Sábado Junio 24, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Ambientes, fracasos

de Mancera y Eruviel

El problema de la contaminación ambiental en la zona metropolitana de la Ciudad de México hoy se encuentra en seria crisis pero no es nuevo, se padece desde hace muchos años, con graves daños a la salud.

Ni la Comisión Ambiental de la Megalópolis, ni el gobierno de Miguel Ángel Mancera y muchos menos los de los otros estados del Valle de México, como el de Eruviel Ávila, han puesto la debida atención a este creciente problema cuyo combate carece de políticas públicas a largo plazo eficientes, suficientes y oportunas.

Al inicio de las contingencias registradas en la temporada, el Jefe de Gobierno capitalino quiso liderar el manejo del tema pero cuando observó el cúmulo de críticas que le generó la severidad de las medidas adoptadas en el Hoy No  Circula y el desdén a su persona y al problema por parte de los gobernadores de la región, reculó y trato de centrar la responsabilidad en la Comisión Ambiental de la Megalópolis.

Lo cierto es que nadie ha atendido el problema y en los que más recae son precisamente en Mancera y Ávila, quienes en lugar de buscar una solución se desgastan en estériles enfrentamientos, en una lucha de egos entre dos aspirantes presidenciales, que ni sumados harían una bueno.

Lo cierto es que apenas poco más de un diez por ciento de los días del año hay una buena calidad del aire citadino, mientras que en el resto los distintos niveles de contaminación causan daños a la población del país, especialmente en niños y adultos mayores, sin que siquiera existan estudios sobre los específicos  perjuicios ovacionados y mucho menos su prevención.

Ramón Ojeda Mestre, secretario general de la Corte Interamericana de Arbitraje Ambiental, advierte con firmeza que “estamos en una crisis ambiental con un nivel de exposición muy prolongado bajo una calidad atmosférica sumamente deteriorada”.

Incluso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos  ha recibido un gran número de quejas por la mala calidad del aire y el medio ambiente en la Zona Metropolitana del Valle de México, pero por no ser de competencia federal solo las traslada a las comisiones de Derechos Humanos del Estado de México y la CDMX donde nada hacen al respecto.

Claro que también hay gran responsabilidad, o ¿irresponsabilidad?, de parte del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, quien solo se ha preocupado por negar que México adquiere gasolinas de mala calidad, cuando la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos sostiene que la que ingresa al país es de mucho menor calidad de que allá consumen.

Sabido es que el problema de la contaminación es multifactorial que debe ser abordado con políticas publicas globales y específicas para todo el Valle de México y no querer resolver todo con el Hoy No Circula que nada resuelve y sí mucho afecta en lo social y económico no solo a los automovilistas sino a toda la ciudadanía.

La Canaco reveló que casi mil millones de pesos serán los gastos adicionales que las medidas adicionales de restricción a la circulación vehicular origina solo en el comercio organizado. Habrá que observar los mayores gastos que a la industria, comercio informal y particulares provoca.

Todo sin que a nadie realmente le importe.

Ambientes y Barrios

Por su negligente actuación en el caso de abuso infantil en el kínder Matatena quedaron muy mal el procurador de Justicia de la CDMX, Rodolfo Ríos Garza, y el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, quienes en el inicio pretendieron proteger y solapar al presunto responsable de abuso sexual agravado Rafael Leopoldo Duarte Pereda. Solo la presión mediática y social permitió que se encausara la denuncia presentada por siete padres de familia cuyos hijos entre 3 y 5 años fueron abusados. Duarte Pereda es esposo de la dueña del kínder y ex funcionario del GDF.

 

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter:  @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar