Viernes Abril 27, 2018

A. Barrales

 

A muchos llamó la atención lo dicho por el Jefe de Gobierno capitalino sobre que “Nunca lo vamos a negar, somos de esta ciudad, queremos a esta ciudad, queremos que le vaya bien y yo lo digo desde ahora. Quien esté, que le vaya bien a la ciudad, nada más que le vaya bien a la ciudad y ése es el único punto. Mi labor y mi tarea será esto, tender puentes, por eso no me interesa pelearme ni con A ni con B ni con C, que le sigan. Lo que me interesa más bien es construir”.

Así y bajo los rumores de que su principal operador político Héctor Serrano, trabaja también para Morena, Alejandra Barrales se queda sin  respaldo en sus aspiraciones de alcanzar el Gobierno de la Ciudad, que se antoja perdida frente a Claudia Sheimbaun.

Mancera, quien impulsó a Barrales, primero al ponerla como secretaria de Educación, en su gabinete, luego impulsándola a la presidencia del PRD y finalmente dando su aval para que fuera la candidata del Frente para la capital, parece velar ahora solo por sus propios intereses y por los de nadie más.

Sin filiación partidista, Mancera tiene al parecer asegurada una senaduría por el PAN que le daría fuero y permanencia política, además de buscar puentes con Morena, pero a Barrales se le cierran los espacios y más aún los respaldos políticos.

Con el apoyo de los restos del PRD, de la raquítica filiación panista en la capital y el suspiro de Movimiento Ciudadano, nada tiene que hacer en la competencia electoral, por más que aparezca en programas deportivos de gran auditoria, por los que incluso popdrían ser acusada de actos anticipados de campaña.

Ambientes y Barrios

A la priista Cynthia López Castro más le valdría declinar como candidata plurinominal a una diputación federal pues su postulación claramente viola lo dispuesto por el propio partido de que no poder ser de manera consecutiva legislador plurinominal dos veces, y ella accedió a la Asamblea Legislativa por esa vía, por más que alegue que alcanzó la curul por “primera minoría” (sic).  López Castro ya fue impugnada por su correligionaria Dunia Ludlow.

Nada claro aún en torno al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICD). Por un lado están las sospechas de corruptelas en torno a su construcción y por el otro su excesivo costo. Actualmente un nuevo crédito con la banca comercial de mil millones de pesos, según Federico Patiño Márquez, director del grupo aeroportuario, quien anticipó también el financiamiento por el mercado de valores, vía el Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura, conocido como Fibra E. Las cosas no están sencillas.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

23 de marzo de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar