Miércoles Febrero 21, 2018

EduardoUtopía

Hacinamiento y baja calidad educativa

Con todo y la reforma “estructural” educativa que prácticamente arrancó con el sexenio, México cuenta con las escuelas más pequeñas de los países evaluados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, pero con los grupos escolares más grandes.
 
Hacinamiento es el vocablo que mejor define la situación que se vive o padece en los salones de clase mexicanos en la primaria, secundaria y bachillerato, de acuerdo con el Segundo estudio internacional sobre la enseñanza y el aprendizaje 2013 (Talis, por su siglas en inglés) que compara indicadores en la materia de 34 naciones.
 
El promedio de niños mexicanos en un salón de clase de primaria es de 26.3 contra 20.3 de los demás países evaluados. En la secundaria la situación es peor, 30.3 escolares en México contra 24.1 en el promedio de la OCDE.
 
Y en bachillerato México –sus gobernantes, políticas y programas de ayer y de hoy–, llega al extremo de meter en la misma aula a 33.9 estudiantes como promedio, mientras el estándar de la OCDE es de 24.1.
 
Las cifras del reporte muestran que mientras que se avanza en nivel escolar en el resto de los países de la OCDE el número de estudiantes por aula disminuye, mientras que en México ocurre exactamente lo contrario, notándose un cuello de botella en la cobertura, que se amplía en el nivel de preparatoria. “El tamaño del salón de clases es importante en el ámbito educativo, ya que se ha encontrado que las escuelas con menos alumnos presentan un mejor clima organizacional y sus estudiantes logran mejores resultados”, dice el estudio.
 
Mas el problema no es centralmente presupuestal, pues de acuerdo con el Reporte de capital humano del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), México está ubicado en el lugar 102 de los 124 países en los que evaluó la calidad de la educación en las escuelas primarias, en base a una radiografía que midió 46 indicadores.
 
Concluye que la calidad de la educación “es carente”, sobre todo en matemáticas y ciencias.
 
Señala que el gobierno mexicano “gasta 5.19% del producto interno bruto en educación, pero  la calidad contrasta con la de Chile y Uruguay –ambos ocupan el lugar 82 del ranking– y gastan en promedio 4.5% de su PIB en educación”. El reporte lo encabezan Finlandia, Noruega y Suiza.
 
Estos valiosos estudios no contemplan la sistémica corrupción como el aceite que hace funcionar el aparato político y educativo, desde la cúspide hasta la ancha base social de la pirámide. Baste de ejemplo que los subsecretarios que llevaron a cabo la reforma educativa de Enrique Peña, la OCDE (encabezada por José Ángel Gurría, el pensionado precoz de Nacional Financiera) y Emilio Chuayffet, fueron despedidos para colocar a los amigos mexiquenses sin importar experiencia y conocimientos, y asegurar así los grandes negocios de las adquisiciones públicas para beneficio privado.
 
En la víspera del Día del Maestro –la mitad estima que la sociedad no aprecia su labor–, el titular del Ejecutivo federal defendió ante los líderes oficialistas del magisterio su reforma educativa y los convocó, dos años después, a ser protagonistas de su materialización.
 
Líderes del SNTE debido al encarcelamiento de Elba Esther Gordillo, exjefa y amiga de Juan Díaz de la Torre, gracias a que la traicionó para encaramarse en el timón con la ayuda del gobierno que preside un señor que confunde con frecuencia capitales de los estados y convierte en entidades federativas a los municipios, a pesar de la maestría que cursó pero no se tituló, me explica un periodista acucioso en los grados académicos que ostentan los políticos.
 
Acuse de recibo
 
“Lo que deben insistir es que se tomen bien las averiguaciones de los policías detenidos y el culpable numero uno: el gobierno”. Lo anterior dicta la lectora Lilia Cárdenas a los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, con motivo del texto anterior, Diligencia con soldados de Iguala (13-V-15)… Sobre el mismo tema, comparto esta crítica: “Sea como sea, el uso irracional y excesivo de la policía no se justifica nunca, en ningún lado y por ningún motivo. Además, no digo que sea cierto, ¿pero qué culpa tendrían los trabajadores de San Quintín si los incitaron o engañaron algunos de la CNTE? ¿Por eso merecerían ser maltratados por la policía y a que no se les diera la razón en sus peticiones laborales?”… Como la lectora del puerto de Veracruz establece claramente “No es para publicar”, omito su nombre, pero contra la costumbre en este espacio de los lectores, subrayo que mi quehacer nada tiene que ver con justificar las conductas represivas de los tres órdenes de gobierno y sí con explicar políticas y sucesos contextualizándolos. En todo caso reconfirmo que mencionar prácticas vandálicas desde el movimiento social, incluso las hechas por infiltrados y provocadores como lo mencioné,  tiene incomprensiones o no supe hacerlo correctamente.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @IbarraAguirreEd

www.forumenlinea.com

www.facebook.com/forumenlinea

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utopía

Habemus candidatos presidenciales

Mensaje ominoso de Meade

solicitud-de-la-cidh-sobre-ayotzinapa

Educación, gobierno y profesores

Distintas varas de medir del secretario Nuño

Los mexicanos no creen en los jóvenes

Debate sobre la mariguana con piso disparejo

Un premio de Los Pinos para magnates

Trascendente paso de la Suprema Corte

"Y si yo estoy en Matamoros es por Dios"

Beneficiarios de la corrupción ahora la critican

La unidad de "todos los mexicanos"

La unidad de "todos los mexicanos"

La reacción ante Patricia, experiencia a repetir

De apagón e ineficacia pública y privada

Pobreza extrema y reformas que exige Gurría

Masacre silenciosa e invisible en México

Dos visiones sobre los derechos humanos

Cruzada de EPN contra el populismo

Cruzada de EPN contra el populismo

Desencuentro en el Museo Tecnológico

El anuncio de Juan M. Santos y Rodrigo Londoño

México, España y Estados Unidos

Alerta de Violencia de Género mexiquense

Muy lejos

Entre fantasmas y realidades

Compromiso de MAO: ¿Lo respetará el Ejército?

Por qué hasta ahora contra la CNTE y a fondo

De fiesta en USA y de luto en México

Nuevos rostros en el GDF

Simulaciones sobre Ayotzinapa

Sin hacer un solo disparo…

Desasosiego magisterial más allá de la CNTE

Evaluación en el GDF

Abatir delincuentes en horas de oscuridad

El protagonismo del general secretario

El pijama

La debacle que no reconocen sus autores

Doble discurso gubernamental

Evaluación educativa y linchamiento mediático

Determinación de la Suprema sin precedente

Una práctica ausente en los políticos

Voluntad política y estrategia para el hambre

De Milán a la ignorada precariedad mexicana

La cuarta fuerza electoral

Algunos mensajes de la jornada dominical

Víctor Manuel Camacho Solís

De la abstención activa al boicot electoral

La derrota capitalina que vaticinó Navarrete

En torno al “golpe de Estado electoral” PRI-PRD

Sistema Nacional Anticorrupción

Reporte de la OCDE que evidencia fracaso

Optimismo gubernamental con poco sustento

México no está en llamas

El diálogo entre MVS y Carmen Aristegui

Patrones que se rebelan y exigen más

Hacinamiento y baja calidad educativa

Diligencia con soldados de Iguala

Los orgullos de los mexicanos

Campañas en la recta final

“Nuestra dignidad y cuerpo no están en venta”

Más preguntas que respuestas de Rubido

Renovación de la justicia cotidiana

Diagnóstico certero y conducta inaceptable

La tortura creció como nunca en 2014

Robusta recuperación que no ve la IP

Obreros agrícolas sin derecho de audiencia

Negativa a reconocer los avances

Remembranzas: Una orden

Generalizada o no, la tortura es práctica ordinaria

Telmex, el monopolio que aún agravia

Campañas, medallitas y el juicio de la gente

Crisis generalizada en derechos humanos

México vuelve como potencia turística

Con Aristegui todos perdimos

Protestas civiles en cuarteles

El vendaval autoritario de María del Carmen

No entienden o les vale

“Les puedo decir que entendemos”

Propaganda para el círculo verde

Incomodidad gubernamental con el Papa

Los destructivos y los que desprestigian

Inconsistencias al por mayor en 2013

Recomendaciones del CED que molestan

¿Y la Estrategia de Seguridad Tamaulipas?

Buscan distanciar al Ejército del pueblo

Recorte presupuestal y programas sociales

El secretario Andrade investigará a su jefe

El señor de los relojes y el 7 de junio

Un debate obstruido desde Los Pinos

Contrastes que ilustran mucho

Sólo 28 renuncias al millonario PRD

La peor tortura

Defensa errática del Ejército

Ni iglesia ni burdel, partido político

Protestas civiles en instalaciones militares

Los cambios que no hubo en el gabinete

Don Julio

De la Casa Blanca local a la de Washington

Discurso presidencial sobre seguridad pública

EUA y Cuba: Una batalla incierta

La investigación pendiente en Iguala

Preguntas del “defensor del pueblo”

¡No me defiendas compadre!

Televisa se desmarca y EPN la aplaude

Que la justicia abarque a todos los Abarca

Reconstruir la imagen internacional de México

Comienza el tercer año con el pie izquierdo

Partido Comunista Mexicano: Hace 95 años

Decálogo por "¡Todos Somos Ayotzinapa!"

Nueva estrategia anticrimen o más de lo mismo

Tiempos y demandas por Los 43

Negociaciones pacificadoras en riesgo

“Urgimos a todas las partes a mantener la calma”

Juicios injustos sobre Sedena y Semar

“Esto apenas empieza”

Convocatoria muy oportuna

Correcciones a la estrategia

Un diálogo que apenas comienza

Ajustes sin ajustarManiobras políticas para "lavarse la cara"

Quiebra de una estrategia anticrimen

Del Parlamento Europeo al Financial Times

Propaganda, realidad y petróleo

Irritación a flor de piel en el cuerpo social

Don Francisco y su aggiornamento

Rectificación presidencial sobre Iguala, Guerrero

Gobernación e INEGI: ¿A quién creerle?

Reclamaciones a la banca oligopólica

Tortura y malos tratos fuera de control

La tensión entre lo real y lo ideal

Lo que oculta la danza de las cifras

Rigurosa selección para la Gendarmería

Optimismo desmesurado en el primer círculo

Una consulta ciudadana sobre energía

Nuevo ciclo escolar y viejos problemas

Triunfalismo mexicano, realismo estadunidense

Cifras alentadoras, deserciones preocupantes

Percepciones opuestas sobre la realidad

Salario mínimo de la miseria

"¡Traición a la patria!"

Interrogantes y denuncias michoacanas

De homicidios dolosos y hambre cero

Ilegalidades en la Durango-Mazatlán

Mucho trabajo para unos y nada para otros

Viejas y nuevas promesas presidenciales

Morena

Altísima desconfianza entre los mexicanos

Violencia, escuela pública

Acoso escolar

Economía, empleo y precepciones

El país no va por el rumbo correcto

Una orden presidencial

Videgaray Caso

EU - Cuba

Rezago educativo

Democracia política

Descubrimientos que los exhiben

Estrategia de Seguridad Tamaulipas

Tortura, una práctica generalizada