Martes Mayo 22, 2018

ECONOMIAS

Banca vulnerable, opaca y en riesgo

 

Con la Procuraduría General de la República sin titular y en manos de un encargado de despacho de la calaña de Alberto Elías Beltrán, nada se espera de su indagatoria sobre las denuncias de cinco bancos nacionales presentadas por el ataque cibernético sufrido desde el pasado mes y que, al parecer, aún continua.

Los perjuicios y molestias de los usuarios van en aumento aún cuando no han perdido dinero de sus cuentas pero sí sufrido las consecuencias (recargos, intereses o multas) por no cubrir en tiempo pagos de deudas o servicios, ante la demora de hasta dos días en las transacciones.

Los bancos que más quebrantos han sufrido son: Citibanamex, BBVA Bancomer, Banjercito, Santander, Banco del Bajío y Banorte, pero en ningún caso se conoce el monto de lo perdido, que pudiera exceder los mil millones de pesos.

El Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) han ocultado la gravedad del caso y se han negado a revelar la cuantía perdida a través de la creación de cuentas y transferencias fantasmas por las cuales se retiró efectivo de las sucursales en una operación que se presume involucra a decenas, si no cientos, de personas, incluidos empleados de las instituciones.

Lo cierto es que los usuarios de la banca tenemos derecho a saber cuánto exactamente se ha perdido y en qué condiciones de estabilidad financiera quedan los bancos afectados y si ello no pone en riesgo el dinero de los ahorradores.

Alejandro Díaz de León, titular del Banco de México; Bernardo González, de la CNBV, y Marcos Martínez Gavica, presidente de la Asociación de Bancos de México, tienen la obligación deinformar con claridad y precisión todo lo referente al ciberataque padecido, sobre ¿cómo fue posible?, ¿quiénes están involucrados?, ¿Cuánto se perdió? Y ¿cómo se blindará el sistema?, de lo contrario los ahorradores pueden perder la confianza y generar una crisis de incalculables dimensiones.

AHORROS

El peso ha sido presa fácil de la especulación y de los efectos de la postergación de la conclusión de las renegociaciones del TLCAN,  con lo que está cerca de alcanzar su peor valuación de enero del pasado año.

Como lo comentamos en la entrega anterior el TLCAN se queda en el ya merito, pero las diferencias en el ámbito automotriz  pueden hacer improrrogable el tratado comercial, a menos que México acepte todo cuanto se le quiere imponer.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

-0-

 

 

 

 

 

 

 

16 de mayo de 2018

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar