Sábado Junio 24, 2017

 ENSAMBLE URBANO

El D.F. aún vive

En eso de la Reforma Política del Distrito Federal, “a alguien se chamaquearon”, dijera el senador Mario Delgado, presidente de la Comisión del D.F. en el Senado.
Y en efecto el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ya festinaba el nacimiento de su gran hijo, de su mayor (¿o único?) triunfo político, que lo  catapultara como el fuerte candidato de la izquierda nacional a la Presidencia de la República.
 
A duras penas y con mínima votación se alcanzó el miércoles pasado en el Senado de la República la aprobación del dictamen correspondiente a la Reforma Política que pasaría a la Cámara de Diputados para ser aprobada al día siguiente vía fast trrack y así dar paso al nacimiento de la Ciudad de México y a la sepultura del Distrito Federal.
 
Sin embargo, lo que parecía línea política, no lo fue y el titular del GDF se quedó con la ilusión de su triunfo político que además le serviría de palanca electorera en este proceso comicial del 7 de junio.
 
Pero en la Cámara de Diputados mandaron la minuta de la Reforma Política capitalina a la congeladora, perdón a comisiones para ser estudiada, discutida y en su caso aprobada para enviarla al pleno camaral en alguna otra ocasión, porque en este último periodo ordinario de sesiones de la presente Legislatura ya no tenía cabida.
 
La frustración de Mancera fue mayúscula, quizá le creyó al líder senatorial  priísta, Emilio Gamboa, de que todo fue por el rechazo a la minuta de su contraparte en la Cámara Baja, Manlio Fabio Beltrones; quizá le creyó a Manlio decir que no podían aprobar reforma de tal magnitud en 24 horas o quizá creyó la versión de que el gobierno no pudo doblegar la oposición del PAN a estos cambios legislativos.
 
Lo cierto es que por enésima ocasión el gobierno del presidente Peña Nieto incumple con Mancera en el pacto político establecido de dar al Distrito Federal una reforma que lo equipare con los estados libres y soberanos que marca la Constitución.
 
Por lo pronto habrá que esperar mejores condiciones para la reforma, difícilmente se logrará sacarla en un periodo extraordinario como lo pronostica Gamboa Patrón y para la integración de la próxima legislatura en Diputados, ya es otro cantar, dependerá de la futura conformación y del real interés que pudiese existir de cumplir con ese compromiso establecido entre los gobiernos Federal y local.
 
En el fondo nada se pierde, la Reforma Política aprobada y cacareada nada sustancial aporta a la vida de los capitalinos, salvo la desaparición de las Delegaciones con el surgimiento de Alcaldías, y la muerte del Distrito Federal para dar lugar al nacimiento de la Ciudad de México, eufemismos puros.
 
Ambientes y Barrios
 
Con todas sus letras Marcelo Ebrard acusó al Presidente Peña de la revocación de su candidatura de Diputado Federal por el Movimiento Ciudadano: "No hay que confundirnos. El promovente de esto se llama Enrique Peña Nieto, y los operadores son el secretario de gobernación y otros actores", dijo el ex Jefe de Gobierno capitalino. No es difícil de creer tal aseveración dado el coraje que provocó en Los Pinos las revelaciones de la propiedad de la Casa Blanca de Angélica Rivera, que muchos sostienen fueron filtradas por el político hoy caído en desgracia, no solo por la pérdida de registro sino principalmente por las acusaciones en su contra por las garrafales fallas en la Línea 12, la otrora joya de la corona de las obras pública de su gobierno en el D.F.
 
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar