Viernes Agosto 17, 2018

AUNQUE PESE

Comenzó ya el nuevo gobierno 

 

Aun cuando ni siquiera se haya hecho la declaratoria de Presidente Electo en favor de Andrés Manuel López Obrador por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, es claro que el tabasqueño ya gobierna el país.

Faltan más de cuatro meses para que el primero de diciembre se lleve a cabo el cambio de gobierno cuando el Presidente Peña ya se hizo a un lado, mientras AMLO ejerce funciones.

Recibe a la delegación de alto nivel de Estados Unidos, nombra su gabinete, anticipa cambios legislativos, establece políticas públicas de austeridad, desconcentra burocracia.

Las expectativas establecidas en la ciudadanía que lo respaldó con su voto, son muy altas, demasiado, diría yo, quizá por ello no pierde tiempo, porque urge el cambio para los que menos tienen y tienen fincadas en él sus esperanzas de mejoría.

Pero también estas los antiamlistas, todos aquello que se creyeron lo del “peligro para México” y ahora están prestos para criticar la más mínima falla o retraso en el cumplimiento de las ofertas de campaña, en especial las dos que se antojan más difíciles: combatir la corrupción y terminar con la violencia.

No hay partidos políticos que le puedan hacer frente al futuro Presidente, quedaron demasiado debilitados y empequeñecidos, pero la derecha agazapada hará uso de su fuerza económica para presionar y de las organizaciones civiles que patrocina y fomenta para menguar la imagen de López Obrador, quien asumirá el poder con una popularidad tan elevada como insospechada.

SUSURROS

De partidazo el PRI pasó a partidito, pero aún así fuertes grupos se pelean por él. Claudia Ruíz Massieu, sobrina de Carlos Salinas de Gortari, queda como presidenta y habrá que ver si tendrá el vigor político necesario y suficiente para evitar el total desmoronamiento del partido.

Al PRI le queda lo que mucho desdeñó el propio Salinas a través de su entonces consejero de lujo, José María Córdova Montoya, el corporativismo preñado a su origen y sus colores.

La vetusta CTM, la CROC y la CROM por el lado del sindicalismo particular y la FSTSE por el lado oficial, todavía son armas políticas y de manipulación de masas poderosas.

Con ellas, mucha lata podría dar Salinas o quien se quede con el PRI al lopezobradorismo, pero hay riesgos de que los viejos dirigentes de estas agrupaciones gremiales se acojan al nuevo gobierno para garantizar supervivencia, protección y canonjías.

Ya veremos.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

ooOoo

Imprimir       Correo electrónico

Comentarios   

0 #1 Shauna 17-07-2018 13:36
I often visit your website and have noticed that you don't
update it often. More frequent updates will give your page higher authority & rank in google.
I know that writing articles takes a lot of
time, but you can always help yourself with miftolo's tools which will shorten the time
of creating an article to a couple of seconds.



Feel free to visit my homepage MilagrosJuicy: https://AngelinaWee.blogspot.com
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese