Martes Octubre 16, 2018

 

 

CCE, queja ante OIT

 

En los próximos días se prevé que el Consejo Coordinador Empresarial presente formalmente un recurso de queja ante la Organización Mundial del Trabajo por no ser consultados en la aprobación del Convenio 98 que hizo el Senado de México, argumentando que violaron sus derechos con lo que califican de “albazo legislativo” atribuido a Napoleón Gómez Urrutia con la venia de Martí Batres.

El Convenio 144 de la OIT, establece desde 1960 que existan mecanismos que garanticen “consultas efectivas” tripartitas: gobierno, trabajadores y empleadores. Por ello las cámaras, asociaciones y confederaciones empresariales mexicanas planean expondrán ante esa instancia de la ONU y que dirige Guy Ryder, que no se les tomó en cuenta para votar el Convenio 98: una bola rápida que no pasó por comisiones y que obtuvo en el pleno 78 votos a favor (y 50 ausencias) y que se integraría en el cuerpo de una próxima reforma laboral se sabe acuña la próxima titular del ramo, Luisa María Alcalde Luján.

Si bien el Convenio 98 enaltece la necesaria libre asociación de los trabajadores y la supresión de los llamados “sindicatos de protección”, su lado oscuro implica la proliferación de sindicatos en una empresa y una interminable negociación que estrangula la productividad de empresas; y en el marco de los intereses de Napito, su oportunidad para injertar sindicatos “amigos” que apoyen a recuperar el poder perdido en las empresas de la Cámara Mexicana de la Industria Minera que preside Fernando Alanís.

Por ello, además de la queja en la OIT, los organismos empresariales que representa Juan Pablo Castañón se aprestan a dar seguimiento puntual a lo que será una nueva ley laboral que se les ha anunciado pero que aún no les ha sido presentada. ¿Será esto fuente de confrontación entre Andrés Manuel López Obrador y empresarios, o el camino para recomponer productivamente la relación empleado-empleador?

Banxico y los cheques mochos

La renuncia y jubilación anticipada en el Banco de México ya es de carácter masivo: suman ya más de 200 los ejecutivos y empleados especializados de alto nivel se piden ser liquidados ante la aprobación que la Cámara de Diputados hizo de la ley para topar los salarios del sector público federal al máximo de 108 mil mensuales. Se sabe que en la Junta de Gobierno que encabeza Alejandro Díaz de León se analizará la posibilidad de jubilar y luego recontratar (un modelo diseñado por el director jurídico Humberto Enrique Ruíz) o incluso apoyar a los que deseen ampararse tan pronto llegue el primer cheque mocho. 

Techint no afloja

La compañía que encabeza Paolo Rocca no afloja, a un año del sismo en tomar acciones concretas y medibles a favor de los damnificados del #19S: con su Fideicomiso Provivah acumuló casi 7 millones de pesos aportados por los colaboradores de la firma y con los que se avanza en la reconstrucción de más de 190 casas así como escuelas primarias y secundarias en los municipios de Santiago Laollaga y Reforma de Pineda en Oaxaca. A echarle ganitas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@mfloresarellano

 

 

 

24 de septiembre de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar