Viernes Abril 27, 2018

Crecen reclamos a la banca comercial

 

Para cualquier usuario de la banca comercial siempre están presentes muchos reclamos por su atención o manejo de sus cuentas y de ello da cuenta reciente informe de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El gobierno y especialmente la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, organismo regulador de la banca ha fallado en su responsabilidad, pues la irritación personal no es mero capricho sino se manifiesta con claridad en algunos datos duros.

El más alarmante es que en este sexenio se disparó 55.4 por ciento el número de reclamaciones contra los llamados movimientos operativos de la banca (MOB) que incluyen desde dinero no entregado en los cajeros automáticos hasta cargos no reconocidos o mal aplicados.

Tan sólo en 2017 respecto a 2016 estos casos subieron 11 por ciento con total de 2 millones 152 mil 777 reclamaciones querepresentaron 24.74 por ciento del total de quejas contra las instituciones financieras que debe regular.Esto afectoa un millón 441 mil 366 clientes de los bancos por un monto de 9 mil 14 millones de pesos.

Entre los bancos más irregulares destaca BBVA Bancomer con 637 mil 822 que afectaron a 453 mil 162 personas. Enseguida se ubican CitiBanamex con 635 mil 282 reclamos y 413 mil 470 personas afectadas, así como Santander con 276 mil 368 reclamaciones y 227 mil 156 personas afectadas.

En promedio, cada usuario reclamó 4 mil 187 pesos por cargos no reconocidos o mal aplicados de manera automática por los bancos o dinero no entregado en los cajeros. Lo peor de todos los reclamos sólo se reconoció y abonó el 42 por ciento del monto reclamado.

Aunque se quiera minimizar esto habla de un deterioro en el servicio de la banca en México, que mucho se enriquece con las excesivas comisiones que cobra a todos los usuarios de sus servicios, pero el gobierno resulta complaciente, pues ni la Condusef y ni la CNBV hacen algo por corregir las malas prácticas de la Banca.

AHORROS

El gobierno inició ya el cabildeo en el Senado para la aprobación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP-11) con la participación de Juan Carlos Becker, subsecretario de Economía. Resalta el funcionario las virtudes del libre comercio pero esconde los riesgos que para la industria nacional representa.

Hay al menos tres sectores alarmados con la posibilidad que da a otras naciones la apertura comercial.

La Cámara Nacional de Calzado (Canaical), la Cámara Nacional de Curtiduría (Canalcur), la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), la Cámara de la industria del Calzado del Estado de Guanajuato (Ciceg) y la Asociación de Proveedores de la Industria Mexicana (Apimex) han señalado que el TPP no responde al espíritu con el cual fue concebido inicialmente, pues con la ausencia de Estados Unidos ya no se prevé una mejora en las condiciones de acceso a ese mercado para evitar triangulación de mercancías y acceso a bienes subsidiados.

De esta forma el perjuicio a la industria mexicana sería elevado, con la consecuente pérdida de empleos y generación de riqueza.

Los senadores deberán examinar muy bien todo ello antes de dar su aprobación.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

oOo

 

 

 11 marzo 2018

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar