Jueves Mayo 25, 2017

ENSAMBLE URBANO

Escudo Centro

El 23 de enero pasado el gobierno de la Ciudad de México inició aquí las acciones del denominado Escudo Centro ante la fuerte amenaza de incursiones o posicionamiento del crimen organizado en la capital del país.

Amplios sectores de la población respaldaron las medidas mientras otros advertían que eran insuficientes o, peor aún, tardías pues el crimen organizado ya operaba en el Distrito Federal.

El GDF ha sostenido que aquí no actúa ningún cártel sino solo bandas de narcomenudeo pero cada día son más los hechos delictivos (como el caso Heaven) que hacen pensar que la capital del país está más que penetrada.

En todas las delegaciones crece el hampa pero en Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Tlalpan son donde más signos de descomposición se presentan.

En las dos primeras son ya innumerables las afirmaciones de que hay extorsión a comerciantes, cobro de rentas por seguridad, amén de secuestros, robos a mano armada y asaltos.

En Tlalpan, antes de gran tranquilidad se han desatado asaltos, robos y secuestros en los pueblos San Miguel y Santo Tomás en la zona del Ajusco, así como en Topilejo, colindante al municipio Huitzilac, Morelos (donde el hampa reina campante) y el bosque de Tlalpan.

El secretario de Seguridad Pública del GDF, Jesús Rodríguez Almeida y el Procurador Rodolfo Ríos, nada han podido hacer para impedir el crecimiento delincuencial, ni tampoco los delegados Jesús Valencia, de Iztapalapa, Nora Arias, de Gustavo A. Madero y Maricela Contreras, de Tlalpan.

Y cómo poder hacer algo si el Escudo Centro, formalizado en abril del 2013, preveía operaciones conjuntas y coordinadas con los estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Guerrero, tres de los cuales (Edomex, Morelos y Guerrero) cuentan con los mayores índices de criminalidad. Con estos amigos, para que buscar enemigos.

Ambientes y Barrios

Rápida y efectiva la reacción del presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, al separar de su cargo al Oficial Mayor, Aarón Josué Ramos, en cuanto se conoció un audio en el que supuestamente mantiene relaciones con un narco. Haberlo aguantado en hubiera contaminado a toda la Asamblea, ya de por sí muy desgastada con las filtraciones de corrupciones de los asambleístas de todos los partidos.

A quien se le complicaron las cosas fue al secretario de Gobierno, Héctor Serrano, quien presumió de que los tres detenidos en la marcha del 1 de diciembre estaban plenamente identificados como autores de los daños a comercios, pero ahora que los estudiantes del Politécnico condicionaron el regreso a clases a su liberación, puede ser que los liberen por falta de méritos. ¿Entonces?

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar