Flores de Bach, el equilibrio de
emociones trae un cuerpo sano
 
Las Flores de Bach son esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.
 
El Dr. Bach experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.
 
Cada una de las flores de Bach se asocia con un estado anímico básico. Se usa Mimulus, por ejemplo, cuando nos encontramos angustiados o sentimos miedo por algo específico. Tomar la flor nos ayuda a superar nuestro miedo y a enfrentarlo con valentía.
 
El Dr. Bach diseñó su sistema para hacerlo sencillo. Puede parecer desalentador al principio, pero cualquiera puede aprender a usarlo. Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.
 
Los remedios florales son compatibles y no sustituyen a otros tratamientos. Además, no tienen contraindicaciones, no hay riesgo de sobredosis, no inducen trastornos secundarios y no conllevan adicción. Se benefician de ellos adultos, mujeres embarazadas, recién nacidos, niños, animales y plantas.
 
 
 
Imprimir