sido testigos ya del ciclo de ópera que presentó la UNAM en su teatro principal. Así hoy el Centro Cultural Helénico se engalana con una voz hermosa por entrenada. Heroínas transgresoras es el proyecto musical de Luz Angélica Uribe a partir de la producción musical del disco homónimo.

Estamos ante un hecho escénico sin par. Por una parte en el drama observamos la historia de una mujer romántica (Siglo XVIII) definida como “bruja” y “la perdición del hombre”, una mujer que decide el suicidio “porque no pudo vivir en un mundo de hombres débiles, cobardes y estériles”, ahí su locura y la “angustia de ser intrascendente”. Una mujer de modo alguno usada, como las otras cantantes, pero con el talento suficiente para ser única y enfrentarse a la visión masculina de la vida. Bien puede verse para identificar el paralelismo entre la vida del personaje y la proyección en esta ciudad en este siglo XXI.

Cuando ingresamos al teatro principal del Centro Cultural Helénico, tenemos un escenario con una silla y el theremin a la derecha oculto y nada reconocible hasta su uso, un torso maniquí a la izquierda y de fondo apenas si se distinguen los reversos de mamparas.

Al iniciar la puesta (y al terminar) hay un juego de luces que matiza el escenario; se abre el telón de fondo y vemos la pared final y a la actriz manipulando una lámpara para encender el foco. Está ahorcada; su cara es deprimente, el cabello alborotado y fuera de forma alguna, el vestido impecable y extrañamente viejo, luce zapatitos de bebé como pendientes decorativos al frente.

Es el fantasma que alberga el teatro y se llama Cunegonda (sinónimo de esterilidad, aunque se aleja del personaje histórico). “La locura es tema complejo”, dice y nos deleita con la interpretación de estas mujeres inmortalizadas en la ópera a través de las arias incluidas en el disco.

El desarrollo de la obra es circular, el fantasma vive, cuenta su historia, canta, ejecuta instrumentos extraños como el Waterphone(ambienta escenas tétricas, las varillas que rodean el depósito de agua se tocan con la fricción del arco), el Cromorno (sonido parecido a la gaita), la Dulcetina (armónico portátil anglo hindú) y el Theremin (el instrumento que se toca sin tocarse).

El fantasma interpretado por Luz Angélica Uribe canta y canta bellamente. Es una voz entrenada. La oímos desquiciada cuando nos habla y la disfrutamos cuando canta sin dejar al personaje base que ha construido. Compleja puesta que se resuelve sencillamente por el ingenio del director Esteban Castellanos.

Una propuesta directa, juguetona y dinámica que ingenua juega con la sensibilidad del espectador, lo atrapa y lo mantiene. No vi espectadores adormilados como en otras propuestas operísticas. Hay talento y oficio que se ven sobre el escenario.

El escenario regresa a su orden para concluir la presentación, mas durante ella ha sido reinventado con los elementos usados, metáforas de la locura y el caos interno. Un par de manos, un bebé de juguete dentro de una cajita de cristal con marco azul, un cirio, el mueble del theremin usado también para soportar elementos que apuntan narración en tensa relación familiar, un lienzo y su marco, entre otros. Música, actuación y canto dentro de una historia cuyo “valor indeseable es la fidelidad”.

En el boletín de prensa dice: “Con una estética visual minimalista y una iluminación lúgubre y fantasmagórica, destaca la fuerza dramática de este monólogo que expone la flaqueza psicológica y patología de una relación amorosa”. Suscribo. La puesta en escena de inicio a fin es una gran narración fantasmagórica y lúgubre que no se aprecia en el maquillaje de las fotografías aportadas por Alma Curiel, pero que usted sí podrá disfrutar en vivo. El maquillaje caracteriza la obsesión enfermiza que llega a locura en el rostro de la soprano Luz Angélica Uribe.  

Acuda al Teatro Helénico y sea parte de la locura femenina en la ópera con estas Heroínas transgresoras, cuya “fantasía recurrente” es la de toda mujer casada en tales términos: asesinar al marido.

 

Funciones: Martes 20:30hrs., hasta el 18 de abril de 2017

Teatro: Helénico. Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn, metro Barranca del Muerto

Localidad: $200°° / 30% descuento para estudiantes, maestros e INAPAM

Accesibilidad: el teatro cuenta con rampas de acceso, sanitarios, señores que estacionan los carros y trasporte público.

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom