Domingo Agosto 20, 2017

De los laberintos se sale por arriba

Autor: Emanuel Anguiano
Dirección: Emanuel Anguiano
Actuación: Cristina Alanís y Bernardo Zurita
 
Matar es una palabra infectada
Un thriller en teatro. Pretencioso anuncio me hizo acudir al estreno, ahí leí que la propuesta ya fue “Selección oficial de la 36° Muestra Nacional de Teatro” y “Selección oficial del Festival de Teatro de Nuevo León 2015”. El título sugiere otra mirada a una situación complicada, la imagen publicitaria evoca un grito, el espacio para la representación es un foro en cámara negra, íntimo, apenas para cuarenta espectadores.
La acción dramática se lleva dentro de una estación de radio cultural gubernamental; es decir que no puede haber locutores sino lectores de notas procesadas por la redacción al servicio del Estado. [¿El Estado de Derecho?]
Propuesta escénica Independiente que surge de las mentes de Emanuel Anguiano y Cristina Alanís, regiomontanos con identidad, quienes ya se han presentado en la prometedora Ciudad de México con proyectos anteriores, ahí se relacionaron con personalidades como David Gaitán quien los asesoró en la parte actoral para el proyecto que entonces traían. Ahora fueron apoyados por Boris Schoemann, no obstante se presentan en el Foro Shakespeare, en el Espacio Urgente 2, con un escenario de acaso seis metros por uno y medio, cuando ellos prepararon este montaje en una pasarela de ocho metros, mayor distancia con el espectador que podía apreciar el conjunto del escenario como una fotografía, precisamente por la distancia entre el público y el escenario.
Una hora veinte minutos bastan para ir de la risa franca provocada por el absurdo de la situación hasta que se acaba y deambulamos del miedo a la angustia y de la sin razón a la explicación, nos remitimos a películas (Pontipol, 2008 y Dead Air, 2009), a teorías apocalípticas, al virus mortal y a la racionalización de los hechos que no alcanzamos a comprender porque no los conocemos –sólo por desconocimiento- y, al conocerlos, somos impotentes de abarcar su complejidad, pero cuando se hace manifiesta al menos una posible salida del laberinto, una mirada desde otra perspectiva, un intento porque las personas experimentemos acciones que vacunen la inercia del silencio, ¿es posible quedarse callado? ¿Por qué desaparecen periodistas?
Ante un sistema que asigna estilos de vida -como si estos fueran modelos a seguir- incuestionables y únicos –cuando la gente sólo quiere trabajar y vivir en paz o vivir en paz gracias a su trabajo, simplemente vivir…
Puesta en escena ágil, divertida, con amable manejo del suspenso que, sin llegar al pastelazo o a las secuencias clásicas efectistas, arranca un grito y sacude a cada espectador. Sin dudarlo es una experiencia disfrutable y altamente recomendable –acaso como si el teatro fuera solamente diversión, acaso como si fuese su principal atractivo, aunque en un contexto hedonista hay que resaltarlo sobre todo cuando sin ser el fin, se logra el placer. El teatro es un espacio de percepción que comparte códigos, por tal es entendible, guste o no, se comprende lo que ahí ocurre.
Por ejemplo, si usted ha leído a Chomsky o a Humboldt, reconocerá los referentes, y si no los ha leído, simplemente disfrutará del momento imaginado.
Ahora bien, si la libertad de expresión en el país le amerita unos minutos de su valioso tiempo, permítame señalar que la situación de los comunicólogos o reporteros es apenas la punta del iceberg, es decir que se trata apenas de lo evidente cuando los medios masivos de comunicación son monopolios subsidiados, pero, ¿quién subsidia?
¿Y si dejamos de consumir tal producto, pasaría algo? México apenas tiene poco más de 119 millones de habitantes de los más de 7 mil millones de la población mundial, luego entonces ¿tendría impacto una acción mexicana?
Acuda al Foro Shakespeare y suba al Espacio Urgente 2 para ser testigo de una puesta en escena profesional, dinámica, con acciones contenidas y con una mirada posible en un contexto intoxicado por el miedo y la inmovilidad. Con apenas unas cajas, un micrófono de pedestal, una caja con las letras “Al Aire” y un gis, la producción se resuelve recreando el ambiente de una cabina de radio. El juego de palabras y el significado de cada una, la pregunta por el sentido de lo que decimos, el poder del lenguaje y una aportación para revalorarlo como una vía de comunicación que no mate, sino que bese, que el uso de la palabra no sea un medio de contagio, sino el vehículo para salir del virus de la ignorancia y de la malformación semántica. “Este no es el fin del mundo, apenas es el fin del día.”
 
Funciones: Martes 20:30hrs., hasta el 28 de junio
Teatro: Foro Shakespeare, Espacio Urgente 2
 
Localidad: $250°° general
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom