rfvDiario Ejecutivo

En su mensaje de 40 minutos titulado “Por un México en Paz, con Justicia, Unidad y Desarrollo”, el presidente Enrique Peña Nieto esbozó ayer una serie de acciones (más de las diez que mencionó inicialmente) para enfrentar el problema social que vive México a raíz de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el 26 de septiembre pasado.

En síntesis, se trató de un mensaje en el cual el presidente comprendió (o por lo menos intentó comprender) a la sociedad y un anuncio (con muchas acciones) que no es precisamente una respuesta a las inquietudes sociales.

Las palabras del presidente, por su importancia -dentro de la inmediatez y hacia futuro- valen la pena analizarse en los siguientes 15 puntos. 

1.- En primer lugar hay que mencionar el cambio de discurso, ya que el Presidente de México (ahora sí con altas por la investidura) manifestó –directa e indirectamente- que una de las raíces del descontento que han expresado las manifestaciones y marchas recientes, es la pobreza que se vive en el país.

2.-En ese sentido, el mensaje es importante, porque por primera vez en muchos años se alude directamente al México Real como foco incluso de la violencia, al presentarse situaciones de iniquidad que resultan indignantes para los mexicanos.

3.-El reconocimiento de que la pobreza es parte fundamental de la violencia aminora y hasta elimina la idea de que el crimen organizado es la fuente de todos los males del país y centra a la injusticia social como generadora conflictos sociales.

4.-Parece ser que antes del discurso, Peña Nieto fue informado de que existe un malestar social que rebasa al caso Ayotzinapa y que las marchas y manifestaciones pueden crecer aún más, bajo el ícono de los maestros desparecidos, pero con muchas otras demandas bajo el brazo. Por eso, intentó dar una respuesta al descontento.

5.-Fuera de este mensaje que, en principio, es saludable para la justicia, la economía y la política del país, hay muchos otros puntos que deben ser analizados a futuro. Comenzando por una pregunta ¿de dónde saldrán los recursos para todo este programa de acciones ahora que el petróleo está en su precio más bajo de años recientes?

6.- Vale la pena mencionar también que la pobreza no sólo está en los tres (o cuatro) estados del sur mencionados (Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca), sino también en el norte del país, en las entidades que él mismo calificó como exitosas. Valga nada más ver la pobreza de tarahumaras en Chihuahua o la forma en que se han maltratado a los yaquis en Sonora.

7.- La medición del producto interno bruto por habitante que mencionó como sustento principal de la pobreza, no son precisamente los más confiables. Basta mencionar que entre los cinco estados con mayor PIB per cápita se encuentran dos entidades sureñas (Campeche y Tabasco, por el dinero petrolero).

8.-Las tres zonas económicas especiales que se crearán suenan bien en principio, pero hay que analizar si la iniciativa privada realmente buscará en ellas mejorar el nivel de vida de los ciudadanos que podrían resultar beneficiados o únicamente hacer negocio al amparo de bajos salarios.

9.-El hecho de prácticamente eliminar a las policías municipales y crear una especie de mando único en cada entidad ¿no dará lugar a cacicazgos estatales a futuro que sean imposibles de controlar por parte de los ciudadanos y del mismo Poder Ejecutivo Federal?

10.-La desvinculación del salario mínimo de algunos indicadores económicos es una vieja demanda de la iniciativa privada. ¿No será un principio para la posterior eliminación del salario mínimo y así dejar a los empresarios el manejo discrecional de los sueldos como sucede ya en la actualidad, lo que fortalece precisamente la iniquidad y la pobreza?

11.-El apoyo al campo mencionado en las acciones, seguramente obedece a la posibilidad, como lo han manifestado incluso hasta los empresarios agropecuarios, de que haya un estallido social por los bajos precios de los granos, principalmente del maíz.

12.- ¿Cuál será el papel de la sociedad en todo este cúmulo de acciones? ¿Hay algún resquicio de que la sociedad pueda participar más activamente en todo este proceso anunciado por el presidente Peña Nieto?

13.- ¿Serán el discurso y las acciones presentadas capaces de desactivar el descontento creciente que se ha manifestado recientemente a través de las marchas?

14.- ¿Estarán contentos los alcaldes de México con la eliminación de una de sus principales responsabilidades y con la reducción de capacidades de lo que durante muchos años se llamó “Municipio Libre”?.

15.-En términos generales tanto las acciones como el mensaje tienen una carga positiva para un posible desarrollo futuro del país, pero ¿podrá algún día reducirse la pobreza sin eliminar el desmedido afán de lucro del sector empresarial mexicano que ha dado lugar precisamente a la grave iniquidad social que se vive en el país?

En fin, se trató de un discurso con características históricas, pero con algunos claroscuros que podrán irse desdibujando en los próximos días. Como dice el filósofo del metro: De la preocupación a la ocupación hay un paso que no se llena con palabras.

 

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo."> 

Imprimir