Domingo Febrero 18, 2018

FernandoCÚPULA POLÍTICA

ESCALADA POR CORRUPTOS

Desde dentro y, desde fuera, el gobierno de Enrique Peña Nieto se enfrenta, nuevamente, a otra escalada de desprestigio, en el que el signo inequívoco es una manifiesta corrupción de quienes son parte de su gabinete o, simplemente, son miembros de la clase política priista a la que pertenece el Primer Mandatario.

Este domingo 8 de febrero, el diario New York Times publica el primero de un serie de cinco entregas de una investigación que realizó sobre los dueños de condominios que se las han arreglado para mantener su identidad oculta, al registrar sus propiedades en fideicomisos, sociedades de responsabilidad limitada u otras entidades que protegen su nombre.

En esta primera entrega, el NYT revela que a través de una o más empresas fantasmas, José Murat Casab, ex gobernador de Oaxaca, ex diputado federal, ex senador de la República, quien fuera artífice de los acuerdos cupulares del PRI, del cual es miembro desde décadas atrás, con los partidos de oposición como son el PRD, PAN y otros partidos políticos, para sacar adelante las reformas que se propuso Enrique Peña Nieto, adquirió al menos un departamento en los condominios Time Warner Center de Manhattan que tiene una vista privilegiada al Central Park.

El diario neoyorkino señala: José Murat Casab es "cabeza de una prominente familia política mexicana y ex gobernador de Oaxaca. Su hijo, Alejandro (Murat) dirige una agencia gubernamental de vivienda (Infonavit). Su familia ha adquirido media docena de propiedades en los Estados Unidos".

La cuarta parte de la investigación periodística, adelanta el influyente diario norteamericano, está dedicada a "los agentes del poder mexicano".
Naturalmente, en el reportaje van a salir otros nombres de prominentes políticos mexicanos. Esto se publicará el próximo 11 de febrero.

El departamento de José Murat Casab, el cual es el 74B fue comprado por una misteriosa entidad llamada 25CCSI74B a un precio de 15.65 millones de dólares (casi 230 millones de pesos, a precios actuales, aunque se adquirió en el año de 2010).

Evidentemente, estas informaciones van a provocar, otra vez, una ola más de desprestigio sobre la administración peñista y su clase política en el poder, situación que se verá agravada con la pifia en la que incurrió el Jefe del Ejecutivo y sus estrategas al designar a Virgilio Andrade, como titular de la Secretaría de la Función Pública, quien ya se deslindó de la encomienda que le hizo el Presidente Peña al nombrarlo para que investigase "conflicto de intereses" a quien lo designó, a su esposa, Angélica Rivera y a Luis Videgaray, secretario de Hacienda, al verse envuelto en escándalos con el constructor y mecenas del sexenio, propietario de Higa, quien recibió contratos por más de mil 200 millones de pesos, cuando fue gobernador del estado de México y otros más multimillonarios en lo que va del régimen presidencial actual.

Ha trascendido que en Los Pinos se ha trabajado con un grupo harvardiano que han diseñado la estrategia para combatir los ataques por la supuesta corrupción que hay en el régimen de Peña Nieto, por lo que ahora hay expectativa, de ¿qué se va a hacer con esta nueva escalada de presunta corrupción entre los priistas jubilados o padres de los funcionarios del gabinete como es Alejandro Murat, director del Infonavit.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cúpula Política