Miércoles Abril 25, 2018

Bastedad

Autor: Alejandro Massa Varela

Dirección: Sergio Rüed
Actuación: Sergio Rüed y Yunuén Flores
La belleza de un texto que, de origen, no es dramático sino poético genera complicaciones escénicas que se resuelven con oficio. Podemos diferir y discurrir al respecto de lo ocurrido durante la noche del estreno cuando el joven actor-director menciona que él ha escuchado que “si no es poesía no es teatro”. Conviene –desde este lado- señalar que ciertamente el hecho escénico dramático es poético, sí, sin duda alguna, pero no todo hecho escénico de facto es dramático aunque se autonombre ‘teatro’, y ahí ya quedan fuera ciertos montajes como el presente. Me explico.
 
El autor Alejandro Massa Varela señaló que al acabar de escribir el texto descubrió que se trataba de un drama y que al presentarlo con algunos directores no aceptaron escenificarlo hasta que llegó a manos de Sergio Rüed. Si el texto es o no drama, me parece que no es este el espacio para discernirlo dado que lo que presenciamos fue un hecho escénico que implica la apreciación del conjunto de elementos que hacen la escena (iluminación, espacio simbólico, espacio material o escenografía, vestuario, ambientación, tempo-ritmo, emplazamiento, entre otros) entre los que destaca la actuación y la relación dramática entre los personajes (signos) y la situación.
 
Entonces decíamos, el espectador de una sala teatral no tiene el texto en mano sino la escena, por lo que las afirmaciones o negaciones de si es o no un texto dramático quedan en el beneficio de la duda, juzguemos pues a partir de lo expuesto sobre el escenario del Foro principal de Casa Actum (espacio alternativo de reciente apertura que le ofrece diversidad cultural), y al considerar sólo aquello visto durante el estreno, volvemos al inicio de la presente nota para decir que la belleza de un texto que, de origen, no es dramático sino poético genera complicaciones escénicas que se resuelven con oficio y que si este no se tiene, seguramente seremos atrapados por el sueño, el fastidio y el sinsentido.
 
La cita es a las veinte treinta horas de los días martes, no obstante usted puede acceder a la sala desde las veinte horas para escuchar música interpretada por los mismos actores, pero ¿para qué? De modo alguno ahí está la presentación de los personajes, sin embargo no hay relación directa con la escena por lo tanto este preámbulo no sólo estorba sino que confunde
 
El espacio negro se ocupa por una mesa, una cuerda que pende sobre la mesa y los ganchos para las batas de ambos actores. El público, colocado a tres frentes, se establece en un espacio adecuado para disfrutar un momento cultural que le lleva a una reflexión teológica favorecida por frases como “ni la sombra ni la mujer toman forma si no hay voluntad de herir”, frases que así tomadas al aire puede parecer misóginas, pero que dentro del contexto, las comprendemos la pregunta “¿Qué prefieres, ingenuidad o perdón?, entonces sí, “la felicidad luce tan simple como el infierno”. Una provocación que depende de la voluntad del espectador para permitir que la propuesta poética llegue sin que trate de comprender la escena; esto no es nada más a juicio personal pues ya durante el estreno uno de los padrinos de esta aventura escénica ha dicho: “Que esto no signifique que abandone la poesía” –dicho por el poeta y narrador Eusebio Ruvalcaba en relación a las palabras brindadas después del estreno y dirigidas al joven autor.
 
Lo que es seguro es que si usted acude al centro cultural Casa Actum se verá altamente satisfecho por la decoración, por la oferta cultural que ofrece, por la variedad en la carta y por el ambiente que ahí se vive, sin duda, una grata experiencia, un buen café moka y amables compañías. Acuda también porque es de fácil acceso, está a unas cuadras del metro General Anaya, justo pasando la gasolinera sobre Héroes del 47, ahí usted ve la casona de ladrillo con arquitectura peculiar, ahí es.
 
Funciones: martes 20:30hrs., hasta el 15 de diciembre
Teatro: Casa Actum, calle Héroes del 47 #9, colonia Diego Churubusco, casi esquina con Tlalpan, metro General Anaya
Localidad: entrada libre en la adquisición del Combo Actum (una cerveza y una bolsa de palomitas) por $150ºº

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar